Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

El monte en llamas: la sequía lleva a un año récord en grandes incendios

Seis personas han muerto en 2017 en fuegos forestales, la cifra más alta de los últimos cinco años

Viernes, 29 de Diciembre de 2017 - Actualizado a las 06:11h

Un bombero provoca un incendio para cortar el avance de las llamas entre Galicia y Portugal.

Un bombero provoca un incendio para cortar el avance de las llamas entre Galicia y Portugal. (Foto: Efe)

Galería Noticia

Un bombero provoca un incendio para cortar el avance de las llamas entre Galicia y Portugal.

madrid- El año 2017 acabará con el mayor número de grandes incendios (aquellos que arrasan más de 500 hectáreas) del último decenio, un total de 53, y con seis personas muertas a causa de las llamas, la cifra más alta de los últimos cinco años. Ayer mismo quedó extinguidos el incendio forestal que quemó 79,5 hectáreas en el Coll de Síller, en el Port de Pollença.

La última estadística del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, con datos hasta el 30 de noviembre, revela que durante este ejercicio han ardido 176.587 hectáreas, una cifra que duplica la media de los últimos diez años, de 87.385 hectáreas.

A falta de dos días para concluir el año, seis personas han fallecido a causa de este tipo de siniestros;la primera fue en mayo en un incendio en la provincia de Zamora y la segunda en septiembre en Gran Canaria. Posteriormente, y como consecuencia de la oleada de incendios que afectó a Galicia, Asturias y Castilla y León entre los días 15 y 18 de octubre, cuatro personas más perdieron la vida: dos en el interior de un vehículo en Pontevedra, un vecino de Orense mientras intentaba apagar las llamas de su corral, y una persona en Vigo al sufrir una caída mortal cuando luchaba contra el fuego.

Los incendios forestales no habían causado un número de víctimas tan elevado desde el año 2012, cuando las llamas se cobraron 11 vidas.

No incluyen estos datos los siniestros que se han registrado a lo largo de diciembre, entre ellos el que se produjo en Ávila el pasado día 6 o el el incendio forestal de Coll de Síller, en el Port de Pollença (Palma de Mallorca) que se extinguió ayer a las 18.00, que ha quemado 79,5 hectáreas de matorral, principalmente carrizo, vegetación arbustiva y pinar. El último informe del Ministerio pone de relieve que durante 2017 se han producido un total de 13.545 siniestros, de los cuales 8.496 fueron conatos (incendios menores de una hectárea) y 5.049 superaron esa superficie. Tanto el número de conatos como de incendios superan ampliamente la media del último decenio, que fue de 11.996 siniestros, de 8.040 conatos y de 3.956 incendios.

La superficie arrasada en los últimos meses ha sido muy superior a la media del decenio, pero no ha superado las 216.545 hectáreas que se calcinaron en el año 2012, el peor de los últimos diez años.

El incendio más importante de 2017, por su extensión, fue el que se registró en agosto en La Cabrera (León), que afectó a casi 10.000 hectáreas y se convirtió en uno de los de mayores proporciones que se han producido en España en lo que va de siglo.

Por el valor ecológico de la zona afectada destacó el fuego que se desató en Moguer (Huelva) en junio, que arrasó casi 8.500 hectáreas (de ellas 6.761 del Espacio Natural de Doñana) y que obligó a desalojar a unas 2.000 personas.

Especialmente significativa fue la ola de incendios que azotó a Galicia, Asturias y el norte de Castilla y León entre los días 15 y 18 de octubre, una sucesión de siniestros (en su mayoría intencionados) que, además de cuatro víctimas mortales, arrasó decenas de miles de hectáreas, movilizó a casi 1.000 efectivos de la Unidad Militar de Emergencias y desencadenó críticas y protestas por la gestión que se hizo de la catástrofe. - Efe/E.P.