en el estadio Abanca-Riazor

Derbi gallego de máxima rivalidad en horas bajas para despedir el año

EFE - Viernes, 22 de Diciembre de 2017 - Actualizado a las 15:23h

El RC Deportivo y el RC Celta de Vigo clausurarán el año 2017 en LaLiga Santander.

El RC Deportivo y el RC Celta de Vigo clausurarán el año 2017 en LaLiga Santander. (EFE)

Galería Noticia

El RC Deportivo y el RC Celta de Vigo clausurarán el año 2017 en LaLiga Santander.

A Coruña/Vigo. El RC Deportivo y el RC Celta de Vigo clausurarán el año 2017 en LaLiga Santander con un duelo de máxima rivalidad regional en el estadio Abanca-Riazor, al que llegan en horas bajas tras sus últimos traspiés y con el objetivo compartido de marcharse de vacaciones en una situación más tranquila y con el plus que supone derrotar al eterno rival.

El conjunto coruñés afrontará el partido, que ha sido declarado de alto riesgo, desde las posiciones de descenso, a las que cayó este jueves tras la victoria del Alavés ante el Málaga (1-0), resultado con el que los vitorianos han alcanzado a los deportivistas en puntuación y les han superado en la clasificación por la diferencia de goles general.

Puestos: Deportivo (17º 15 puntos). Celta (13º 18 puntos).

Estar en esa zona de la tabla supone una presión extra para los blanquiazules, que necesitan, como mínimo, puntuar para no tomar el turrón con la amargura de ocupar una de las posiciones que conducen a Segunda División y que, en caso de sumar los tres puntos, cogerán al Celta.

El Deportivo, que había adquirido confianza con su victoria como local ante el Leganés (1-0) en el primer partido en que logró dejar la portería a cero con Cristóbal Parralo como entrenador, se estrelló después en el Camp Nou ante el FC Barcelona, que le endosó cuatro goles, falló un penalti y estrelló cinco balones en el poste.

La clave: La presión del Deportivo al estar en posiciones de descenso tras la victoria del Alavés ante el Málaga este miércoles.

El técnico, que vivirá su primer derbi gallego, apostará por el mismo once que se impuso al Barcelona con solo un cambio: la entrada del portugués Luisinho por Fernando Navarro en el lateral izquierdo.

La referencia del Deportivo en ataque será Lucas Pérez, que estará arropado por el turco Emre Çolak, Carles Gil y Adrián López.

Los blanquiazules, que perdieron los tres derbis de la temporada pasada (dos oficiales y un amistoso), tratarán de reconducir el rumbo para desnivelar a su favor el balance de los derbis gallegos en la máxima categoría, que está igualado.

Si el partido es importante para el Deportivo, qué decir para el Celta. Después de jugar la semifinal de la Europa League y la Copa del Rey la pasada temporada, el equipo vigués no termina de engancharse a la pelea por los puestos europeos. Transmite buenas sensaciones pero los resultados no están acompañando.

En el vestuario celeste, por ello, nadie esconde la importancia de gana. Ni Juan Carlos Unzué, que vivirá su primer clásico del fútbol gallego, ni los jugadores. Repetir el triunfo del año pasado en Riazor daría mucha tranquilidad al equipo, que se alejaría de la zona peligrosa;y, sobre todo, sería una inyección de moral para afrontar el exigente arranque de 2018.

El Celta viene de sumar un solo punto de los últimos nueve en juego pero recupera a dos de sus pilares, el lateral derecho Hugo Mallo y el internacional español Iago Aspas. La vuelta del delantero es la mejor noticia para el celtismo. La pasada temporada se sacó un peso de encima al marcarle su primer gol al eterno rival en Balaídos;en el choque Riazor volvió a ser decisivo.

Unzué, pese a las últimas derrotas ante Valencia y Villarreal, seguirá apostando por el mismo once. La única duda está en el centro del campo: Tucu Hernández y Jozabed optan a acompañar a Lobotka en la zona de creación, con el danés Wass tirado a la banda derecha y su compatriota Pione Sisto a la izquierda.

En la línea defensiva tampoco se esperan sorpresas. Hugo Mallo recuperará su puesto en el lateral derecho;Jonny es indiscutible en el izquierdo;y la pareja Sergi Gómez-Cabral se ha afianzado en las últimas semanas. Rubén Blanco se mantendrá como portero y la dupla Aspas- Maxi Gómez en punta.

Alineaciones probables:

Deportivo: Rubén Martínez;Juanfran, Schär, Sidnei, Luisinho;Guilherme, Borges;Carles Gil, Emre Çolak, Adrián López;y Lucas Pérez.

Celta: Rubén;Hugo Mallo, Sergi Gómez, Cabral, Jonny;Wass, Lobotka, Hernández, Pione Sisto;Aspas y Maxi Gómez.

Árbitro: Undiano Mallenco, del colegio navarro.

Campo: Abanca-Riazor.

Hora: Sábado, 18.30 horas.