Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Editorial de DIARIO DE NOTICIAS

Aplicación extensiva del 155 vía judicial

Las competencias de Navarra en materia policial resultan cercenadas por el Tribunal Constitucional, que en diez días ha anulado también leyes de copago farmacéutico y clubes de cannabis. La pulsión recentralizadora va a más

Sábado, 23 de Diciembre de 2017 - Actualizado a las 06:11h

El Tribunal Constitucional vuelve a laminar el autogobierno foral, esta vez anulando varios preceptos de la Ley 15/2015 de las Policías de Navarra. Desde la premisa de que el bloque de constitucionalidad “sólo atribuye a la Comunidad Foral las actividades de coordinación”, mientras reserva en exclusiva al Estado la competencia sobre seguridad pública. Así, el alto tribunal avala las tesis del Gobierno central de que la Policía Foral no puede constituirse en cauce único a efectos de información e investigación de los Cuerpos locales, de que no cabe rebajar la exigencia de la titulación requerida para el acceso a empleos de inspector y subinspector mediante promoción interna, de que no resulta admisible que se excluya la aplicación del régimen disciplinario derivado de la Ley Orgánica de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, y de que el procedimiento restringido para la integración de auxiliares en la Policía Local vulnera los principios de acceso a la función pública. Más allá de que la doctrina del Tribunal Constitucional ahonda en las duplicidades en materia de seguridad entre las Administraciones de Navarra y del Estado, perpetuando un confuso sistema basado en la yuxtaposición de Cuerpos policiales desplegados en el mismo territorio sin un reparto competencial, lo que se confirma con esta sentencia es la pulsión cercenadora contra el régimen foral. De hecho, la sentencia de referencia en materia policial sucede en el exiguo plazo de diez días a otras dos anulaciones, la de la ley foral que Navarra aprobó en 2012 para mitigar el copago sanitario y mejorar el acceso de sus ciudadanos a los fármacos, así como la de la normativa foral de 2014 reguladora de los clubes de consumo de cannabis. Con cuatro leyes forales pendientes de dictamen en el Tribunal Constitucional, su ejecutoria da cuerpo de naturaleza a las fundadas sospechas de que la aplicación del artículo 155 en Catalunya se desarrolla más subrepticiamente pero con una lesividad también relevante vía judicial. En ejecución de una estrategia de contención de los hechos diferenciales a través de unos jueces por designación política con una impronta notoriamente centralista y aun recentralizadora, proclives a interpretar el texto constitucional siempre en favor de los poderes ubicados en Madrid. Ante tal evidencia, cuán censurable resulta la práctica de ciertos partidos asentados en Navarra de recurrir al Tribunal Constitucional cuando sus propuestas son democráticamente derrotadas en el Parlamento foral.

Herramientas de Contenido

Más sobre Editorial

ir a Editorial »