tudela/Fustiñana/Villafranca/Corella

Masivo recibimiento a Olentzero . Masivo recibimiento a Olentzero

Olentzero no solo visitó la capital ribera en un cortejo de 200 personas, también pasó por otras localidades vecinas que poco a poco han ido incorporando esta tradición a su programa de Navidad.

- Sábado, 30 de Diciembre de 2017 - Actualizado a las 06:11h

Olentzero en Corella con una madre y su bebé.

Olentzero en Corella con una madre y su bebé.

Galería Noticia

Olentzero en Corella con una madre y su bebé.Varios vecinos de Villafranca se acercaron a saludar al carbonero.Olentzero a su llegada a Tudela saluda en la calle Serralta.Numerosos tudelanos y fustiñaneros posaron juntos a la llegada de Olentzero.Varios pequeños vestidos de caseros en la peña Beterri.También tuvo tiempo de ir hasta Corella.Decenas de niños en la plaza de Los Fueros esperaron su turno.Varios pequeños en Fustiñana no tuvieron miedo de posar con él.Olentzero conversa con dos niños antes de recorrer las calles de Tudela.
  • Flecha Ver anterior
  • Flecha Ver siguiente

el frío no congeló la ilusión de los cientos de niños de Tudela que no dudaron en salir a la calle para dar la bienvenida a Olentzero al grito de “¡Horra! ¡Horra! ¡Gure Olentzero!” Los más madrugadores ni siquiera esperaron al tradicional desfile por las calles del Casco Antiguo para poder verle y una hora antes se acercaron a los locales de la peña Beterri para mantener una breve charla con el viejo carbonero en la que le hicieron llegar sus peticiones de última hora.

Tras salir de la plaza de San Nicolás, acompañado por una comitiva integrada por cerca de 200 personas entre zanpantzar, dantzaris, txistularis, trikitixas, gaiteros y pastores, pasó por las calles Serralta, Mercadal, Bóveda, Herrerías y Yanguas y Miranda, antes de llegar a la plaza de los Fueros. El día 24 el conocido carbonero pasó por Ablitas, Cascante, Castejón, Cortes, Fustiñana, Ribaforada y Villafranca. En todas estas localidades, como sucedió en Tudela y Corella, el desfile tuvo lugar por la tarde, excepto en Fustiñana, donde le recibieron a las doce del mediodía. Olentzero, acompañado de numerosas familias, se paseó por las principales calles del barrio de San Antón hasta llegar a la plaza del Ayuntamiento, donde repartió regalos a los más pequeños.