Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

firma del convenio económico con el estado

El acuerdo de Aranburu ahorra a Navarra 600 millones en cinco años

El Gobierno foral asume que la regla de gasto impone restricciones para reinvertir los 215 millones devueltos

Viernes, 29 de Diciembre de 2017 - Actualizado a las 06:11h

Barkos y Aranburu muestran ante los medios de comunicación la firma del Convenio Económico con el Estado.

Barkos y Aranburu muestran ante los medios de comunicación la firma del Convenio Económico con el Estado. (EFE)

Galería Noticia

  • Barkos y Aranburu muestran ante los medios de comunicación la firma del Convenio Económico con el Estado.

Pamplona- “No ha sido una negociación fácil”, resumía ayer el consejero de Hacienda, Mikel Aranburu, que acudió a la sala de prensa del Gobierno de Navarra a explicar los términos de su acuerdo con Madrid rodeado por todo su equipo. Técnicos del departamento que se han peleado partida a partida con sus homólogos del Ministerio de Hacienda para revisar una aportación que se había disparado, y que con los nuevos términos supondrá un ahorro para Navarra de 594 millones para el quinquenio 2015-2019.

Una rebaja media de 120 millones por ejercicio que de momento implica que el Estado deberá devolver los 215 millones de más cobrados los dos últimos años, 335 euros por ciudadano. 128,7 millones en concepto de aportación pagada de más en 2015 y 2016, y 74 millones en ajustes pagados de más. A ello hay que añadir 12,5 millones que el Estado compensará a Navarra por el impuesto sobre el valor de la producción de la energía eléctrica. La mayor parte se ajustará en los pagos de este último trimestre, y el resto se liquidará con los flujos financieros de marzo.

Así que la pregunta que ayer sobrevolaba la comparecencia del Gobierno era qué piensa hacer ahora con el dinero. El PP pide bajar impuestos. El PSN más gasto en infraestructuras y educación, y los socios del Gobierno un plan de inversiones y una puesta por las políticas sociales. Pero no está claro que nada de eso vaya a ser posible. “No podemos incumplir la regla de gasto”, advirtió ayer Aranburu, consciente de lo jugosos que parecen los 215 millones, pero también de que el ministro Cristóbal Montoro se ha puesto muy serio con el control presupuestario. Hasta el punto de que recientemente ha intervenido el Ayuntamiento de Madrid por esos motivos. “Nuestra situación es como la de los ayuntamientos, que no pueden gastar aunque tengan superávit”, ratificó la presidenta Uxue Barkos.

Así que de momento se impone la prudencia en el Gobierno, donde ayer se limitaron a exhibir el resultado de una buena negociación y, tras un año de prudente silencio, replicar a quienes les habían acusado de irresponsables. Luego vendrá el momento de decidir cómo se gasta un dinero que, según apuntó Aranburu, se podrá destinar a cubrir deuda, tesorería o alguna operación de tipo financiero. El Ministerio de Hacienda ya ha avisado de que estará vigilante y que no aceptará ninguna alegría extraordinaria.

Mejora en los ajustes del IVANavarra en cualquier caso sí podrá ganar mayor margen de inversión presupuestaria con el resto de acuerdos alcanzados con el Ministerio. Es el caso del Impuesto de Hidrocarburos, que se abonaba con una estimación pero que a partir de ahora se ajustará en base al consumo real, dejando un saldo positivo para Navarra de 70 millones anuales. También mejorarán los ajustes por IVA, que antes compartían según un índice de consumo que pasa del 1,68 al 1,76%.

Donde no hay modificación ha sido en el índice de aportación, que fija el peso de Navarra en el presupuesto del Estado. Hasta ahora era el 1,6% del gasto, que la Comunidad Foral debía asumir por aquellas competencias que no son suyas. La cifra se mantiene igual, pese a que el Gobierno de Navarra se había mostrado partidario de ampliarlo al 1,69%. Según explicó Aranburu, ambas partes han acordado dejarlo como estaba, entre otras cuestiones, porque poblacionalmente Navarra representa el 1,34%, y su dispersión territorial exige también inversiones en áreas como salud y educación más costosas que las que exclusivamente se realizan en grandes núcleos urbanos. - I.F.

La negociación pendiente

Y ahora, la ley del Convenio

Actualización. El pasado miércoles Navarra y el Estado pactaron la aportación que la Comunidad Foral hará a las arcas generales para el periodo 2015-2019. Queda pendiente sin embargo la renovación de la propia Ley del Convenio, mucho más amplia que la aportación, y que ambas administraciones quieren actualizar en los próximos meses. Un trabajo necesario después de que la CAV haya actualizado su Concierto, algunas de cuyas normas de ámbito fiscal se solapan con Navarra. “Hay algún cambio importante que queremos proponer”, avanzó ayer Aranburu, que admitió que habrá que discutir. “Veremos si nos lo aceptan”, afirmó. - D.N.

Herramientas de Contenido