Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

El futuro del cuatripartito de Pamplona sigue en el aire

Las explicaciones de Aranzadi ante sus objeciones al Presupuesto no han convencido a los socios mayoritarios

La asamblea de Aranzadi debate esta tarde su apoyo al proyecto de 2018

Viernes, 22 de Diciembre de 2017 - Actualizado a las 06:11h

Asiron escucha las intervenciones del Pleno, con los ediles de Aranzadi en primer término.

Asiron escucha las intervenciones del Pleno, con los ediles de Aranzadi en primer término. (Unai Beroiz)

Galería Noticia

  • Asiron escucha las intervenciones del Pleno, con los ediles de Aranzadi en primer término.

pamplona- El gobierno cuatripartito de Pamplona se encuentra al borde de la ruptura después de que el alcalde Joseba Asiron y los socios mayoritarios (EH Bildu y Geroa Bai) no dieran por buena la rectificación que habían exigido a Aranzadi a raíz de las desavenencias surgidas en el proyecto de los Presupuestos de 2018, que se evidenció el lunes con la abstención de uno los representantes de Aranzadi en la Junta de Gobierno Local en la que se aprobó el proyecto de las cuentas municipales para el año que viene que las cuatro formaciones llevaban semanas negociando.

La inmediata reacción del alcalde, que consideró la postura de Aranzadi incompatible con su continuidad en el equipo de Gobierno, fue exigir a sus socios una rectificación inmediata y el apoyo sin fisuras al Presupuesto al entender que se trata del proyecto más importante del año sobre el que fundamentar la acción de gobierno en el tercer año de la legislatura. No hacerlo supondría quedarse fuera del equipo municipal, donde Aranzadi dirige las áreas de Movilidad y Ecología Urbana (Armando Cuenca), Igualdad (Laura Berro) y Participación Ciudadana (Manuel Millera).

El comunicado que emitió Aranzadi el martes en el que se comprometía a respaldar los Presupuestos ayudó a acercar posturas, pero no lo suficiente por carecer de los compromisos exigidos por sus socios para la defensa del proyecto de Presupuestos y porque seguían planteado objeciones al mismo en el sentido de que se tenía que haber ido un poco más.

Según las informaciones recogidas por este periódico, ayer hubo un último intento por ambas partes para buscar una salida consensuada, pero no fue posible, por lo que no se puede descartar que la ruptura se haga efectiva en breve. Aranzadi por su parte llevará a debate de su asamblea de esta tarde el refrendo al proyecto presupuestario.

La difícil situación por la que atraviesan las relaciones de los socios mayoritarios con Aranzadi vivió ayer tarde un nuevo episodio, que añadía más tensión interna al cuatripartito tras lo sucedido el miércoles en la comisión de Urbanismo, donde la ausencia no justificada de Armando Cuenca permitió a la oposición sacar adelante una iniciativa a favor del tren de alta velocidad.

A la reunión convocada por el alcalde Joseba Asiron a las 14.30 horas con los 13 concejales del equipo de Gobierno para tratar de reconducir la situación no asistieron los 3 representantes de Aranzadi. En el caso de Cuenca y de su compañera Laura Berro, hicieron su aparición por el edificio consistorial poco antes de que comenzara el último pleno del año, fijado paras las 16 horas.

Los rostros muy serios que mantenían los tres en la sesión, en la que no llegaron a intervenir en ningún momento, ya indicaba que la situación no había mejorado.

Las primeras desavenencias de calado en el cuatripartito se pusieron de manifiesto antes del verano, cuando los concejales de Aranzadi y la de I-E convocaron una rueda de prensa para criticar algunas actuaciones del equipo de Gobierno -la polémica por el diseño del corredor sostenible de Pío XII había quedado resuelta con un proyecto diferente al que defendió Cuenca- y reclamar otra forma de adoptar las decisiones, al considerar que el sistema de mayorías beneficiaba a los socios mayoritarios. La remodelación que llevó a cabo el alcalde, que incluía a Geroa Bai asumiendo la gestión de dos áreas delegadas, y los cambios internos introducidos tenían que haber evitado llegar a la situación ahora creada, pero lo cierto es que las tensiones volvieron a reproducirse con motivo de las negociaciones presupuestarias. Que Aranzadi acudiera a la reunión del lunes con una nueva propuesta para un carril bici en la zona del Labrit cuando las negociaciones ya estaban cerradas solo contribuyó a generar más desconfianzas entre sus socios. El edil Manuel Millera se mostró convencido ayer de que sus bases ratificarán el apoyo favorable a los presupuestos por parte de los tres ediles, lo que tendrá que votarse en Pleno el 16 de enero. “No somos un partido al uso y tomamos las decisiones colectivos por consenso, lo que hace que nuestros ritmos sean más lentos”, abundó. - D.N.

Herramientas de Contenido