Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
navarra 16.439 personas, un aumento del 10,4%

Cáritas Navarra ha atendido en 2017 a 6.636 familias, un 7,5% más

Destaca que desde 2013 el número de atenciones iba a la baja, en 2016 este descenso se redujo, y en 2017 ha variado la tendencia

EFE - Jueves, 21 de Diciembre de 2017 - Actualizado a las 11:07h

Una persona buscando dentro de un contenedor de basura en Pamplona.

Una persona buscando dentro de un contenedor de basura en Pamplona. (Patxi Cascante)

Galería Noticia

Una persona buscando dentro de un contenedor de basura en Pamplona.Ángel Iriarte, director de Cáritas.

PAMPLONA. Cáritas ha atendido en Navarra lo largo de este año a 6.636 familias, lo que supone un incremento del 7,5% respecto al año pasado, y a un total de 16.439 personas, con un aumento del 10,4%, al tiempo que ha detectado un problema de acceso a la vivienda que está provocando "exclusión".

Según los datos ofrecido hoy por la organización, las unidades familiares con menores atendidas ha pasado de 2.158 a 2.376 y las familias monoparentales, que en 2016 bajaron, ha subido de 839 a 967.

Además en el proceso de acompañamiento Cáritas ha atendido a 174 personas;en el residencial a 76, un 31 % menos, por problemas con las viviendas;en el ocupacional a 250, con una subida del 6,4%;y en el comedor a 253, casi un 8 % por encima de 2016.

Por su parte el Centro de Día San Miguel ha prestado servicios a 146 usuarios, algo menos que el año anterior, y el Servicio de Empleo ha atendido a 2.360 personas y cerrado hasta noviembre 274 contratos de trabajo.

Cáritas destaca que desde el año 2013 el número de unidades familiares atendidas iba disminuyendo, aunque en 2016 este descenso se redujo, y ha sido en 2017 cuando ha variado la tendencia.

El año pasado también se dio un cambio de tendencia en el número de personas que acudían a Cáritas por primera vez, ya que aumentó la cifra en dos décimas, y en 2017 este cambio se ha confirmado ya que el incremento ha llegado a los dos puntos y representan ya el 32 % del total.

Además se consolida también el cambio de tendencia apuntado el año pasado en cuento a la procedencia de estas personas, ya que casi el 40 % (2.310) llega directamente de su país de origen.

También sigue en aumento el número de personas "sin papeles", que pasa del 14 % del total de atendidos en 2016 al 19 % en 2017, y llega al 33 % entre las personas atendidas por primera vez (710).

De igual forma Cáritas observa que se consolida el cambio de tendencia en la proporción entre nacionales y extranjeros atendidos, que pasan del 38,32% los nacionales y 61,68% los extranjeros en 2016 a 35,68% y 64,32% en 2017.

La organización alerta asimismo del problema que se está registrando con las viviendas, y de ahí el descenso del 31 % en las personas tendidas en el proceso residencial.

"La razón fundamental es la imposibilidad de nuestra gente de acceder a la vivienda, lo que provoca el colapso de nuestros recursos residenciales", dice Cáritas, y explica que cuando una familia entra en su residencia o en uno de nuestros pisos tutelados es para cubrir "una etapa en espera de un alquiler que puedan sostener", pero "si no hay alquileres a su alcance no pueden salir de nuestro recurso y, si los que están no salen, no podemos atender a otros".

De forma paralela advierte de que no hay viviendas para dar continuidad al programa VAIS, que ha funcionado "muy bien" en años pasados y es "imprescindible hoy", ya que para acceder a un alquiler parece que no sirve la renta garantizada o una nómina humilde y no indefinida, y además se exigen dos o tres meses de fianza y el arrendamiento no baja de 600 euros.

Y así "se está dando una verdadera exclusión" que hace aumentar el número de familias que tienen que vivir en una habitación, con todos los problemas que esto provoca sobre todo a los menores.

la conclusión de Cáritas es que "las políticas de vivienda no están funcionando" y "urge que las VPO sean de alquiler" y que las actuaciones no sean sobre ingresos mínimos sino tengan en cuenta también empleo, vivienda y salud, en especial salud mental.