Prevenir o curar

Luis Beguiristáin - Martes, 26 de Diciembre de 2017 - Actualizado a las 06:01h

El día 21 de octubre, en La 2, emitieron dos programas seguidos de La noche temática. El primero trataba sobre el cáncer desde aspectos que ahora se están investigando más. Sobre el conocimiento progresivo acerca del genoma o ADN. Llegaban a la conclusión de que se están haciendo grandes avances en ese campo. Pero también se decía: “cuanto más profundizamos, el problema se vuelve más complejo”. Se podría interpretar, según se mire, que se vuelve más preciso desde un aspecto pero más amplio o disperso en su conjunto. Creo que en el centro de investigación del hospital público de Navarra están al tanto de estos avances.

En el segundo programa de aquel día se trataba el cáncer desde una visión diferente. Se decía que hace treinta o cuarenta años se esperaba dominar en gran medida al cáncer, en 15 ó 20 años desde aquella época. Pero todo lo que ha avanzado la investigación se ha visto nublado por un enemigo que entonces no se tenía en cuenta: que ha crecido proporcionalmente el número de enfermos de cáncer, y todo hace ver que tiene relación con el sistema de vida moderno. También se decía que a las grandes empresas farmacéuticas solo les interesa investigar la linea en la que puedan vender sus propios productos. Es decir, todavía no se está investigando por el poder público y de manera contundente todo aquello relacionado con la mala alimentación, los insecticidas en la agricultura, como el polémico glifosato, y toda clase de química en los productos del hogar que altera el funcionamiento del iodo en la glándula tiroides. Y más cuando las mujeres están embarazadas, y hasta se cree que está influyendo en el coeficiente intelectual de esos chavales a los doce años.

Y hay otras cosas que no se están investigando de manera seria y oficial, como son las ondas electromagnéticas de todo tipo. Conclusión. Hay un monstruo oculto formado por los ricos sin escrúpulos que quieren dominar a la humanidad y destruir el planeta. Si no espabilamos pronto para aprender a ponernos de acuerdo en esta lucha, esto llegará a límites trágicos.