El Ayuntamiento de Dicastillo rechaza la subestación

La Corporación lamenta la falta de información del Gobierno de Navarra

Sábado, 23 de Diciembre de 2017 - Actualizado a las 06:11h

dicastillo- El Ayuntamiento de Dicastillo rechaza la inclusión de la subestación eléctrica a 220 kV en el borrador de los planes energéticos del Estado. Así, este Consistorio se opone a que una infraestructura de este tipo se ubique en su término municipal y asegura que se siente “desprotegido y desinformado”.

Como se recordará, la subestación eléctrica en Dicastillo iba ligada a la línea de alta tensión de 400 kV, que se proyectaba desde la red Castejón-Muruarte de Reta hasta Itsaso y que atravesaba la Merindad de Estella. Sin embargo, cuando en 2014 se hizo pública la nueva planificación eléctrica, Madrid no mantuvo la subestación eléctrica que estaba proyectada a 400 kV. Ahora y a petición del Gobierno de Navarra, basándose en la necesidad de suministro a Tierra Estella, esta infraestructura ha vuelto a aparecer en el borrador con una potencia de 220 kV.

El Ayuntamiento de Dicastillo, sin embargo, lamenta que el Ejecutivo haya solicitado esta subestación y que no le haya informado. “Dada la implicación que ha mostrado este Ayuntamiento y sus vecinos en la lucha contra la línea de alta tensión que proyectó la empresa Red Eléctrica hace más de una década, la falta de información recibida por parte del actual Gobierno de Navarra es decepcionante”, lamenta el Ayuntamiento, que ya ha solicitado una reunión con el Departamento de Desarrollo Económico a fin de obtener información.

los motivosEl Consistorio se opone a esta subestación porque asegura que tendrá consecuencias negativas para su entorno. “Nos sentimos desprotegidos y desinformados ante este proyecto que afecta tan gravemente a los intereses de nuestro pueblo y nuestro entorno. Consideramos que tiene un fuerte impacto medioambiental, paisajístico y para la salud. En definitiva, la subestación y la línea tienen una gran incidencia en el futuro socio-económico que queremos para nuestros pueblos”. En cuanto a la ubicación concreta, el Ayuntamiento la desconoce. “Suponemos que la ubicarán en los terrenos donde se proyectaba la anterior, pero no sabemos nada”, indica el alcalde.

Además, la sombra de que el proyecto de la red de 400 kV atraviese de nuevo la Merindad es también fuente de preocupación en esta localidad de 630 habitantes. “Ya nos esperamos cualquier cosa”, señala Azkona. Y aunque esto no fuera así, temen que de la subestación salgan numerosas líneas que, en definitiva, afecten al entorno de Dicastillo y de la zona.

Desde el Ayuntamiento aseguran que existen otros proyectos que podrían cubrir las necesidades de suministro existentes en la Merindad sin necesidad de que se construya una subestación de 220 kV. “Hay otros proyectos desde hace muchos años que permitirían suministrar a la Merindad, como por ejemplo con más líneas de 66 kV, pero no sabemos por qué no los ejecutan y apuestan por este que afecta a los vecinos de los pueblos cercanos”, señala Azkona.

¿Por qué la pide?Como se ha comentado, el Gobierno de Navarra solicitó que la subestación de Dicastillo se volviera a incluir en la planificación con el objetivo de poder suministrar energía a la Merindad desde ese punto. Así, el martes el propio Ejecutivo hizo público que el Gobierno central había incluido la subestación en el borrador aceptando las alegaciones del Gobierno foral.

Así, desde este organismo recuerdan que esta subestación llega demandada por los empresarios de la zona y también por Iberdrola Distribución y explican que la Merindad no tiene una subestación propia. “Actualmente, la comarca de Estella está alimentada por una red de distribución de 66 kV, con cabeceras en las subestaciones de Cordovilla, Tafalla, Logroño y Sequero. Esta red de 66 kV cubre distancias demasiado largas lo que dificulta su explotación. La nueva subestación de 220 kV mejoraría sustancialmente las tensiones en la red de 66 kV y permitiría descargar las líneas existentes”, informó el Gobierno en una nota. - C.S.