Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Navarra en pantalla grande

La publicación ‘Los cines de Navarra, 1940-1990’ reúne los cinematógrafos forales de la segunda mitad del siglo XX en un catálogo documentado con fechas, fotografías, planos y objetos como entradas, carteles y programas de la época.

Un reportaje de Ana Jiménez. Fotografía Mikel Saiz - Viernes, 22 de Diciembre de 2017 - Actualizado a las 06:11h

Francisco Benavent, Cristina Leza, Alberto Cañada, Javier Torrens y Amaia Prat, autores de la publicación.

Francisco Benavent, Cristina Leza, Alberto Cañada, Javier Torrens y Amaia Prat, autores de la publicación.

Galería Noticia

  • Francisco Benavent, Cristina Leza, Alberto Cañada, Javier Torrens y Amaia Prat, autores de la publicación.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 1. Exterior de los cine Txantrea, cerrados en 1988. 2. Imagen de los cines Amaya, cuya ubicación estaba prevista en la avenida de Villava. 3. Los cines Rex, cuya apertura data de 1957 y su cierre fue treinta años después, en 1987. 4. Interior del cine Prí
  • Flecha Ver anterior
  • Flecha Ver siguiente

el mismo día, ayer, que el antiguo cine Mikael de Pamplona quedó oficialmente convertido en un supermercado, se presentóLos cines de Navarra, 1940-1990, un libro que demuestra que, por imposible que parezca, hubo una época en la que solo en Pamplona y en un año, en 1963, se vendieron 3 millones de entradas;que llegaron a existir hasta 114 salas en la Comunidad Foral;o que para ver la película de moda incluso había que reservar la entrada con mucha antelación.

La obra, editada por el Gobierno de Navarra, es fruto del proyecto Salón Cinema, promovido en 2016 por el Archivo de la Administración de Navarra para reconstruir la historia de la actividad cinematográfica en Navarra y que contó con la colaboración ciudadana, con la cesión de documentos de la época. El resultado de este trabajo documental es un catálogo que reúne, en orden alfabético, todos los cines que hubo en la Comunidad Foral de 1940 a 1990, con datos técnicos, fotografías, planos, entradas, programas de mano... Testimonios de aquella Navarra en pantalla grande.

El Archivo Real y General de Navarra acogió ayer la presentación de la obra y es también el escenario para la pequeña exposición que completa la publicación. Fernando Pérez, director general de Cultura;Susana Herreros, jefa de la Sección de Gestión del Patrimonio Documental;y Alberto Cañada, director de programación de la Filmoteca de Navarra fueron los encargados de explicar los detalles del proyecto. En ese sentido, Fernando Pérez presentó la publicación como “un recorrido por la arquitectura de los cines, la historia, la geografía rural y urbana de Navarra y un exponente de cómo evolucionó en nuestra comunidad la tecnología y la técnica”.

Se trata así de un libro que quizá se sale de lo convencional, como apuntó Alberto Cañada, ya que recoge una información que hasta ahora no se había recogido: las salas de cine. Por ello, continuó, la obra es también “un homenaje a los empresarios que apostaron su dinero en comprar un local y adecentarlo para convertirlo en un cine”. Cañada reivindicó el cine como “una actividad importante en la vida de los navarros” y muestra de ello son las 169 salas que existieron en Navarra. Eran los años dorados del cine, “cuando las salas se llenaban, algo inaudito hoy en día...”, rememoró.

El catálogo recoge entre sus páginas los locales de cine ordenadas de forma alfabética por localidad y nombre de la propia sala. Entre ellos, algunos cuyo cierre está todavía reciente, como es el caso de los cines Carlos III (antiguo Olimpia), que cerraron en 2016 o los Olite (2014);otros ya clásicos, como los Príncipe de Viana (2005), Iturrama (1997), Chantrea (1988), Rex (1987), Mikael (1986), Amaya (1970), Alcázar (1978), Arrieta (1968), o Avenida (1985).

La obra también viaja por otras localidades navarras como Elizondo -salón el Pilar (1979), cine Maitena (1971), Parroquial (1968)-, a Estella-Lizarra -Cine Lux (1990), Pax y Cine Teatral Estellesa-;Mendavia -cine Diana (en funcionamiento), Doña Blanca de Navarra (1967), Cine Infantil de la Parroquia San Juan Bautista, Cine La Villa (1970), o cines Moderno y Cine Principal-. En Tafalla figuran, entre otros, el Cinema Español y Teatro Cinema Gorriti (1987);y en Tudela el Teatro Cine Cervantes, Cine Gaztambide (1987), Moncayo (donde se celebra el Festival Ópera Prima), cine Regio (1989) o cine San Francisco Javier (1991).

Cada sala está documentada con datos como el domicilio del local, el aforo, marca del proyector y documentos de archivo, además de incluirse fotografías, entradas o carteles de películas de la época.

La obra recoge tanto salas comerciales como otras no oficiales: colegios, parroquias, cafés, casinos, asociaciones obreras... En ese sentido, Alberto Cañada recordó que “los cines a veces eran teatros y se alternaban espectáculos cinematográficos y teatrales”, o la gran difusión que ofrecieron los cines parroquiales, que “eran incluso más numerosos que los comerciales”. Estas salas, que no podían obviar en la publicación, ofrecían una programación de “cine blanco, moral y éticamente aprobado”.

artículos documentadosEl cineasta Montxo Armendáriz firma el prólogo del libro, al que sigue una introducción sobre el proyecto Salón Cinema, escrita por Susana Herreros, Elena López y Mª Teresa Sola. Posteriormente, se desarrollan tres capítulos que recorren históricamente diferentes facetas relacionadas con la actividad cinematográfica. El primero, escrito por Javier Torrens y Amaia Prat, gira en torno a la arquitectura de las salas de cine. Entre los planos y fotografías que se recogen, se ilustra el Coliseo Olimpia o cine Rex (Pamplona), el cine Novedades (Peralta), o el Teatro Gorriti (Tafalla).

El segundo artículo, obra de Cristina Leza y Francisco Benavent, está dedicado a la programación cinematográfica y su evolución, marcada siempre por una hegemonía del cine estadounidense, marcó Cañada.

El propio Alberto Cañada, además de haber coordinado los textos, firma el último capítulo, dedicado a la técnica y su evolución: cambios de proyectores, adaptación de pantallas, el cine en relieve, e incluso un repaso a las empresas de cine en Navarra, como SAIDE, Golem, o aquellos empresarios que de forma individual apostaron por el negocio del cine. Una actividad que año tras año fue cayendo, lo que provocó el cierre de gran parte de estas salas. De hecho, según apunta Cañada, “probablemente un 90% de estos cines ya no existen”, por lo que “es importante rescatar y recordar, mientras podamos y haya vestigios y testimonios, la historia de los cines de aquellos años”.

colaboración ciudadanaSe trata, recalcó Cañada, de “una publicación para ser vista, con mucho material gráfico”. En total, se han digitalizado más de 25.000 imágenes, de las cuales gran parte proviene del Archivo, pero además se amplió con otras unidades del Archivo Real y General, del Servicio de Bibliotecas y la Filmoteca, el Servicio de Cartografía de la Dirección de Obras Públicas, y con la colaboración de aquellos que quisieron participar en el proyecto, como parte clave para el desarrollo del mismo.

Con la Red de Bibliotecas Públicas de Navarra como enlace entre ciudadanos y el Archivo, apuntó Susana Herreros, se recogieron fotografías, carteles, entradas, programas de mano, recortes de prensa... “Se han cubierto también tres objetivos: mantener viva la memoria de aquellos maravillosos cines;poner en valor la documentación del Archivo como fuente de información;y hacer partícipe a la ciudadanía, dándole la posibilidad de colaborar en la conservación de esta memoria con sus recuerdos”, apuntó.

Sin embargo, este recorrido histórico evidencia una realidad: la caída del negocio del cine. En 1980 existían 114 salas de cine en Navarra, apuntó Cañada, pero solo diez años después, estas descendieron a 46. Sí, porque esa cultura cinematográfica parece haberse perdido, pero con Los cines de Navarra, 1940-1990 encuentra de nuevo su sitio, ese donde los cines no se convertían en supermercados.

en corto

Autores. Susana Herreros Lopetegui (coordinadora), Elena López Fernández, Mª Teresa Sola Landa, Alberto Cañada Zarranz (coordinador de textos), Francisco Benavent, Cristina Leza, Javier Torrens Alzu y María Prat.

Venta de entradas de cine en Navarra (según el Anuario Cinematográfico español)

1970 4.200.000 entradas

1980 2.500.000 entradas

1990 1.220.000 entradas

el dato

7

Cines comerciales quedan hoy día en Navarra, con un total de 55 salas.

Herramientas de Contenido

Más sobre Cultura

ir a Cultura »

Últimas Noticias Multimedia