quíntuple medallista olímpico

David Cal cree que "queda mucho por hacer" en el respaldo al deporte minoritario

EFE - Viernes, 29 de Diciembre de 2017 - Actualizado a las 17:33h

Cal que abandonó la alta competición como el deportista español con mayor número de preseas olímpicas.

Cal abandonó la alta competición como el deportista español con mayor número de preseas olímpicas. (EFE)

Galería Noticia

Cal que abandonó la alta competición como el deportista español con mayor número de preseas olímpicas.

León. El quíntuple medallista olímpico David Cal ha sostenido hoy en León que "queda mucho por hacer" en el respaldo a los deportes minoritarios, aunque ha valorado iniciativas como la de la Universidad UCAM, con la que colabora, o el grupo de patrocinio Golden Dreams Team de León, al que ha apadrinado.

Cal, que abandonó la alta competición como el deportista español con mayor número de preseas olímpicas, ha reconocido, en declaraciones a los periodistas, que en sus inicios en la canoa "no se ayudaba a los deportes minoritarios, por lo que era muy complicado salir y destacar", por lo que ha considerado "fundamental" las ayudas y patrocinios "que no solo premien a la elite, sino también a los que vienen por detrás".

El deportista gallego ha recordado que con el respaldo de empresas como Telefónica surgieron nuevos nombres en el piragüismo español como Marcus Cooper, oro en los Juegos de Río de Janeiro, "al verse apoyado en sus inicios, ya que las Becas ADO tan solo se conceden a deportistas ya consolidados", ha apuntado.

David Cal ha destacado la buena salud que vive el piragüismo español al recordar que hasta su primera medalla en los Juegos de Atenas 2004, habían transcurrido veinte años desde la anterior en Los Ángeles 84, mientras que en las sucesivas a la capital griega continuó la cosecha de medallas en Pekín 2008, Londres 2012 y Río de Janeiro 2016, "donde se mostró un gran nivel".

Sobre su retirada a los 32 años, el actual colaborador de la UCAM Murcia, que cuenta con 350 deportistas becados, ha reconocido que acabó "muy cansado, sobre todo psicológicamente al haber practicado el deporte desde los 8 años y desde los 14 fuera de casa con un gran sacrificio", por lo que tras su abandono buscó "otras perspectivas".