se ha realizado la Maniobra Derché

Pamplona se prepara para recibir a los Reyes Magos

Operarios comprueban en el Portal de Francia el sistema que eleva el tablero de madera que permite acceder al Casco Viejo

noticiasdenavarra.com - Jueves, 21 de Diciembre de 2017 - Actualizado a las 11:46h

Operarios comprueban en el Portal de Francia el sistema que eleva el tablero de madera que permite el acceso al Casco Histórico.

Operarios comprueban en el Portal de Francia el sistema que eleva el tablero de madera que permite el acceso al Casco Histórico. (CEDIDA)

Galería Noticia

Operarios comprueban en el Portal de Francia el sistema que eleva el tablero de madera que permite el acceso al Casco Histórico.

PAMPLONA. Esta mañana técnicos municipales, representantes de la Asociación de Cabalgata de Reyes, de la Carpintería Hermanos Aldaz y de la metalistería Talleres Marcotegui, han acudido al Portal de Francia para comprobar el funcionamiento del sistema que eleva el tablero de madera que permite el acceso al Casco Histórico.

Este portal es una de las seis puertas del perímetro amurallado, sin contar con las dos que franquean el acceso a la Ciudadela (la de la avenida del Ejército y la Puerta del Socorro) y la única que se mantienen en su emplazamiento original. El Portal de Francia está compuesto por dos arcos diferentes que se disponen sucesivamente. El tablero está en el arco más exterior, que data de 1753, y los mecanismos (rueda, espiral, polea, cadena y contrapesos) se aprecian bajo una bóveda-tejadillo de ladrillo de arco rebajado. Los distintos operarios han verificado hoy sobre el terreno el estado del sistema, engrasándolo y revisando sus partes y, por último, han realizado de forma completa la ‘Maniobra de Derché’, que iza y baja el tablero.

Cada uno de los dos contrapesos de hierro y plomo que tiene el puente levadizo pesan 645 kilos, y el tablero que levantan pesa 1.824 kilos. Durante el año el tablero esta inmovilizado y el mecanismo está bloqueado con pasadores y candados, por lo que hoy, además de comprobar el funcionamiento, se han engrasado los cojinetes que lo permiten. Esta mañana, además, habrá que intervenir sobre el escudo que se conserva en el frontis del portal más exterior. Es un escudo simplificado de España (lleva las armas de Castilla y León y el escusón central con las flores de lis de los Borbones, sin incluir los escudos de los Reinos de Navarra y Aragón, una composición similar a la de la Puerta de Socorro de la Ciudadela). Por segundo año consecutivo ese elemento ha sufrido los estragos del vandalismo y presenta manchas de pintura roja. Operarios especializados bajo la dirección de la empresa de restauración Sagarte se encargarán de que el escudo quede limpio en las próximas horas.

Portales y maniobra Derché

El sistema Derché proviene del último tercio del siglo XIX y su nombre responde al de su inventor. Es una modalidad de los llamados “puentes de cadena” que se instalaron en sustitución de las antiguas palancas basculantes de madera, llamadas flechas, de origen medieval. Hasta 1915 por las noches esos puentes levadizos se alzaban para cerrar la ciudad. Según el historiador y experto en las murallas de Pamplona, Juan José Martinena, a tenor las fotos históricas y los planos militares consultados, la Maniobra Derché se instalaría en los portales de Taconera y San Nicolás, en 1875;en Portal Nuevo y la desaparecida puerta de Tejería en 1881 y también habría estado vigente en el hoy inexistente portal de Rochapea, gemelo del de Francia. Todos ello, según Martinena, habrían presentado tableros levadizos y estaban equipados, además, con portones de doble hoja que se aseguraban por el interior. A raíz de los elementos materiales y la documentación fotográfica que presentan las diversas puertas, en la actualidad los expertos piensan que también los dos dinteles exteriores de la llamada ‘Puerta del Socorro’ de la Ciudadela pudieran haber albergado mecanismos para realizar la Maniobra Derché.

Los emplazamientos

Hoy en su emplazamiento original solo se ha conservado el Portal de Francia. Las puertas restantes desaparecieron de sus ubicaciones, algunas incluso antes del propio derribo de las murallas, comenzando por los desmontajes de los de Taconera (en 1906) y San Nicolás (1907), y el derribo del Portal Nuevo (el actual es muy posterior, obra de Víctor Eusa). En 1914 se derribó completamente el Portal de Rochapea y en 1918 el de Tejería, junto con su frente amurallado, en lo que se conoció como el derribo de las murallas. Habrá que esperar un tiempo a que se reubiquen los dos inicialmente desmontados. El de San Nicolás se reconstruyó en 1929 en la actual calle Bosquecillo (dando entrada al parque) y el llamado Portal de Taconera se volvió a montar en su espacio original en 2002.