Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Animales, política y sociedad

José Javier Napal Górriz - Miembro de la Asociación Libertad Animal Navarra - Miércoles, 27 de Diciembre de 2017 - Actualizado a las 06:11h

A pesar de que estamos acostumbrados a que la sociedad y la sensibilidad de la gente vayan unos cuantos pasos por delante de la política, seguimos viendo que esta característica perdura pese a la irrupción de nuevos partidos y la supuesta regeneración de los de siempre.

En el caso de los derechos de los animales, esta particularidad es quizás más evidente que en otros aspectos de nuestra sociedad, resultando novedoso que ahora el Congreso se ha dado cuenta de algo que mucha gente ya conoce de antaño: los animales, mascotas o no, tienen sensibilidad, circunstancia por la cual dejan de considerarse objetos.

Legalmente se convierten en seres vivos con sensibilidad. Esto significa que son seres que sufren, seres que pasan hambre, seres que pasan frío, que tienen emociones. En definitiva, seres que solo buscan tener una vida digna. Seres vivos con derechos. Sí, también las otras especies tienem derechos.

Declaramos orgullosos que dentro de la raza humana no existe una especie superior a otra. Sin embargo, seguimos convencidos de que somos superiores al resto de animales. Esto es especismo. Cabe preguntarse el por qué. ¿Tal vez porque no tienen voz?

Este mes de diciembre es clave en la vida de muchos animales. Paradójicamente se celebra el día mundial de los derechos de los animales pero por otra parte y dada que estamos en Navidad, supone el fin de sus días porque al ser humano se le antoja utilizarlo de diversas formas, ya sea con su piel en forma de abrigo, como comida navideña, presentes para los niños (porque todavía hay quien los considera artículos de regalo).

Los animales dejan de tener el estatus que tiene un frasco de colonia, ya no son consolas, ni balones de fútbol, dejan de considerarse meros objetos inertes que podamos desechar y abandonar a su suerte en el momento en que nos aburrimos de ellos.

El perro sufre. El cerdo sufre. La vaca sufre. El besugo sufre. El pollo sufre. Porque el matiz que la propia ley contempla a partir de ahora es que los animales y no solo las mascotas que conviven en nuestro hogar, no pueden ser utilizados ni embargados cual bien inmueble.

Sin esperar a que desde el gobierno de turno se legisle, cualquier ayuntamiento puede tomar nota e ir adecuándose a la normativa, prohibiendo el maltrato de seres vivos mediante el uso injustificado de animales durante las fiestas navideñas, ya sean burros, caballos, camellos o cualquier tipo de animal.

Cultura es una palabra muy atractiva que en muchas ocasiones disfraza de forma interesada ciertas costumbres que lo único que hacen es promover la violencia y maltrato hacia unos seres que no entienden de festejos, ni de cultura, sino de algo tan básico como es la libertad de vivir y de disfrutar plenamente del resto de sus días como también nos gusta hacer a todos nosotros.

Herramientas de Contenido

Últimas Noticias Multimedia