En fin

Tierra Estella: la ribera y Montejurra

por javier arizaleta - Sábado, 23 de Diciembre de 2017 - Actualizado a las 06:11h

Galería Noticia

El anteproyecto de ley de administración local es un paso adelante en la reordenación territorial de Navarra que tiene especial incidencia en Tierra Estella. Primero porque desvinculan algunas localidades ligadas a la Merindad que geográficamente han formado parte de otra como puede ser el caso de Guirguillano y Artazu. Y es el caso de Cirauqui y Mañeru cuya ubicación en tierra de nadie ha hecho que la vinculación de sus servicios sea hacia Valizarbe. Ocurre lo mismo con Goñi, cuya relación en el futuro será con la comarca que se llamará Arga y tiene su explicación por su mayor cercanía a Pamplona. Uno de los aspectos más difíciles de ajustas es las subdivisiones de lo que conocemos como Ribera Estellesa y Ribera Alta que recogen todo el corredor del Ebro. Dos subcomarcas que separan a localidades como San Adrián y Andosilla de su vecina Azagra aunque las tres compartan cuencas y tengan el mismo abastecimiento de agua de Mancomunidad de Montejurra que, en Tierra Estella, es el organismo más aglutinador y el que ofrece servicios diferentes. Y es que el agua junto con los residuos o los servicios sociales parecen ofrecer la explicación a que determinada localidad esté en una comarca o en otra. Es difícil saber porqué Aras podría pertenecer a la Ribera Estellesa y su vecina Bargota no, por poner solo un ejemplo. La realidad de las actuales mancomunidades existentes -incluidas las deportivas-, parece tener un peso en el mapa que se plantea. El tiempo dirá si ha sido un acierto eso de dividir Tierra Estella en dos comarcas tan marcadas (Montejurra y la Ribera) en cuanto a la diferenciación de sus servicios o si era el momento para reunirlos en uno. Y lo cierto es que a día de hoy hay opiniones para todos los gustos.

Últimas Noticias Multimedia