Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

el mensaje del rey en Nochebuena

Los independentistas arremeten contra 'el rey del 155' y le piden respeto a la voluntad de los catalanes

Felipe VI exige al nuevo Parlament respeto a la pluralidad y recuperar la convivencia
JxCat y ERC piden escuchar a las urnas
PDeCat contrapone los dirigentes presos con una “democracia madura”
Podemos le recrimina “abrazar el argumentario del PP”
El PNV le culpa del “aldabonazo” al 155 y de ignorar las aspiraciones nacionales de la CAV y Catalunya

Martes, 26 de Diciembre de 2017 - Actualizado a las 06:01h

Felipe VI,durante su mensaje de Navidad desde del Palacio de La Zarzuela.

Felipe VI,durante su mensaje de Navidad desde del Palacio de La Zarzuela. (EFE)

Galería Noticia

  • Felipe VI,durante su mensaje de Navidad desde del Palacio de La Zarzuela.

MADRID- Por formato, protagonista real y calendario, el mensaje de Nochebuena no es nada propicio para hacer saltar por los aires el guion secular de la monarquía española respecto del modelo de Estado. Este domingo Felipe VI no quiso pasar a la historia como el monarca que arruinó la cena de Nochebuena en las mesas del constitucionalismo español y siguió el patrón de los discursos al uso. Abrazó el argumentario del Gobierno de Mariano Rajoy y de los partidos que en la cuestión nacional y, especialmente, en la crisis catalana comulgan con la misma idea. Y volvió a olvidarse de la supuesta función de árbitro que tiene asignada. Emplazó al soberanismo catalán a portarse bien y no puso deberes al Gobierno español, a pesar de que tres días antes el independentismo catalán le recordó en las urnas que hay un problema político pendiente, siquiera, de un diálogo o algún gesto u oferta.

En esta ocasión, el tono del mensaje del rey no ha sido tan imperativo como el de aquel 3 de octubre (el de Navidad es el único discurso que se cocina enteramente en la Zarzuela aunque antes se remite a la Moncloa) pero la lógica de sus argumentos apenas registró variaciones. El rey apeló al diálogo para construir una España “que ilusione” y pide a los elegidos en los comicios catalanes que respeten la pluralidad de su sociedad sin “imponer las ideas propias frente a los derechos de los demás, porque el camino no puede llevar de nuevo al enfrentamiento o la exclusión”.

Apenas tres días después de las elecciones autonómicas que dieron la victoria a Ciudadanos pero revalidaron una mayoría independentista en el Parlament, Felipe VI subrayó que el camino abierto por estos comicios “debe conducir a que la convivencia en el seno de la sociedad catalana, que es diversa y plural, recupere la serenidad, la estabilidad y el respeto mutuo”. Siguiendo por esta senda, pidió que “las ideas no distancien ni separen a las familias y a los amigos” y animó a buscar un “nuevo camino que debe llevar también a que renazca la confianza, el prestigio y la mejor imagen de Catalunya”.

El rey además, por primera vez, hizo referencia a la violencia machista y pidió que siga “la firmeza y el apoyo político” en defensa de las mujeres víctimas de violencia machista.

críticasLas formaciones independentistas arremetieron ayer contra el discurso de Felipe VI. El portavoz JuntsxCat, Eduard Pujol, afirmó que el monarca “voluntariamente volvió a ser el rey del 155”. Lo dijo ayer en el cementerio barcelonés de Montjuïc durante la ofrenda anual ante la tumba del expresidente de la Generalitat Francesc Macià, que murió el día de Navidad de 1933. Pujol cree que el rey está “más cómodo apelando a la represión del 1-O que a la voluntad de los catalanes del 21-D”. “Las urnas dijeron lo que dijeron: basta 155”, dijo, e insistió en que Felipe VI se alineó con este artículo de la Constitución.

La presidenta del Parlament, Carme Forcadell, mostró respeto por el mensaje navideño del rey: “Respeto la opinión del jefe del Estado y también espero que se respeten las opiniones de los catalanes que se expresaron en las urnas el 21 de diciembre”.

La coordinadora general del PDeCAT, Marta Pascal, reprochó implícitamente que afirmara en su discurso navideño que la democracia es madura, porque cree que eso contradice la actual situación de Catalunya. Pascal lamentó que ésta es una Navidad diferente porque hay dirigentes presos, otros en Bélgica y “consellers que están aquí pero no lo pueden decir todo porque están en lo que se ha denominado libertad vigilada”. Josep Rull, uno de los consellers destituidos por el 155 y que estuvo en prisión, recriminó al rey que hable de la Navidad como un día “de encuentro familiar” cuando hay “cuatro inocentes en la prisión y cinco en el exilio”. Finaliza el tuit hablando de “sarcasmo”.

“libertad y miedo a tuitear”El diputado electo por ERC y portavoz de Demòcrates, Antoni Castellà, criticó que el rey no hablara de “respetar la democracia”, y dijo que “hay que respetar esa voluntad -de los electores-, que no es otra que hacer una república”. Otra voz crítica fue la del portavoz adjunto de ERC, Gabriel Rufián. Recriminó al rey que hablara en su discurso de derechos y libertades mientras hay “miedo a tuitear”. “Felipe VI hablando de derechos y libertades y tú con miedo a tuitear”, dijo en un mensaje en esta red social, en la que además se refirió al monarca como ‘155ipe VI”, en referencia a la aplicación del artículo 155 en Catalunya. “A mí me ha convencido, a la próxima le voto”, bromeó, agregando el hashtag #DiscursoDelrey.

Pablo Iglesias, líder de Unidos Podemos, explicaba en un tuit: “Cambia el tono del 3-O, pero el rey abraza el argumentario del PP: La crisis pasó, en Catalunya todo arreglado y la corrupción es un fenómeno meteorológico sin caras ni nombres. España no necesita reyes sino servicios públicos de calidad, trabajo digno y diálogo”.

Desde la CAV, el diputado del PNV en el Congreso Aitor Esteban culpó al rey de ser, con su discurso dos días después del 1-O y las brutales cargas policiales contra los votantes catalanes, “quien dio el aldabonazo para la aplicación del artículo 155 de la Constitución, con un discurso en el que, en vez de ser el árbitro que intenta engrasar el diálogo entre instituciones, se colocó con una de las partes”. Además, lamentó que “siga ignorando” en su mensaje de Nochebuena “la realidad” de las aspiraciones nacionales existentes en la CAV y Catalunya.

La diputada de EH Bildu Marian Beitialarrangoitia opinó que el rey es uno de los “representantes máximos” de un “Estado antidemocrático y autoritario” del que “pueden venir, en un futuro no muy lejano, artículos 155, recortes de libertades y negación de derechos”. - Efe/D.N.

Herramientas de Contenido