Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Tafalla reclama 226.000 euros por deficiencias en piscinas y alumbrado

El Consistorio ejecutará de forma subsidiaria ambas reparaciones y después pedirá el abono de las cuantías a las empresas adjudicatarias, al estar las obras en garantía
Primero, cambiará 49 luminarias

Ainara Izko - Sábado, 23 de Diciembre de 2017 - Actualizado a las 06:11h

Rueda de prensa del edil Pedro Leralta y el alcalde, Arturo Goldaracena.

Rueda de prensa del edil Pedro Leralta y el alcalde, Arturo Goldaracena. (A.IZKO)

Galería Noticia

  • Rueda de prensa del edil Pedro Leralta y el alcalde, Arturo Goldaracena.

TAFALLA- Deficiencias detectadas en el alumbrado público y en las piscinas de verano de Tafalla, obligarán al Ayuntamiento a ejecutar de forma subsidiaria ambas reparaciones, por valor de 30.000 y 196.000 euros respectivamente, si bien el Consistorio anuncia que reclamará dichas sumas a las empresas adjudicatarias, Telman SL e IC Construcción (Urbanizaciones Iruña SA), al estar las dos obras en periodo de garantía.

En el caso del alumbrado público, el alcalde Arturo Goldaracena indicó ayer que “los problemas se llevan arrastrando desde hace años, aunque se han agudizado últimamente”, motivo por el que pidió disculpas a la ciudadanía y agradeció su paciencia, al reconocer que la situación que se está viviendo, sobre todo en ciertas zonas de la ciudad, es “insostenible” e “inaceptable”. Y es que algunas luminarias se funden y otras parpadean, resultando muy molestas a la hora de caminar y provocando, incluso, problemas de seguridad. “Soy consciente de que las personas mayores se marean. En algunos casos, hemos optado por apagarlas porque es preferible que esté oscuro antes que parpadeando. Los vecinos no pueden tener la ventana abierta porque parece que tienen una discoteca fuera”, describió el primer edil, quien explicó, en este sentido, que aunque la vida útil de este tipo de LED es de 100.000 horas, en Tafalla “están aguantando 4.000 horas” y eso, indicó, “no es normal”.

En concreto, los hechos se remontan al año 2010, cuando el Ayuntamiento invirtió 170.000 euros en renovar el alumbrado público instalando 214 luminarias LED. Si bien se empezaron a detectar fallos desde el primer momento, no fue hasta 2011 cuando las incidencias comenzaron a ser más patentes. Tanto es así, que entre los años 2011 y 2015, se tuvieron que cambiar 39 lámparas. En 2015, además, ocurrió la primera gran “crisis” al recibir el Consistorio, por un lado, quejas vecinales denunciando la situación y, por el otro, una comunicación de la empresa alegando que “no tenía luminarias y no podía reponerlas”. La situación llegó hasta tal punto que el Ayuntamiento tuvo que sustituir las modernas LED de la calle Makotxa (situada junto al instituto) por antiguas lámparas de vapor de sodio mientras se solucionaba el problema.

Así las cosas, el Consistorio pidió varios informes internos y externos para revisar toda la instalación, topándose con la “gran sorpresa” de que la obra realizada hace siete años “no cumplía la normativa actual”, ascendiendo su adaptación a la misma a 300.000 euros. El Consistorio, sin embargo, quita hierro al asunto y defiende la validez del proyecto realizado en su día, no así su ejecución, que bajo el punto de vista de Alcaldía “se hizo mal”. Los estudios realizados por especialistas en la materia, no obstante, no se quedan ahí, y es que se han detectado deficiencias en las tomas a tierra y la ausencia de protecciones para sobrecarga en las luminarias, todos ellos “problemas achacables a la empresa o a la dirección de obra” que “no actuó de acuerdo con el contrato firmado”, señaló Goldaracena.

Por todo ello, el Consistorio ha decidido ejecutar de forma subsidiaria la revisión de la instalación y cambiar, de paso, 49 luminarias, para posteriormente reclamar a la empresa el gasto total de la obra. La actuación, comenzará esta semana y se prolongará un mes. “El cambio de luminarias dependerá del stock que tengan las empresas distribuidoras y se empezará por los puntos más conflictivos”, avanzó el primer edil.

problemas en las piscinasEl caso de las piscinas de verano, por su parte, es similar. La obra se adjudicó en 2009 por 1,2 millones de euros aproximadamente, con una garantía de nueve años y un aval de 55.000 euros. Tras cuatro años de parón debido a la falta de inversión, las instalaciones abrieron sus puertas en 2013. En las diferentes reaperturas que se han realizado desde entonces coincidiendo con el periodo estival, se han ido detectando varios defectos (desprendimientos de cerámica en los rebosaderos, algunas baldosas que se levantaban o el deterioro de ciertas juntas de sellado), que se han subsanado con cargo al aval.

Dado que la garantía vence este mes, el Consistorio realizó un requerimiento a la empresa antes de verano para que revisase toda la instalación por si fuera necesario acometer alguna reparación. En aquel momento, la dirección de obra emitió un informe señalando reparaciones por valor de 35.000 euros. Al no poder realizarse todas por falta de tiempo, en octubre se pidió un segundo informe, en el que la misma dirección de obra elevó esa cifra a 62.500 euros. Los técnicos municipales, paralelamente, realizaron otro estudio en el que detectaron, por su parte, “graves deficiencias” por valor de 196.000 euros. Entre otras destaca, por ejemplo, que “hasta el tipo de mortero utilizado no es el adecuado para este tipo de instalaciones, afectando a la totalidad de las playas”. apuntó el alcalde.

Esto, evidentemente, “influirá en los presupuestos”, lamentó Goldaracena, quien apuesta por acometer la obra completa en lugar de seguir realizando parches y reclamar el importe total a la empresa adjudicataria.

Herramientas de Contenido