Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Dos quintos vinculados

La administración número 13 vende dos boletos premiados por terminal

Clara Ayabar Rivas - Sábado, 23 de Diciembre de 2017 - Actualizado a las 20:09h

Mónica Valladares, junto a Arantxa Zugasti, con los dos números agraciados.

Mónica Valladares, junto a Arantxa Zugasti, con los dos números agraciados. (UNAI BEROIZ/JAVIER BERGASA)

Galería Noticia

Mónica Valladares, junto a Arantxa Zugasti, con los dos números agraciados.

PAMPLONA.-La mañana de ayer fue movida en la administración número 13 de Pamplona, situada en la plaza del Vínculo, que lleva en funcionamiento más de 40 años. La suerte llegó de la mano de dos quintos premios, dotados con 60.000 euros a la serie, 6.000 cada boleto. El número raro del sorteo también llegó a la capital navarra a media mañana. El 00580 se vendió en la terminal de la administración que regentan Mónica Valladares y Arantxa Zugasti. "Es uno de los números raros que te salen de la máquina. Hemos vendido miles de décimos de terminal, no recordamos a quién se lo hemos dado", dijo Mónica. Los niños de San Ildefonso hacían la vez de la música de fondo en el establecimiento, que no dejaba de recibir clientes que daban la enhorabuena por el premio mientras compraban nuevos décimos, además de periodistas que acudían a inmortalizar el momento. Las loteras, que ya han recibido varias alegrías este año al otorgar tres grandes premios en el mismo mes, mostraron su alegría al saber que habían vendido uno de los boletos premiados. Poco después, esa alegría se multiplicó, pues la suerte volvió a visitar esta administración con otro de los quintos premios, el 22.253. "Da pena que no haya tocado algún número de los nuestros, de los que juegan los clientes fijos de la administración, pero estamos contentas claro", aseguró Arantxa, que contó que no sabían quiénes habían sido los agraciados que habían adquirido estos números por la terminal. Ambas loteras coincidieron en que estos premios ayudan a vender más porque, según Mónica, "la gente va a comprar donde toca, siempre se vende más". Sin embargo, ambas aseguran que lo más bonito es vender "dinero y, sobre todo, felicidad".

BAR TALISMÁN

ESTRENO EN LA LOTERÍA DE NAVIDAD

Quinto premio. Uno de los décimos agraciados con el número 22.253 en la capital navarra se vendió en el bar Talismán de la calle José María Beobide, 1, en el barrio de la Milagrosa. El dueño del bar, Alberto Filguera, se estrenó en el mundo de los premios de la Lotería Nacional con un quinto premio, pues nunca había vendido un premio de este sorteo, aunque sí del gordo de la Primitiva que otorgó en dos ocasiones: 1990 y 1995. Filguera contó que vendió el boleto por la terminal del bar por lo que desconocía al premiado. Algo que sí hubiese conocido si la suerte habría llegado al número fijo que juegan cada año en el establecimiento.