El delantero, a disposición de Eusebio

Agirretxe, principal novedad de la Real tras dos años de lesiones

EFE - Miércoles, 27 de Diciembre de 2017 - Actualizado a las 13:04h

Imanol Agirretxe, durante un entrenamiento en las instalaciones de Zubieta.

Imanol Agirretxe, durante un entrenamiento en las instalaciones de Zubieta.

Galería Noticia

Imanol Agirretxe, durante un entrenamiento en las instalaciones de Zubieta.

DONOSTIA. El delantero Imanol Agirretxe, a disposición del técnico realista, Eusebio Sacristán, tras superar un calvario de dos años de ausencia de los terrenos de juego a consecuencia de las lesiones, será el principal refuerzo del equipo txuriurdin tras el parón navideño.

Agirretxe se reincorporará, junto al resto de sus compañeros, a los entrenamientos que los realistas retomarán mañana, después de superar la grave lesión de tobillo que sufrió en diciembre de 2015, que le supuso dos pasos por quirófano, y una afección fibrilar, más reciente, que le ha tenido de baja dos meses más.

Agirretxe se lesionó en un encontronazo con Keylor Navas el 30 de diciembre de 2015 en un partido aciago para la Real que, además de perder aquel encuentro, vio como su máximo goleador y el centrocampista Sergio Canales sufrieron sendas lesiones de gravedad.

La del cántabro está ya en el olvido pero no así la de Agirretxe, quien llegó a tener una participación testimonial cuando todavía no estaba plenamente recuperado en un Real Sociedad-Málaga, en el que en los pocos minutos de juego que tuvo anotó el gol del empate (1-1).

Fue un 28 de febrero de 2016, dos meses después de caer lesionado en el Santiago Bernabéu, un plazo de recuperación fulgurante y engañoso porque Agirretxe no volvería esa temporada a jugar ni un solo minuto más.

El futbolista de la Real logró ya el alta médica de esa grave dolencia hace varios meses, de hecho tuvo también algunos minutos sueltos ante el Celta, Villarreal y Real Madrid en el inicio de esta temporada, pero nuevamente los problemas físicos volvieron a llevarle al dique seco en octubre por un importante problemas muscular.

Agirretxe, en este tramo final de 2017, se vio obligado a parar por una rotura fibrilar, de la que recientemente acaba de obtener también el alta médica.

Ahora, se entrenará con normalidad con el resto de la plantilla y será decisión de Eusebio volver a contar en enero con un jugador que le ha dado a la Real 94 goles en su carrera y que puede ser un refuerzo de lujo para el segundo tramo de la competición.