Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

La charla

Feliz pistoletazo

Por Álvaro Meoqui - Viernes, 22 de Diciembre de 2017 - Actualizado a las 06:11h

Galería Noticia

aunque el turrón y otros productos navideños se empiecen a vender desde casi septiembre, las Navidades empiezan hoy. La famosa lotería da el pistoletazo y las vacaciones de los estudiantes ponen el ruido por las calles que junto con esas luces hacen que estos días sean especiales. A mucha gente no le gustan, quizá por eso, porque son días especiales.

Aunque yo no tengo vacaciones, también las empiezo hoy. Tengo mi comida de empresa y como la lotería no me toca nunca, ese es mi pistoletazo. Estas famosas comidas o cenas tienen también algo de especial, los compañeros de batalla de todo el año sacan el juerguista que llevan dentro y el rato merece la pena. En algunas de ellas la presencia del jefe o jefa hace que el primer chiste cueste un poco más, pero con un buen vino, al final todo se iguala.

Siempre hemos escuchado que los equipos de fútbol también hacen cenas de este tipo para conjurar cosas o simplemente para lo que se llama hacer más equipo. Famosas fueron aquellas cenas del Barça de Cruyff, el dream team se juntaba a menudo y el buen ambiente se reflejaba después en el campo.

Los entrenadores consideramos ese tema muy importante para el buen funcionamiento de un equipo y quien les escribe lo considera fundamental. Este tipo de reuniones alrededor de una mesa aumentan la cohesión del grupo. Esto se refleja en la tendencia de los miembros del equipo a estar mucho más unidos en la persecución de sus objetivos.

Los equipos profesionales hacen sus cenas y sus eventos de cuando en vez, pero los equipos regionales somos mucho más intensos en el tema. Raro es el equipo que no se junta los viernes para cenar. Un par de huevos fritos con algo por encima son una buena cohesión para contar cómo ha ido la semana y saber un poquito del otro.

Siempre que puedo voy a esas cenas, me quito mi traje de entrenador y hago el primer chiste. Mucho no se ríen, pero la cohesión seguro que aumenta. Feliz pistoletazo.

El autor es técnico deportivo superior

Herramientas de Contenido

Últimas Noticias Multimedia