Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

La charla

Sigo siendo el rey

Por Álvaro Meoqui - Viernes, 29 de Diciembre de 2017 - Actualizado a las 06:11h

Galería Noticia

El siglo XXI cumplirá pasado mañana 18 años, por lo tanto, será mayor de edad. Podrá votar, sacarse el carnet de conducir, beber una copa en Nochevieja o, si le apetece, entrar a una discoteca. Qué suerte.

A pesar de este dato tan curioso, aquí nadie va para joven. Los años se van hospedando en ti y van puliendo tu esencia sin que tú apenas te enteres.

También el futbol cumple años, como todo el mundo, pero, sin embargo, parece que siempre está joven. El deporte rey puede cantar aquello de “sigo siendo el rey”, por lo menos de los deportes.

En el Estado, casi un millón de licencias entre hombres y mujeres hacen que un puñetero balón nos vuelva locos a muchos. A nivel mundial, la popularidad del fútbol es impresionante. Ese juego tan sencillo es a nivel social y económico un volcán en erupción constante.

Seguro que no se puede decir con exactitud qué tiene el fútbol que tanto apasiona, pero hay algunas cosas que lo hacen diferente o, mejor dicho, especial.

La facilidad y la sencillez que a priori ofrece ese juego es una de ellas. Te aprendes las normas con facilidad y lo puedes practicar en cualquier sitio. Ni veces que se habrá jugado con solo el balón y dos chaquetas. A nivel social, ser un deporte colectivo provoca que todos los equipos tengan detrás su afición, y seguir esa camiseta es todo un honor. Ya se sabe que se puede cambiar de todo en esta vida, menos de equipo. Échenle una pensada.

Pienso que la mayor fuerza del fútbol se llama gol. Esa es realmente la esencia de este deporte. Esa palabra se convierte en sensación única cuando ese puñetero balón cruza la línea entre los postes o entre cualquier chaqueta.

Me apasiona el ciclismo, me gustan mucho el baloncesto, el atletismo y algunos otros. A todos los deportes les deseo muchos éxitos y felices años porque, sin ellos, esto no sería igual, ni mucho menos.

Al fútbol le digo lo mismo, pero quiero recordarle que debe dar ejemplo si quiere seguir siendo el rey. Porque ser rey no es fácil. Bueno, no lo sé.El autor es técnico deportivo superior

Herramientas de Contenido