Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
MÁS DE 3.000 PERSONAS MURIERON AHOGADAS

Se duplica la llegada de migrantes, 27.000 en 2017

Al menos 3.116 personas murieron ahogadas en el Mediterráneo antes de llegar a las costas españolas

Domingo, 31 de Diciembre de 2017 - Actualizado a las 06:11h

Inmigrantes subsaharianos, tras cruzar la valla de Ceuta este agosto.

Inmigrantes subsaharianos, tras cruzar la valla de Ceuta este agosto. (EFE)

Galería Noticia

Inmigrantes subsaharianos, tras cruzar la valla de Ceuta este agosto.

PAMPLONA- La llegada de migrantes a España este 2017 se multiplicó respecto al año anterior. Tras una travesía en cayuco, 21.468 llegaron a las costas españolas;5.473 lo hicieron a través de las fronteras terrestres con Marruecos. Sin embargo, no todos corrieron la misma suerte, pues al menos 3.116 personas murieron ahogadas en el Mediterráneo.

A pesar de que el número de muertes en el Mediterráneo se ha reducido, la ruta central (la de España) ha triplicado las muertes pasando de 70 en 2016 más de 200 este año. Si embargo, hay que tener en cuenta que en el recuento solo se incluyen algunas víctimas, pues muchos de los cadáveres nunca llegan a localizarse.

Este 2017 ha roto la tendencia de la curva descendente de la llegada de pateras a las costas españolas hasta duplicar las llegadas. Los expertos en el rescate de migrantes atribuyen este aumento a la buena climatología que se prologó hasta bien avanzado el año y las redadas de la Gendarmería marroquí en los entornos de las fronteras de Ceuta y Melilla.

Paralelamente, se han disparado un 34% los intentos de asalto a las vallas de Ceuta y Melilla y el número rondaba los 9.000 en septiembre frente a los 613 del año anterior, según los últimos datos de Interior.

Lejos de la crisis de los cayucos de 2006, que acercó a las costas canarias 515 pateras con 31.678 personas a bordo, y pese a que organizaciones como el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) creen que las entradas registradas este año son perfectamente asumibles por nuestro país, el Gobierno ha adoptado medidas excepcionales ante la presión migratoria.

Interior habilitó en noviembre la prisión de Archidona (Málaga) como Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) para acoger al medio millar de argelinos que arribaron a las costas murcianas en 49 pateras, provocando las denuncias de ONG e incluso una inspección del Defensor del Pueblo.

Según los últimos datos de la Organización Internacional de las Migraciones (OIM), hasta el 20 de diciembre, 26.941 inmigrantes llegaron a territorio español frente a los 13.246 de 2016. Sin embargo, las llegadas al Estado quedan lejos de las que se registran en otros países del sur de Europa como Italia. Desde el pasado 1 de enero hasta el 29 de diciembre, un total de 119.310 inmigrantes fueron rescatados del mar y trasladados a un puerto italiano. La mayor parte procedían procedían de países subsaharianos: 18.153 llegaron desde Nigeria, 9.693 desde Guinea y 9.504 desde Costa de Marfil, y muchos de ellos, un total de 15.731, eran menores no acompañados.

Llegaron a Italia casi siempre tras un largo y extenuante periplo a través del desierto hasta el “infierno” de Libia, donde en muchas ocasiones sufren secuestros y torturas por parte de las mafias hasta que logran zarpar hacia las costas meridionales europeas.

En precarias barcazas cruzan un Mediterráneo que se ha convertido en la ruta migratoria más letal del mundo según la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), que cifra en 2.832 los inmigrantes muertos este año entre el norte africano e Italia.

En cualquier caso, si bien es cierto que las llegadas han caído de forma importante, también lo es que el flujo “no se ha detenido” totalmente, apunta Fossi, ni siquiera con el frío del invierno. Las repatriaciones de inmigrantes han aumentado de las 1.200 del año pasado a las casi 20.000 de este y que su país ha activado el primer corredor humanitario con Libia, que el 22 de diciembre permitió la evacuación de los atroces centros libios de 162 inmigrantes vulnerables.

El esfuerzo de Italia por controlar el flujo migratorio seguirá y desplegará una misión militar en Níger para controlar las fronteras y adiestrar a sus agentes en la lucha a las mafias. - D.N.

etiquetas: migrantes, llegada