Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

¿Pesebres en centros de Osasunbidea?

Jon Apalategi Lasa Médico de familia - Jueves, 21 de Diciembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Llegadas estas fechas proliferan representaciones de un nacimiento, mediante figuras colocadas en un pesebre, en centros sanitarios, escuelas, ayuntamientos y múltiples locales públicos.

Quienes se encargan de hacerlo, ¿por qué lo hacen? En general dicen hacerlo porque gusta a los niños-as, a los enfermos-as, a la gente...

La motivación no parece ser entonces del todo católica, pues parece que no lo hacen (o lo ocultan) para celebrar y propagar los dogmas católicos a una población tan vulnerable como la que acuden a los centros. En las representaciones de los pesebres se representan y se relatan dogmas católicos como hechos reales: la anunciación, los ángeles y espíritus, la virginidad de una madre, un dios que nace... cuando la realidad histórica no tiene nada que ver: los escritos de la época no demuestran tales sucesos. En Belén el lugar es una cueva, no ocurrió hace 2017 años (el Papa erró en los cálculos), ni los Reyes Magos parece que lo fueran.

Tampoco representan características de Belén, localidad palestina asediada mediante murallas y controles militares por el gobierno sionista israelí, que impide el libre tránsito de sus ciudadanos-as (los-las israelíes tienen prohibido visitarlo) y el comercio.

La representación no tiene características de un cuento de Navidad al uso, ¿o sí? ¿Entonces por qué no ponemos otros más bonitos y de nuestro entorno? No hace mucho, teníamos en las consultas médicas un crucifijo, incluso imágenes del dictador… ¿cómo conseguimos retirarlas? También eran tradición.

Las celebraciones y representaciones de este estilo, con sus componentes de irracionalidad y misterio, se enfrentan al pleno desarrollo racional de las personas, en su libertad de actuación solidaria y ética, tan necesarios en el ámbito de la salud y la educación.

Me pregunto si la laicidad que debe defender nuestro gobierno, esto es, el evitar actuaciones que impliquen la intrusión de entidades religiosas, extrañas al buen hacer, en sus deberes públicos, se cumple en nuestro entorno. Los calendarios festivos también están llenos de celebraciones cristianas. ¿No deberíamos avanzar en este sentido? Porque no parece que las respuestas que nos da la dirección nos lleven a nada.

Herramientas de Contenido