Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
tras el altercado de los guardias civiles

Condenado a 8 meses de cárcel por amenazar de muerte al alcalde de Alsasua en un correo

Vecino de Valladolid, le escribió un mensaje tras el altercado de los guardias civiles

Jesús Morales / Nerea Mazkiaran - Jueves, 28 de Diciembre de 2017 - Actualizado a las 06:11h

El alcalde de Alsasua, Javier Ollo.

El alcalde de Alsasua, Javier Ollo. (D.N.)

Galería Noticia

El alcalde de Alsasua, Javier Ollo.Exterior del Palacio de Justicia de Pamplona.

PAMPLONA- El Juzgado de lo Penal número 1 de Pamplona ha condenado a un vecino de Valladolid a una pena de 8 meses de prisión como autor de un delito de amenazas por haber escrito y remitido al alcalde de Alsasua, Javier Ollo Martínez, un correo electrónico en el que le insultaba y le amenazaba de muerte “con ánimo de amedrentarle”, tras los altercados en los que resultaron heridos dos guardias civiles durante la madrugada del 15 de octubre de 2016.

Los hechos enjuiciados ocurrieron once días después de que dos miembros de la Guardia Civil y sus parejas fueran agredidos durante un incidente ocurrido en un bar en las fiestas de la localidad. El 26 de octubre el acusado, A.C.G., envió desde su teléfono móvil a la secciónEl Alcalde responde de la página web del Ayuntamiento de Alsasua el siguiente correo electrónico dirigido a Javier Ollo: “Hijo de puta. Te vamos a matar. Por una Europa sin escoria como tú”.

El mensaje, en el que constaba como remitente un nombre distinto al del acusado aunque con evidentes similitudes y coincidencias entre ambos, fue enviado a través de una red de Internet a nombre de una tercera persona. Después de ser recibido y leído, el propio alcalde de Alsasua interpuso una denuncia ante la Policía Foral.

La titular del Juzgado de lo Penal número 1 destaca en la sentencia que el propio acusado admitió en su declaración ante el juzgado de instrucción la autoría del correo electrónico y destaca que el alcalde confirmó en el juicio que recibió el mensaje de forma directa en el correo de la Alcaldía de Alsasua, ante lo que mostró “su inquietud respecto al contenido del mismo”.

Asimismo, la magistrada señala que el agente de la Policía Foral que investigó los hechos pudo determinar que el titular de la conexión desde la que se remitió el correo electrónico era el acusado, quien explicó que remitió el mensaje por medio de su teléfono móvil, con el que accedió a Internet mediante una conexión a nombre de su compañero de piso, al que desvinculó de los hechos.

La sentencia recalca que el acusado, que “mostró cierto arrepentimiento por su conducta”, reconoció los hechos. “La prueba ha sido plena, teniendo el contenido del mensaje carácter intimidatorio, mensaje que remitió el acusado a la sección El Alcalde responde, por lo que queda patente que el autor conocía a quién se dirigía el mensaje y consiguió que efectivamente llegara a su destinatario, como por otra parte admitió el acusado ante el juzgado de instrucción, destinatario que lo recibió de forma directa y que se vio inquietado por el contenido del mismo”.

La resolución concluye que los hechos declarados probados son constitutivos de un delito de amenazas no condicionales, que sanciona “al que amenazare a otro con causarle a él, a su familia o a otras personas con las que esté íntimamente vinculado un mal que constituye delitos de homicidio, lesiones, aborto, contra la libertad, torturas y contra la integridad moral, la libertad sexual, la intimidad, el honor, el patrimonio y el orden socioeconómico”. “En conclusión, la conducta del acusado consistió en una expresión idónea para violentar el ánimo del perjudicado, intimidándole, y dado el contexto en el que se vertieron las expresiones era una amenaza seria, susceptible de repulsa social”, motivo por el que la juez le impone una condena de 8 meses de prisión en una sentencia que es recurrible ante la Audiencia Provincial de Navarra.