Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

UGT y SPA recurren el Decreto Foral del euskera en la Administración y solicitan su suspensión cautelar

Sostienen que el texto "vulnera los principios de igualdad, mérito y capacidad de la mayoría de la ciudadanía"

EP - Miércoles, 27 de Diciembre de 2017 - Actualizado a las 12:22h

El responsable de la Administración Núcleo de UGT, Jesús Elizalde.

Un momento de la rueda de prensa de este miércoles por la mañana. (UGT Navarra)

Galería Noticia

El responsable de la Administración Núcleo de UGT, Jesús Elizalde.Fachada del Palacio de Justicia de Pamplona.

PAMPLONA. La Unión General de Trabajadores (UGT) y el Sindicato de Personal Administrativo (SPA) han recurrido de manera conjunta el Decreto Foral por el quese regula uso del euskera en las administraciones públicas de Navarra. Del mismo modo, han solicitado la suspensión cautelar del mismo "hasta que la Sala de lo contencioso-administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Navarra (TSJN) se pronuncie sobre el fondo del recurso".

UGT ha presentado este miércoles dicho recurso en una rueda de prensa y ha señalado que, si no se suspende, "podrían crearse situaciones jurídicas irreversibles haciendo ineficaz la sentencia que pudiera dictarse e imposibilitando el cumplimiento de la misma en sus propios términos".

El responsable de la Administración Núcleo de UGT, Jesús Elizalde, ha asegurado que "este Decreto vulnera los principios de igualdad, mérito y capacidad de la inmensa mayoría de la ciudadanía en el acceso a la Administración, quebrantándose con ello la igualdad de oportunidades a la hora del ingreso en la Función Pública".

Elizalde ha remarcado que ocurre "lo mismo respecto de la promoción y movilidad interna del propio personal de la Administración".

En este sentido, ha destacado que supone "una paulatina precarización de los derechos laborales del personal castellanohablante, dado que su aplicación generará situaciones de inestabilidad e inseguridad laboral por cuestión lingüística, al introducir la obligación de que haya personal que hable ambas lenguas en puestos que, según la Ley y la realidad lingüística navarra, no lo precisan".

Por otro lado, Elizalde ha recordado que "el propio Consejo de Navarra concluyó recientemente que ocho preceptos de dicho Decreto Foral, los artículos 25.2, 30.2, 31, 34.2, 35, 38.2, 39 y la disposición transitoria cuarta, no se ajustan a la legalidad". "Sin embargo, los cambios introducidos por el Gobierno de Navarra, tras esto, son exclusivamente formales, amén de que algunos de ellos únicamente contribuyen a incrementar la discrecionalidad y la inseguridad jurídica", ha asegurado.

Además, ha manifestado que "esta discrecionalidad que la Administración se reserva es tan amplia que puede convertirse fácilmente en arbitrariedad a la hora de determinar los puestos bilingües, el nivel de conocimiento del euskera, así como al decidir los puestos de trabajo en los cuales se valorará como mérito al fijar el porcentaje de valoración a aplicar".

Por ello, Elizalde ha reiterado que "no es de recibo que el derecho a utilizar una segunda lengua en la Administración, hablada por un pequeño porcentaje de la población, se ponga por encima de un derecho fundamental como el acceso en condiciones de igualdad a la Función Pública en una sociedad, no lo olvidemos, en la cual el 100% de la población es castellanohablante".

"Por parte de algunos se pretende imponer unos criterios lingüísticos discriminatorios para la inmensa mayoría de la población navarra en el acceso a la Función Pública en beneficio de una pequeña minoría, poniéndolo por encima de un derecho considerado como fundamental por el artículo 23 de la Constitución", ha explicado.

Así pues, ha asegurado que "la UGT comparte y apoya muchas de las medidas de fomento del euskera, pero sí nos oponemos frontalmente a la discriminación que con este Decreto Foral se genera".

Igualmente, Elizalde ha criticado que "a los cinco días de la publicación del Decreto Foral sobre el uso del euskera en las administraciones públicas, fue publicado el Decreto Foral 109/2017, de 28 de noviembre, de modificación de la plantilla orgánica en la Administración Foral, mediante el cual se introduce el requisito de conocimiento de euskera en una serie de plazas en los tres ámbitos de la Administración (Educación, Sanidad y Núcleo), sin que dicha medida haya sido objeto de negociación colectiva, tal y como exige la disposición adicional séptima del Decreto sobre el uso del euskera".

"Esto supone un incumplimiento por parte de la Administración de su obligación de negociar la definición de perfiles lingüísticos de las plazas", ha añadido.

Por último, ha recordado que "a pesar de las expectativas generadas por el presente Gobierno al inicio de legislatura, las mejoras en materia de condiciones de trabajo del personal son más que discretas". Ante lo que ha exigido que "el prometido diálogo, talante abierto y respeto a la negociación colectiva, que a inicio de legislatura nos fue prometido, se materialice mediante la apertura inmediata de un verdadero proceso negociador en el ámbito de la Función Pública de nuestra Comunidad".

UGT SE ALEGRA DE LA LEY DE ACCESO A LA FUNCIÓN PÚBLICA DEL PSN Por otro lado, en la rueda de prensa de este miércoles, también ha participado la responsable del sector de Enseñanza de UGT, Mª José Arnaut, ha manifestado la "alegría de que haya salido adelante en el Parlamento la Ley de acceso a la función publica propuesta por el PSN".

Esto, según ha explicado, supone que haya "tribunales por especialidad e idioma, dando la posibilidad a todos de presentarse, preservando la igualdad de oportunidades, el mérito y la capacidad a todos y todas las docentes que se presenten en las oposiciones".

Del mismo modo, sobre el intento de establecer la lista única en la OPE de Educación, Arnaut ha explicado que "la posición de la Consejera de Educación daría ventaja a unos, mientras que restringe oportunidades a otros". "Es una situación que rompería la igualdad de oportunidades y modificaría sustancialmente la obtención del puesto de trabajo, pues el docente con euskera elegiría la plaza sea en castellano o euskera", ha añadido.

Asimismo, ha recordado que" el euskera o bien ha sido mérito o requisito, pero no puede ser ambas haciendo una suma que desiguala" y ha criticado que "el Departamento de Educación no debe generar problemas, ni generar inestabilidad innecesariamente en un sistema recién creado y aún en rodaje, ni inseguridad jurídica"