Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Bicis: la red que reclama la ciudadanía

Una infraestructura ciclista extensa y más segura. La reciente encuesta municipal sobre hábitos de movilidad, en la que han participado 1.021 personas, plantea una revisión de la red actual

Un reportaje de Marivi Salvo. Fotografía Javier Bergasa - Martes, 2 de Enero de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Dos ciclistas circulan por la acera de la Ronda de Azpilagaña.

Dos ciclistas circulan por la acera de la Ronda de Azpilagaña. (JAVIER BERGASA)

Galería Noticia

  • Dos ciclistas circulan por la acera de la Ronda de Azpilagaña.

Desearía que fuese una auténtica red ciclista, no una serie de tramos sueltos”. Esta es alguna de las sugerencias que los ciudadanos de Pamplona y su Comarca plantearon en la Encuesta sobre hábitos de de movilidad y valoración de la infraestructura ciclista actual, realizada recientemente por el área de Ecología Urbana municipal. Porque según se desprende de este estudio, en el que han participado más de un millar de ciudadanos, el 77% de los encuestados opina que el uso de la bici crecería en Pamplona con una mejor infraestructura ciclista, la histórica demanda que legislatura a legislatura no acaba de encontrar respuesta.

¿Y cómo mejorar la red? “Haciendo que está fuera más amplia y más segura”, dice otra opinión. Apostando por “un carril bici bien pensado, teniendo en cuenta coches y peatones, con cruces con semáforos seguros y una buena señalización”. De tal manera que “los peatones nos respeten y no nos griten ni insulten cuando vamos en bici, aunque estemos circulando correctamente” y, más aún, “que los carriles bici se respeten y no paseen peatones por ellos, ni los coches paren para hacer algún recado o los camiones paren ahí para descargar porque no tienen otra zona, como sucede en la calle Abejeras”, detalla otro usuario participante en el estudio. Un carril bici o red ciclista “más y mejor conectada, con mayor número de carriles y carriles más anchos”, y “que no se acaben de repente los carriles bici y no tengas por dónde continuar”.

La encuesta ciudadana contó con la participación de 1.021 personas, con representación de todos los barrios de Pamplona. En torno al 50% fue online y otro 50% de tipo presencial, con el objetivo de tener una base cuantitativa para poder realizar el citado Plan de Ciclabilidad 2017-2022, que vendrá a sustituir al de 2005. A la hora de preguntar por “¿qué mejorarías de la red actual”?, el 73,88% de los encuestados valoró una red ciclista más conectada;el 58,58% se manifestaba además a favor de mejoras en las intersecciones en aras de la seguridad del ciclista;un 39,65% manifiesta que hay que mejorar el ancho de los carriles bici, y se dejaba la opción de aportar otras ideas, muchas de las cuales son las que se describen en este reportaje.

Una de las cuestiones que se repite es el problema generado en la actualidad con las aceras donde en años anteriores se pintó una línea discontinua para permitir subir a las bicicletas. Porque “llevamos años con unos carriles pintados sobre las aceras”, que encima “ya casi están borrados y transcurrían por entre semáforos, farolas y contenedores. Y muchos terminan sin conexión alguna... todo ello muy ridículo”.

Por ello, muchos encuestados reclaman lo que la nueva Ordenanza de Movilidad recién aprobada plantea: “Prohibir la circulación de bicis en aceras” y “no más rayas en acera como carril bici”, proponen. Porque la acera como espacio para ciclistas ha generado un conflicto entre peatones y ciclistas, y hay que apostar por una nueva “convivencia” de todos los agentes de la movilidad, cada uno en su espacio: “Que los peatones respetaran el carril bici y los ciclistas a los peatones”, proponen. Otra persona encuestada indica que “hay que realizar mejoras para no poner en riesgo la seguridad de los peatones”.

La bicicleta, en la calzada

“Miedo a un accidente”

Bajar las bicis a la carretera conlleva la implantación de una infraestructura ciclista segura (bien con carriles bici, bien con medidas de calmado de tráfico), porque, así como así y sin garantías, las bicis no se atreven a bajar a la carretera. De hecho, de esta encuesta se concluye que el 18% de los ciclistas afirman que en ningún caso iría por la carretera, al tener miedo a un accidente o sentirse inseguro, por ejemplo, aunque el 41% de los cicloturistas se animaría a bajar a la calzada con la bici si se redujera el tráfico de las carreteras y, asimismo, la velocidad de los vehículos a motor, o por ejemplo si hubiera más respeto del resto de usuarios de bici por la calzada. Así, una cicloturista encuestada pone en evidencia que “en algunos puntos de la ciudad no tiene continuidad el carril bici. Yo diariamente utilizo la bicicleta, pero no me atrevo a ir por la carretera con los vehículos detrás y voy por la acera que ya sé que está prohibido. Creo que se debería hacer algo con respecto a este tema”.

Unos apuestan por una red o carril bici, pero otros consideran que “no relaciono carril bici con el mayor uso de la bici”, por lo que apuestan más por “una concienciación mutua de los usuarios de la calzada”. Algo que se ve difícil a priori.

Porque, además de una red ciclista, hay usuarios que proponen medidas de calmado y reducción del tráfico como las que se han puesto en marcha en el I Ensanche con el Plan de Amabilización: “Hay que conseguir disminuir el tráfico de coches: menos contaminación, menos riesgo y menos ruido”, apunta una opinión. Otra, centrándose en las medidas llevadas a cabo, sugiere que “yo habilitaría todos los carriles peatonales que han marcado del centro urbano (las aceras, como Padre Moret o Sarasate, ensanchadas con balizas) para las bicicletas, ya que por el centro no hay ningún carril bici”.

Pero además, educación en materia de movilidad. “A peatones y conductores para respetar el carril bici y la distancia de 1,5 metros para adelantar, y a los ciclistas para evitar ciclar cerca de portales, por el riesgo de atropello”, dice una encuesta. Otra pone en evidencia que “habría que mejorar la formación de los ciclistas que no saben las normas de circulación”, y hay quien va más lejos y plantea “que las bicis pagasen impuestos, seguros y parkings”.

La red, en la calzada ¿Cómo debería ser la red ciclable para la ciudad? Muchos encuestados coinciden en que debería ser en la calzada, quitando el espacio al vehículo, bien en un carril de circulación o en las plazas de estacionamiento. “Eliminaría un carril de coche y lo reservaría para bicis, en el caso de que los coches tengan dos o más carriles”, dice una encuesta. Se trata, dice otra, “de reducir el tráfico de coches en la ciudad. Que los nuevos carriles bici no les quiten espacio de las aceras a los peatones, sino a costa de algún carril en la calzada”. En otro caso, se opina que “los carriles bicis tienen que estar bien separados y protegidos de los coches”, dice y plantea por ejemplo, que “hay que sustituir aparcamientos de coches por carriles bici”. Pero también hay quien opina lo contrario, por ejemplo para Pío XII: “El carril bici es importante, pero no se puede tomar como principal medio de transporte en Pamplona. Creo que el nuevo proyecto vial en Iturrama, Pío XII y centro de Pamplona va a generar muchos más atascos y complicaciones a los vecinos”.

Se haga o no carril bici, y cómo se plantee, hay también un aspecto claro: que sea homogéneo y se identifique bien: “Todos los carriles bici deberían ser de color rojo para que peatones y coches los identifiquen como tales y los respeten, como ocurre en cientos de ciudades de España y Europa, y no uno de cada tipo y color”.

más ciclistas

82,3%

Ocho de cada diez encuesados opina que, teniendo una red ciclista más amplia, segura y conectada entre sí aumentaría el uso de la bicicleta en Pamplona.

POr la calzada

35,8%

De los ciclistas bajaría con la bici por la calzada, si los conductores fuesen más respetusosos. Un 30,70% opina además que también lo haría si hubiera menos tráfico.

en coche, solo

66%

De las personas encuestadas que se desplazan habitualmente en coche, el 41% realizan recorridos principales de entre 2 y 5 km y un 66% no suelen transportar personas.

Herramientas de Contenido