Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

La dependencia privatizada

Por Manuel Vázquez - Sábado, 23 de Diciembre de 2017 - Actualizado a las 06:11h

costó mucho acordar la Ley de Dependencia, y cuesta mucho desarrollarla íntegramente y con sentido de futuro.

En Navarra hay datos positivos, sin duda. Es destacable el esfuerzo para minorar los plazos de resolución y los plazos para asignar una prestación a la persona dependiente. La cobertura general del sistema para la autonomía y atención a la dependencia se ha visto incrementada notablemente. Si en los doce últimos meses la media estatal en cuanto al incremento de la tasa de cobertura es del 9,03%, en Navarra es del 23,87% (solo superada por Castilla La Mancha).

Recientemente en dos informes sobre pensiones y dependencia, CCOO ha planteado una radiografía rigurosa de estos temas, alertando de una tendencia negativa que se está dando, y que no termina de tener visos de mejorar: por un lado, en Navarra se abusa de las ayudas económicas frente a la provisión de servicios;y por otro, en el ámbito de las residencias hay una participación pequeña de lo público.

En el primero de lo casos es una tendencia que no se ha corregido en los últimos años, al contrario. Navarra es de las comunidades autónomas, solo superada por Baleares, que más abusa de las prestaciones económicas frente a prestaciones por servicio. El 57,3% de las prestaciones que se dan son económicas frente al 33,15% en el Estado.

En Navarra solo hay tres residencias que gestiona directamente el Gobierno Foral, frente a un número muy alto que gestiona la empresa privada. Es decir, el papel de lo privado es excesivamente importante, fenómeno que no admitiríamos en el terreno de la educación o la sanidad.

Por ello el Gobierno de Navarra se ve obligado a concertar con esas empresas privadas las plazas residenciales, que no deja de ser una forma de transferencia de capital público a manos privadas con afán de lucro. De hecho, la plantilla de la Residencia de Santo Domingo de Estella, una de las pocas gestionadas por el Gobierno de Navarra y que está pasando una situación muy delicada, hace unos meses denunciaba el abandono de las instalaciones, lo que había provocado que no se pudieran albergar a personas dependientes y se derivaran a residencias concertadas de la zona.

En este mismo sentido, en el informe sobre dependencia publicado por CCOO se advertía de que en Navarra está bajando la cobertura residencial. Es decir, hay más personas dependientes pero las mismas plazas en residencias, por lo que la tasa de cobertura baja. Concretamente Navarra tiene una tendencia inversa a la estatal. Si aquí la tasa de plazas en centros de día ha bajado en los últimos 12 meses un 5,21%, en el Estado ha subido un 6,12%.

Y esto va a generar un problema evidente. Priorizar las ayudas económicas puede resultar más barato en el corto plazo, pero eso no asegura ni mucho menos una buena atención social, y aplaza una necesidad a futuro. De aquí a unos años Navarra va a necesitar cada vez más plazas residenciales y nuestra comunidad va ya tarde en la provisión de este servicio, que es un derecho básico contemplado en la propia Ley de Dependencia.

En opinión de CCOO el sistema de dependencia debe consolidarse de forma integral, con un evidente carácter universal y público. Esta fue sobre todo la batalla que dimos los sindicatos frente al Gobierno y la patronal en los años en los que se estaba negociando la Ley de Dependencia y promoción de la autonomía personal, por ello desde CCOO seguimos reclamando al Gobierno del Estado y la recuperación de la financiación de las prestaciones y servicios recortados desde 2012 y se garantice cuanto antes la plena implantación del sistema.

Es vital generar una red de residencias de propiedad y gestión pública que pueda atender toda la demanda existente, y que no precarice las condiciones de trabajo de la plantilla. La gran conflictividad que suelen vivir estas residencias es el síntoma de que es necesario cambiar la tendencia, para que lo público tenga más presencia en un ámbito delicado socialmente que con el paso de los años tendrá cada vez más peso.

El autor es secretario general de la Federación de Pensionistas de CCOO

Herramientas de Contenido