Café bebido

Menos lobos

Por Reyes Ilintxeta - Jueves, 21 de Diciembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

en más de la mitad de los hogares de Huarte donde vive más de una persona, hay uno o más miembros que hablan euskera. En el 54,1% de las casas, concretamente. En Burlada ocurre lo mismo en el 48,4% de los hogares y en Aranguren en más de un tercio (36,7%). Estos son algunos de los datos que recoge la encuesta sociolingüística que los ayuntamientos de Aranguren, Berrioplano, Burlada, Esteribar y Huarte realizaron el año pasado entre sus habitantes y sobre el que han publicado un reportaje en la estupenda revista Ze Berri? Más datos interesantes: por edades, en el tramo 16-30 años el número de personas bilingües en Esteribar llegan al 62,7 % y en Huarte al 50,6 %. Por detrás se sitúan Aranguren (35,1 %), Burlada (35,0%) y Berrioplano (16,4 %). Otro dato significativo que nos puede ayudar a conocer la tendencia de estas poblaciones es el referido a la matriculación en modelo D en Educación Infantil. Ahí, Huarte vuelve a destacar con el 43% de los niños y niñas en este modelo. No estamos hablando de Goizueta ni de Etxarri Aranatz, sino de municipios de la Comarca de Pamplona o cercanos a ella. El euskera no es algo tan ajeno, lejano y desconocido como algunos se empeñan en hacernos creer. Está presente en miles de familias navarras porque así lo desean. Por el contrario, vemos que preguntados por la valoración que hacen sobre la labor que realizan los ayuntamientos en torno al euskera, son clara minoría los que dicen que se debería hacer algo o mucho menos en favor de esta lengua (sólo el 5,9 % en Aranguren, 8,7% en Berrioplano, 4,3% en Burlada, 5,1% en Esteribar y 6,1% en Huarte.) No parece que la gente esté muy agobiada por la “imposición” del euskera, ¿no?