Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
UNA INVERSIÓN DE CASI 230.000 EUROS

Las obras de reforma de la unidad del Ensanche comenzarán en el primer trimestre

Durante la reforma se habilitarán locales también en el Ensanche para seguir atendiendo a los vecinos, que en 2016 sumaron más de 3.500 atenciones

Viernes, 29 de Diciembre de 2017 - Actualizado a las 11:52h

Padre Calatayud 4, tras la reforma integral del edificio.

Padre Calatayud 4, tras la reforma integral del edificio.

Galería Noticia

  • Padre Calatayud 4, tras la reforma integral del edificio.

PAMPLONA.- La Junta de Gobierno Local del Ayuntamiento de Pamplona ha aprobado en su sesión de hoy la adjudicación de las obras de reforma de la unidad de barrio del segundo Ensanche. En total, invertirá 227.704 euros en la renovación integral del inmueble, ubicado en el número 4 de la calle Padre Calatayud. La reforma cambiará la actual distribución interior del centro, abrirá más ventanas en fachada y sustituirá las instalaciones de climatización, además de otras actuaciones para adaptar los locales a las nuevas necesidades de las personas usuarias y a la normativa vigente.

Las obras han sido adjudicadas a Construcciones Díaz García SL y está previsto que comiencen en el primer trimestre de 2018, de manera que puedan estar listas para antes del verano. Durante el tiempo en que duren las obras, el Ayuntamiento habilitará unas oficinas también en el Ensanche para seguir ofreciendo todos los servicios y mantendrá además el mismo número de teléfono.

Mejoras en los espacios y luz

La unidad de barrio del Ensanche ocupa un local de la planta baja de un edificio de viviendas en la calle Padre Calatayud, 4. Con una superficie construida de 222,4 metros cuadrados, es un local que ha sufrido diversas reformas a lo largo de su vida y que han dado lugar a estancias que hoy no se consideran funcionales ni habitables, bien por sus dimensiones bien por cambios de uso o porque no ofrecen la privacidad adecuada.

Por otra parte las instalaciones de agua, electricidad, renovación de aire y calefacción han quedado obsoletas y no ofrecen las condiciones de confort deseables para un servicio público de estas características. La propuesta de obras redistribuirá los espacios, orientando los despachos y estancias habitualmente ocupados hacia la fachada noroeste por ser la que más luz natural recibe. Las estancias no ocupadas de forma permanente (aseos, sala de reuniones, cuarto de instalaciones) se disponen hacia la medianera sureste del local. De este modo, la única estancia ocupada de forma permanente que no cuenta con contacto directo con el exterior será la zona de administración, pero que contará con iluminación natural a través de un lucernario existente en la cubierta del local y a través también de la ventana de atención al público situada frente al acceso al local. Se generarán seis despachos de alrededor de 12 metros cuadrados para la atención al público de forma individualizada y se reubicará el aseo de minusválidos y se adaptará a la normativa de accesibilidad.

Asimismo, se sanearán y, en su caso, se renovarán los revestimientos de suelos, paredes y techos para mejorar el aspecto estético de las estancias, además de cumplir la normativa vigente de condiciones de habitabilidad y mejorar el comportamiento térmico y acústico del local. La nueva distribución se adecua a las necesidades actuales de los diferentes programas que se desarrollan en el servicio y de la propia organización de la unidad de barrio, garantizando además una mayor privacidad en la atención a las personas. Para acometer esta renovación, se vaciará el local, se desmontarán todas las mamparas y se demolerá la tabiquería de ladrillo, para dejar el local diáfano.

También se retirarán las carpinterías exteriores y rejas de ventilación de fachada y se demolerá la solera del actual acceso para generar una rampa accesible. Todos los pavimentos de linóleo y cerámicos serán retirados al igual que los restos de alicatados en las paredes perimetrales del local. Se demolerán los falsos techos y se desmontará tanto el material de cobertura como el soporte del lucernario de cubierta. Se practicará un hueco de dimensiones 100x70 centímetros en el forjado para dotar al local de una salida a la cubierta plana. En la fachada noroeste, se abrirán nuevos huecos de carpintería.

Más de 3.500 atenciones al año

Las unidades de barrio son la puerta de entrada de la ciudadanía al sistema de servicios sociales y recogen las demandas ciudadanas, ofreciendo una primera respuesta a sus dificultades y favoreciendo el acceso a los diferentes sistemas de protección social. Pamplona cuenta con doce unidades de barrio que en 2016 ofrecieron 43.391 atenciones, una cifra que se ha ido incrementando paulatinamente desde las 23.576 atenciones del año 2008. La unidad de barrio del Ensanche es la cuarta en cuanto a número de atenciones, tras Rochapea, Milagrosa y Chantrea. En 2016 registró un total de 3.514 atenciones (el 8,1% del total de la ciudad).

Herramientas de Contenido

etiquetas: obras, reforma, ensanche