A la contra

La credibilidad

Por Jorge Nagore - Miércoles, 27 de Diciembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Hace un año, Javier El Navarrrrísimo Esparza acusó al Gobierno de Navarra de no pagar a España 613 millones en 2016 por el Convenio tal y como exigía Madrid y sí 520. Dijo que Barkos lo había hecho “para cuadrar las cuentas de Navarra” y que esa decisión, con las negociaciones de un nuevo convenio retrasadas 2 años por culpa de la inacción de Madrid, restaba “credibilidad a Navarra”. Hoy, Navarra y Estado firmarán previsiblemente un acuerdo que dejará demostrado que Navarra no tenía que abonar esos 613 millones o ni siquiera 520, sino 510 -480 de base y 30 de un impuesto eléctrico que es nuevo a efectos de cómputo, ya que hasta ahora se abonaba aparte- y que esos casi 100 millones que no pagó pero que Madrid nos sisó acto seguido vía ajustes trimestrales de cobro de impuestos indirectos van a tener que ser devueltos por Madrid a los navarros, al igual que el sobrepago de 2015 -112 millones-. En total, más de 200 millones de euros va a devolver la Corte a Navarra euro a euro gracias a la poca credibilidad del actual gobierno. Las cifras, el resultado final y el beneficio para Navarra dejan a Esparza y a UPN con el culo al aire de una manera colosal, en la medida en que millón arriba millón abajo se ha cumplido lo que Aranburu y su equipo vienen diciendo desde 2016, una certeza que les permitió -echando mano de un artículo del propio Convenio- dar al menos un puñetazo en la mesa que dio paso a una negociación seria y finalmente a una aportación sensiblemente inferior a la que se pagó entre 2010 y 2014 -la media pagada de ese quinquenio sin los 30 millones del impuesto eléctrico es de 520 millones, 40 más que ahora- y muy por debajo de lo pagado en 2015 y 2016 y de lo presupuestado por Madrid para 2017. Cientos de millones de euros que Esparza ni habría olido. El navarrrrrrísimo, la credibilidad y la sumisión. Va a resultar que los Gamazos estaban dentro.