Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Rajoy avisa de que el nuevo Gobierno catalán 'estará sometido al imperio de la ley y la Constitución' y rechaza el encuentro con Puigdemont

EFE - Viernes, 22 de Diciembre de 2017 - Actualizado a las 14:12h

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, durante la rueda de prensa.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, durante la rueda de prensa. (EFE)

Galería Noticia

  • El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, durante la rueda de prensa.
  • Mariano Rajoy, presidente del Gobierno español.

MADRID. El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha ofrecido hoy diálogo al futuro Govern que surja de los resultados electorales de ayer en Catalunya, pero ha advertido de que velará por que cumpla la ley porque nunca aceptará que nadie se salte la Constitución y el Estatut.

Rajoy ha comparecido en el Palacio de la Moncloa tras las reuniones que ha presidido del Consejo de Ministros y del Comité Ejecutivo Nacional del PP para analizar los resultados electorales de ayer en Catalunya.

Acompañado de gran parte de los miembros de su Gabinete, el jefe del Ejecutivo ha explicado que sea cual sea la solución de gobernabilidad a la que lleguen los partidos catalanes, "el gobierno resultante estará, como todos los gobiernos, sometido al imperio de la ley".

Esa es para él una condición para que regresen las empresas a Cataluña y se normalice su situación económica.

A su juicio, los resultados dejan claro que "nadie puede hablar en nombre de Catalunya si no contempla a toda Catalunya" y que esta comunidad "no es monolítica, sino plural".

"De estas elecciones emerge una Catalunya plural y todos debemos respetarla y cuidarla", ha añadido antes de lamentar la fractura generada en la sociedad catalana y confiar en que el primer objetivo de todos los partidos sea la reconciliación "de la mano de la ley y del respeto a los derecho de todos".

Y ha proseguido: "Confío en que en Catalunya se abra a partir de ahora una etapa basada en el diálogo y no en el enfrentamiento, en la cooperación y no en la imposición, en la pluralidad y no en la unilateralidad".

Por ello ha dicho que hará un esfuerzo para ofrecer toda la colaboración del Gobierno y toda su "voluntad de diálogo constructivo, abierto y realista siempre dentro de la ley" al gobierno que se constituya en Catalunya y para resolver los problemas de los ciudadanos.

"Pero espero que haya un gobierno que abandone las decisiones unilaterales y que no se sitúe por encima de la ley. No aceptaré que nadie se salte la Constitución y el Estatut", ha puntualizado.

Rajoy ha felicitado por su triunfo a la candidata de Ciudadanos, Inés Arrimadas, con quien ha hablado esta mañana así como con el líder de su partido, Albert Rivera.

Pese a la mayoría independentista, ha recordado que estos partidos siguen perdiendo apoyo.

Sobre la situación procesal de Puigdemont y otros diputados elegidos ayer ha precisado que no depende en absoluto de la votación, sino de las decisiones que adopte en cada caso la Justicia.

"Somos los políticos los que debemos someternos a la Justicia como cualquier otro ciudadano, y no la Justicia someterse a ninguna estrategia política", ha añadido antes de asegurar que él estará siempre a lo que decidan los tribunales.

Al plantearle si Puigdemont sería para el Gobierno un interlocutor válido y si se sentaría a hablar con él, ha respondido que él está dispuesto a hacerlo con la persona que ha ganado las elecciones, que ha explicado que es Arrimadas.

Ha precisado después que tendrá que hablar con quien asuma la Presidencia de la Generalitat y que para ello, quien lo haga tendrá que tomar posesión de su escaño, ser elegido y estar en condiciones de hablar con él.

El presidente ha defendido la forma en que se ha aplicado el artículo 155 de la Constitución y la inmediata convocatoria de elecciones y ha asegurado que no lo hizo para ganar ningún voto, sino para defender el interés general.

Pero no cree que el PP haya sido castigado electoralmente por ese artículo, sino que lo que ha ocurrido es que se ha concentrado el voto constitucionalista en Ciudadanos después de que este partido liderara la oposición en Cataluña los últimos años.

Lo que ha ratificado Rajoy es que el 155 se retirará en la fecha prevista por el Senado, cuando haya un nuevo Govern.

Ha confiado en que los resultados de ayer no afecten a la inmediata negociación de los presupuestos del Estado y ha rechazado igualmente que le hagan plantearse un adelanto electoral.

"Las legislaturas son para cuatro años. En este momento, después de todo lo que está pasando en España, lo que nos faltaba es convocar elecciones generales. Estamos en condiciones de gobernar -ha añadido- y no tengo ninguna intención de adelantar las elecciones e intentaré que la legislatura termine cuando toca, a mediados de 2020".

Rajoy, quien asume como propia la derrota electoral de ayer del PP catalán como ha dicho que lo asumen también todos los militantes de su partido en toda España, ha reconocido que no puede estar contento con los resultados, pero ha desligado lo ocurrido de futuras citas electorales.

Una reflexión que ha expuesto también en la reunión del Comité Ejecutivo Nacional del PP.

En ella ha dado su apoyo al líder del partido en Cataluña, Xavier García Albiol, quien ha admitido hoy que dimitir sería "lo más fácil" para él pero no lo va a hacer porque estaría dejando a su fuerza política en una situación muy delicada.

Herramientas de Contenido