Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Juzgados por wasapear un vídeo de abusos sexuales a una niña

La fiscal pide 2 años de cárcel por difundir pornografía infantil y ellos dicen que querían denunciarlo

Viernes, 22 de Diciembre de 2017 - Actualizado a las 06:11h

Aplicación de WhatsApp en un teléfono móvil.

Aplicación de WhatsApp en un teléfono móvil. (D.N.)

Galería Noticia

Aplicación de WhatsApp en un teléfono móvil.

pamplona- Dos hombres de origen africano, uno vecino de Bilbao y otro de Pamplona, se sentaron ayer en el banquillo en el Juzgado de lo Penal número 1 acusados de un delito de pornografía infantil por el que se enfrentan a dos años de prisión. Las defensas reclaman la absolución de sus defendidos al entender que no había dolo en su conducta y a que se trató de un error de prohibición invencible. A uno de los procesados, el que reside en la capital vizcaína, se le acusa de enviar al otro encausado un vídeo de unos tres minutos de duración que recibió de una amiga suya que vive en Suiza y que mostraba a una persona adulta desconocida que mantenía sexo con una niña de unos 5 años de edad, según el escrito de Fiscalía. Declaró que lo mandó el 21 de marzo porque su amigo “tenía un amigo policía. Pero me equivoqué, por miedo, y tenía que llevarlo yo a la Policía cuando lo recibí. Tengo una niña de esa edad y la grabación me afectó”.

Al procesado de Pamplona se le acusa de difundir dicho vídeo a un grupo de WhatsApp de 50 personas, todos compañeros de trabajo, y que acompañó de un mensaje en el que se leía “cuánto pedófilo hay suelto”. Este acusado dijo que lo difundió en el grupo con la intención de identificar al “autor del crimen. Eso era una barbarie, hería la sensibilidad de cualquier padre que busque educar a sus hijos, y yo quería pedir ayuda al grupo para denunciarlo, una campaña en contra de los delincuentes. Desde el principio dije que eso era inadmisible y quería ayudar a esa niña. Me impactó la situación de esa niña y quería hacer una campaña, un llamamiento a la Justicia, e igual me equivoqué al hacerlo así. Pero no sabía como actuar. Y luego le consulté a un amigo que es policía municipal en Pamplona”, declaró este acusado.

Como consecuencia de este envío, el acusado fue expulsado de dicho grupo de WhatsApp. Uno de los componentes del mismo, delegado sindical de la empresa, fue el que finalmente interpuso la denuncia y declaró ayer como testigo. Llamó al procesado nada más recibir el vídeo y le comenté que “lo que había que hacer era denunciar y no difundirlo y que había que llamar a la Policía. Le dije que no era el foro más adecuado mandarlo ahí. Su fin de tratar de identificar a quien cometía la aberración era bueno pero no la forma en la que lo hizo. Él siempre recriminó esa barbarie y estuvo de acuerdo en que yo denunciara. Antes de esto no había mandado nada que tuviera un contenido sexual”. La fiscal consideró “descabellado” que, una vez que sabían que el vídeo llegaba de Suiza, pensar que así iban a identificar al autor de los abusos. “No fue una imprudencia el envío, el dolo es conocer el contenido del vídeo y difundirlo en un grupo”. - E.C.

Últimas Noticias Multimedia