Aranzadi anuncia que apoyará el presupuesto pero sigue planteando objeciones al proyecto

En un comunicado considera que las cuentas de 2018 “tendrían que haber ido más allá”
Acaba hoy el plazo dado por el alcalde para la rectificación de sus socios después de la abstención de la edil Berro

Kepa García - Jueves, 21 de Diciembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

De izquierda a derecha, Manuel Millera, Armando Cuenca y Laura Berro, los ediles de Aranzadi.

De izquierda a derecha, Manuel Millera, Armando Cuenca y Laura Berro, los ediles de Aranzadi. (Unai Beroiz)

Galería Noticia

De izquierda a derecha, Manuel Millera, Armando Cuenca y Laura Berro, los ediles de Aranzadi.

PAMPLONA- Aranzadi garantizó ayer a través de un comunicado que apoyará losPresupuestos para 2018 que inician hoy su tramitación, pero sigue planteando algunas objeciones al proyecto presentado, como sucedió el lunes en la Junta de Gobierno Local, donde la abstención de uno de sus dos representantes generó el enfado de sus socios y la exigencia del alcalde Joseba Asiron de una rectificación inmediata.

El argumento esgrimido por Aranzadi para no apoyar el presupuesto es doble: que no recoge una partida destinada al área de Movilidad para habilitar un carril bici en la zona del Labrit que conecte con los barrios del norte (Txantrea y Rochapea) y que sus bases no han dado el visto bueno al proyecto presentado.

El nuevo comunicado de Aranzadi llegó ayer por la tarde, horas antes de que termine el plazo que el alcalde ha dado para que esta formación respalde de forma unánime las cuentas del año que viene, al entender que no hacerlo supondría oponerse al proyecto más importante del Ayuntamiento y en el que se va a basar la acción de gobierno en el tercer año de legislatura.

Si no había rectificación y apoyo total a los Presupuestos, Asiron avisó que no podrían continuar en el equipo municipal, donde Aranzadi dirige las áreas de Movilidad y Ecología Urbana (Armando Cuenca), Igualdad (Laura Berro) y Participación Ciudadana (Manuel Millera).

En el comunicado remitido por Aranzadi -ayer, por segundo día consecutivo, no fue posible conocer la valoración de ninguno de sus representantes- la formación reconoce la confusión creada por la abstención inicial de Laura Berro en la Junta de Gobierno Local del lunes y garantiza que “los Presupuestos salen adelante para profundizar el cambio”.

También cita su compromiso con el acuerdo programático, aunque mantiene sus objeciones al proyecto presupuestario que el cuatripartito ha venido negociando en las últimas semanas. “No podemos ser complacientes con unos presupuestos que, en nuestra opinión y desde la defensa de la autonomía municipal, tendrían que haber ido más allá”.

Aranzadi defiende su derecho a la discrepancia y reclama a sus compañeros de viaje “calma y serenidad”. Ante las tensiones internas surgidas en los últimos día, en el comunicado se asegura que “nuestro apoyo no es, ahora mismo, objeto de debate ya que los presupuestos siguen su curso”.

Por último, la agrupación de electores se remite a la decisión que sus bases adopten en una asamblea convocada mañana en el Condestable, en la que tendrán que ratificar este acuerdo.

la oposición saca provechoHabrá que ver cuál es la reacción que la respuesta de Aranzadi genera entre los socios mayoritarios -I-E quitó hierro a las diferencias desde el primer momento- y si cumple con las exigencias que planteó Asiron para arreglar la situación interna, que ayer por la mañana vivió una nueva tormenta.

La aprobación de una iniciativa de UPN sobre el tren de alta velocidad aprovechando la ausencia en la comisión de Urbanismo del representante de Aranzadi y la de I-E fue el detonante que sirvió para enturbiar un poco más las relaciones entre los socios del equipo de Gobierno.

La edil Edurne Eguino justificó ante sus compañeros del cuatripartito que no asistiera a la sesión, no así el representante de Aranzadi en dicha comisión, Armando Cuenca, lo que supuso una nueva demostración de que las relaciones internas no atraviesan ahora por su mejor momento.

Conscientes de la situación y de que se encontraban en mayoría, los grupos de la oposición no dejaron pasar la oportunidad y antes de que alguno de los ausentes llegara a tiempo de participar en la votación forzaron la votación. Para lograrlo, tanto Juan Jose Echeverría (UPN) como Maite Esporrín (PSN) limitaron al máximo el número y el tiempo de sus intervenciones para no dar margen a un cambio de la mayoría que había en ese momento.

El resultado fue que la iniciativa salió adelante con los cuatro votos a favor de los regionalistas y el de los socialistas, frente a los cuatro del equipo de Gobierno (dos EH Bildu y dos Geroa Bai).

En la declaración, que carece de efectos prácticos por tratarse de un asunto supramunicipal, se acuerda “apoyar el desarrollo de un corredor de alta velocidad que una Navarra con el Mediterráneo, a través de Zaragoza, y con Europa, a través de la denominada Y vasca, y para ello la planificación realizada desde ADIF para el período 2018-2023 que incluye el inicio de las obras en los tramos Villafranca-Peralta y Peralta-Olite en el 2018”.

Se menciona también que “dicho corredor ha de sustentarse en una nueva plataforma ferroviaria, de doble vía, con ancho internacional, para pasajeros y mercancías y con capacidad suficiente”. Por último, se aprobó “dar traslado del presente acuerdo al Parlamento de Navarra, así como al Ejecutivo Foral”.

La aprobación de una iniciativa de la oposición no es nueva en la legislatura, como tampoco lo ha sido la ausencia de algún representante del equipo de Gobierno, lo que puede provocar un empate en las votaciones, solventado por el voto de calidad de la presidencia de la comisión de turno. Lo que no había sucedido era una ausencia doble en la bancada del cuatripartito en una declaración que exigía votación como la de ayer.