En fin

A por 2018, con toda la curiosidad

por javier arizaleta - Sábado, 30 de Diciembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Galería Noticia

Puestos a resumir en una frase el año sería eso que ocurre entre los Reyes y el Olentzero. Entre esos doce meses, hemos querido llevar este resumen que repite acontecimientos y ofrecer otros nuevos. Vivimos en el complicado equilibrio de mantener la tradición sin que la repetición le quite su importancia y la innovación de aceptar nuevas realidades que alcanzarán la condición de tradición en poco tiempo. Despedimos 2017 en esta páginas del semanario Merindad de Estella de DIARIO DE NOTICIAS como cerrando un pequeño ciclo que arrancó en septiembre. A partir de enero nos toca abrir el otro ciclo todavía en pleno invierno, pero con la perspectiva de que al final del trayecto nos aguardan las vacaciones y el verano. Conforme uno -o una- se va haciendo mayor, nos vamos dando cuenta de que esto del calendario es como un tobogán en el que, a la que te subes, acabas bajándolo en un pispás, por más vértigo que sufras en el trayecto. A la Navidad le siguen los carnavales, a estos las Semana Santa y con los preámbulos de las romerías uno se da de bruces con el calor y las fiestas de verano que vuela a toda pastilla hasta que comienzan a caer los primeras hojas de los árboles y, de pronto, las ferias de Estella o los puentes de diciembre le avisan a uno -o una- que otro año se acaba. Desde luego, nada tiene que ver la percepción del tiempo en los niños y por eso los más mayores deberíamos recuperar esa sensación de que el tiempo no pasa apenas. Que todo lo que hacemos forma parte de una experiencia a la que no se le barrunta el final. Y para encontrar de nuevo esa sensación hay que vivir el presente con la intensa curiosidad de un niño o una niña. A ver si en 2018 al fin la encontramos. ¡Urte berri on!

Últimas Noticias Multimedia