El espónsor de la Real, bajo sospecha

Se entrega a la policía el director de QBAO, compañía llamada a sufragar en torno a un 25% de la reforma de Anoeta y a la que investigan en China por presunta financiación ilegal

Marco Rodrigo - Jueves, 28 de Diciembre de 2017 - Actualizado a las 06:12h

Zhang Xiaolei, el directivo chino arrestado, en el centro de la imagen junto a Jokin Aperribay y con una camiseta txuri-urdin puesta. Era septiembre de 2014.

Zhang Xiaolei, el directivo chino arrestado, en el centro de la imagen junto a Jokin Aperribay y con una camiseta txuri-urdin puesta. Era septiembre de 2014.

Galería Noticia

Zhang Xiaolei, el directivo chino arrestado, en el centro de la imagen junto a Jokin Aperribay y con una camiseta txuri-urdin puesta. Era septiembre de 2014.

Donostia- Malas noticias para la Real durante un parón navideño que venía endulzado por la victoria conseguida ante el Sevilla el 20 de diciembre. El pasado martes, a casi diez mil kilómetros de Gipuzkoa, en la ciudad china de Nanjing, el director ejecutivo de Qbao.com se entregaba a la policía, conocedor de las investigaciones que esta llevaba a cabo acerca de una presunta financiación ilegal de la empresa. La prensa del gigante asiático informaba ayer sobre unos hechos confirmados por la propia policía de Nanjing a través de su cuenta oficial de Twitter y que afectan de lleno al patrocinador principal del club txuri-urdin. Se avecinan días de incertidumbre y expectación en torno a lo que pueda terminar sucediendo en China con un compañía destinada a sufragar “entre un 20% y un 25%” de la reforma de Anoeta, según explicó en su día Jokin Aperribay, y que hasta junio de 2020 debía aportar dos millones de euros anuales por figurar en la parte delantera de la elástica txuri-urdin.

Desde las oficinas de la Real siguen de cerca un asunto que conocieron cuando la persona que gestiona sus perfiles chinos en las redes sociales alertó sobre las informaciones surgidas. No hizo falta mover muchos hilos, sin embargo, para contactar con responsables de la empresa. Fueron estos, concretamente el segundo y el tercer hombre fuertes de la compañía tras el arrestado Zhang Xiaolei, quienes llamaron a los rectores blanquiazules ayer a primera hora. Confirmaron la veracidad de las noticias acerca de la entrega a la policía de su director ejecutivo, y transmitieron asimismo su sorpresa y su nulo conocimiento acerca de los supuestos movimientos que implicarían la financiación ilegal investigada.

Este periódico se puso ayer en contacto con fuentes autorizadas de la entidad txuri-urdin, que subrayaron que la ausencia de pronunciamientos públicos por parte del club responde a la espera de más noticias sobre el caso, y no a ningún tipo de despreocupación. De hecho, esas mismas fuentes destacaron también que el asunto va a ser seguido con suma atención por la Real, ante la posibilidad de tener que adoptar decisiones. El presunto delito sobre el que se investiga al hombre fuerte de Qbao y que afecta al negocio en sí mismo puede resultar perjudicial para la imagen de un club que publicita a la compañía y promueve valores contrarios a las supuestas prácticas que estudia la policía china. Desde la Real aclaran también, eso sí, que los pagos pactados en su día con la empresa asiática han sido, hasta la fecha, cumplidos de forma puntual por esta. E inciden finalmente que la relación entre las partes es únicamente comercial.

web inaccesibleQbao es un portal de Internet cuyos usuarios, tras un registro cuyo precio asciende a doce euros, recuperan su inversión y obtienen ganancias tras visionar anuncios y responder encuestas. También pueden servirse de la plataforma para exponer en ella sus propias tiendas on line. El sitio web permanecía ayer inaccesible, tras desencadenarse la entrega a la policía de su máximo dirigente en lo que supone hasta la fecha el último capítulo de una serie de pesquisas iniciadas en abril. Entonces, la policía de Shanghai había incluido a Qbao en una relación de empresas de gestión irregular, tras no poder localizar la sede de la compañía en esta ciudad. Más tarde, en agosto, usuarios de la página denunciaron que no podían retirar el dinero de sus cuentas, y que la citada sede había sido cerrada.

Cuatro meses después, Zhang Xiaolei se entregó el martes a la policía, viendo la luz de forma definitiva un caso que afecta de forma importante a la Real. Las cifras del acuerdo de patrocinio por cinco temporadas suscrito en abril de 2015 rodaban lo 20 euros totales (en torno a diez para la reforma de Anoeta) e incluían incluso “notoriedad” para la empresa en la denominación del futuro Anoeta. Los rectores chinos propusieron incluso participar en el capital social del club txuri-urdin, pero la directiva guipuzcoana se negó en rotundo.

las cifras

6

Tras una primera temporada (2014-15) pagando Qbao 1,2 millones por figurar en la parte frontal de la camiseta realista, la empresa china y la Real renovaron el acuerdo por cinco campañas adicionales, hasta junio de 2020.

10

Qbao se comprometió a abonar en torno a dos millones de euros por cada una de las cinco campañas adicionales en concepto de patrocinador de la elástica txuri-urdin.


10

Además, acordó una aportación similar para la reforma de Anoeta, a cambio de “notoriedad” en la futura reforma del estadio.

30

Los efectos de una hipotética ruptura del patrocinio no serían ni mucho menos devastadores para una Real que, desde la firma de 2015, ha recibido ingresos por venta de jugadores que rondan los 30 millones de euros. Ha traspasado a Finnbogason (4), Jonathas (casi 10), Yuri (13) y Vela (5), y espera además otros 20 si Griezmann sale del Atlético.

etiquetas: real sociedad, qbao