El paro baja en 2017 en Navarra en 4.313 personas, un descenso del 10,77%, y la afiliación crece en 8.898

Se trata del mejor dato porcentual de caída del desempleo desde antes de 2006 en la Comunidad - En el Estado el paro baja el 7,8 %, casi 3 puntos menos - En diciembre, 511 parados más, hasta 35.732

D.N. - Miércoles, 3 de Enero de 2018 - Actualizado a las 09:12h

Un hombre pide información en una oficina del Servicio Navarro de Empleo. oficina de empleo. sne. inem

Un hombre pide información en una oficina del Servicio Navarro de Empleo. (Nieves Arigita)

Galería Noticia

Un hombre pide información en una oficina del Servicio Navarro de Empleo. oficina de empleo. sne. inemExterior de la oficina de empleo de Altsasu, donde se ofrece este programa.

PAMPLONA. En los últimos doce meses el paro en Navarra ha descendido en 4.313 personas, lo que supone una bajada del 10,77 %, mientras que en el Estado baja un 7,84%. Se trata de la mayor caída porcentual desde antes de 2006. Además Navarra registró el pasado año 8.898 afiliaciones más a la Seguridad Social, un incremento del 3,35 %, según datos difundidos este lunes por el Ministerio de Empleo y SS.

21.672 contratos indefinidos en 2017 en Navarra, un incremento del 13,8% - Los contratos de más de un año crecen un 45,5%

El vicepresidente de Derechos Sociales, Miguel Laparra, que ha presentado esta mañana en rueda de prensa los datos, ha hecho una valoración muy positiva ya que el descenso del desempleo es el mayor desde incluso antes de la crisis y significativamente superior al del conjunto de España. Tal y como se ha señalado, en 2017 el descenso ha sido del -10,8% mientras que en 2015 fue del -9,7%, en 2016 del -7,2%, en 2006 del -5,5%, mientras que en diciembre de 2007 ya se produjo un aumento anual del paro del 2,5%. De esta manera Navarra ocupa la tercera posición entre las comunidades donde más desciende el paro.

Por otra parte, en relación al incremento del desempleo en el mes de diciembre ha señalado que resulta negativo, pero también ha indicado que es preciso incorporar al análisis otros aspectos para evaluar en su justa medida los datos correspondientes al último mes del año.

“En primer lugar, es indudable que existe una clara incidencia estacional – ha indicado el vicepresidente-. El mes de diciembre es siempre un mes adverso para el empleo en Navarra. Entre otras cuestiones, por el menor peso del sector Servicios, en comparación con el conjunto del Estado, que hace que la campaña navideña tenga una menor repercusión”.

Por ello, ha asegurado que era previsible el aumento del desempleo al finalizar el año, incremento este que ha sido menor que el experimentado tanto en los últimos años como en los anteriores a la crisis. Así, en diciembre de 2015 fue del 2,85% y en 2016 del 2,90% mientras que en diciembre de 2006 se produjo un aumento del 5,2% y en 2007 del 3,9%. En 2017, la subida ha sido del 1,45%.

En segundo lugar, el vicepresidente Laparra ha explicado que el principal foco que provoca el aumento del desempleo durante el final del año, coincidiendo en gran medida con las semanas festivas del mes, es el de las denominadas actividades relacionadas con el empleo. En esta categoría se recogen las actividades de las agencias de colocación y las actividades de las empresas de trabajo temporal. Este hecho está relacionado con la propia distribución del tejido productivo navarro con mayor protagonismo que en el Estado del sector industrial.

En tercer lugar, ha destacado que, a pesar del aumento mensual del total del desempleo, se ha producido un nuevo descenso del paro en jóvenes y mujeres. Se trata de un hecho positivo teniendo en cuenta la mayor incidencia del paro entre estos grupos de población.

Por último, ha recordado que desde que, en febrero de 2013, se alcanzara la cota máxima de desempleo, con 56.524 personas en paro, desde entonces la reducción ha sido del -36,8%, lo que supone un descenso de 20.792 personas. En términos absolutos hay que remontarse hasta principios de 2009 para encontrar unas cifras de paro registrado similares.

Por otra parte, en el Estado el desempleo ha descendido un -1,77%. Sin embargo, en términos interanuales, el desempleo desciende con mayor intensidad en Navarra, el mencionado -10,77% frente al -7,84% en el Estado.

Un elemento de especial transcendencia es el relativo a la cobertura del Sistema estatal de protección por desempleo. Los últimos datos presentados vuelven a corroborar la evidente limitación del sistema estatal. La tasa de cobertura por desempleo correspondiente al mes de noviembre, último dato disponible, es del 48,5%. Es decir, 1,3 puntos más que la de octubre, pero 0,10 puntos menos que la de hace un año.

En definitiva, más de la mitad de las personas desempleadas con experiencia laboral, exactamente un 51,5%, siguen careciendo de cobertura en este sistema. Pero además, si se tiene en cuenta al conjunto de la población desempleada, el número de personas paradas sin cobertura en Navarra se cifra en 19.643 personas. De ahí la gran importancia de contar con herramientas propias de apoyo como la Renta Garantizada.

En el Estado, la tasa de cobertura asciende hasta el 57,9%, es decir, es 9,4 puntos superior. De hecho, mientras que en Navarra la tasa de cobertura ha descendido en un año en una décima, en el Estado ha aumentado en 2,2 puntos.

Afiliación a la Seguridad Social y contratación

El número medio de personas afiliadas a la Seguridad Social en Navarra se sitúa en el mes de diciembre en las 274.337, por tanto, 8.898 más que hace un año aunque 1.487 menos que en noviembre. Estas variaciones suponen en términos porcentuales un crecimiento del 3,35% en un año y un descenso mensual del -0,54%. Por tanto, en términos anuales se consolida la tendencia creciente de creación de empleo a pesar de que diciembre vuelve a ser un mes especialmente desfavorable para su creación en Navarra.

En comparación con el Estado y respecto a ese incremento anual de la afiliación hay que señalar que resulta similar (un 3,42% frente al 3,35% en Navarra). Sin embargo, se debe considerar un aspecto importante, la incidencia del desempleo es claramente menor;la tasa de desempleo en Navarra es del 10,52% frente al 16,38%, es decir, la diferencia se sitúa casi en los seis puntos.

No conviene olvidar tampoco que la cota mínima de afiliación se alcanzó en enero de 2014 con 243.505 afiliaciones. Por tanto, si se tiene en cuenta el último dato del año, se ha producido un aumento de 30.832 afiliaciones, un 12,7%. De hecho, la actual cifra de afiliación es muy similar a la de diciembre de 2006 (274.677 afiliaciones). Entonces, también se produjo en diciembre un descenso mensual del -0,5% con la diferencia de que el crecimiento del empleo resultó algo menor, un 3% frente al 3,4% actual.

En cuanto a la contratación, el número de contratos con centro de trabajo en la Comunidad Foral registrados en el Servicio Navarro de Empleo-Nafar Lansare durante el año 2017 ha alcanzado los 371.431 contratos, siendo una cifra histórica en la contratación en Navarra. Así, se han formalizado un 3,8% más de contratos que en 2016 (13.708 contratos más) y un 9,6% más que en 2015 (32.431 contratos más). Además, si se tiene en cuenta la tipología de contrato, el aumento anual respecto a 2016 ha sido significativamente mayor en la contratación indefinida que en la temporal. El número de contratos indefinidos en 2017 ha crecido un 13,8% con respecto a 2016 mientras que la contratación temporal lo ha hecho un 3,3%. Así, el número contratos indefinidos registrados en 2017 han sido 21.672, siendo 19.041 en 2016 y 16.738 en 2015.

En cuanto a los datos de contratación del mes de diciembre, se han registrado 25.997 contratos, esta cifra supone un descenso de 8.711 contratos respecto al mes de noviembre (un -25,1% menos) y un descenso anual del -4,6%, lo que ha supuesto 1.264 contratos menos respecto a diciembre de 2016. Sin embargo, como en el caso del desempleo, conviene tener en consideración que el mes de diciembre suele ser un mes especialmente desfavorable también en términos de contratación.

Como aspecto positivo, cabe señalar que en términos anuales respecto a diciembre de 2016 se ha dado un aumento del 4,9% de la contratación indefinida frente al descenso del -5,2% de los contratos temporales. Además, en la bajada mensual de la contratación, el descenso de los contratos indefinidos ha sido algo menor que el de los temporales, un -22,9% frente al -25,2%. De esta forma, el peso de la contratación temporal se sitúa en el mes de diciembre en el 94,3%.

Desglose de datos del paro

Por Agencias de Empleo, y en términos mensuales, se ha producido una variación un tanto divergente. Es cierto que el desempleo se incrementa en todas las agencias pero lo hace con diferente intensidad. De esta forma, en Pamplona y su comarca el paro se incrementa en un mes únicamente un 0,5% (media de las tres agencias ubicadas en la capital) mientras que en la agencia de Lodosa se produce un aumento del desempleo del 7,5%. Hay que señalar que en términos absolutos este aumento supone 104 personas desempleadas más en un mes en dicha agencia.

En el resto de agencias, los incrementos han sido los siguientes: en la agencia de Tudela el incremento ha sido del 2,1%, en la de Estella del 2,2%, en la de Aoiz del 2,3%, en Alsasua del 2,4% y en las agencias de Santesteban y Tafalla el aumento ha sido del 3,1%.

Respecto a la variación anual, se ha dado un descenso generalizado del desempleo en todas las agencias aunque de manera también diversa.

Dichos descensos anuales han sido los siguientes: en la agencia de Tudela (-12,4%), en Pamplona (media de las tres agencias, un -11,3%, Ensanche -11,6%, Rochapea -11,3% y Yamaguchi un -10,9%), en la de Alsasua un -10,3%, en la ubicada en Aoiz un -10,2%, en la en la de Estella un -9,7%), en la agencia de Tafalla un -8,8%, en la de Santesteban un -7,5% y, por último, en la agencia situada en Lodosa se ha producido un descenso anual del desempleo del -2%. Por tanto, en la agencia de empleo de Tudela es donde se ha dado un mayor descenso del paro en términos anuales.

Por otra parte, respecto a la caracterización del desempleo. Según sexo, el paro registrado se sitúa en 20.270 mujeres, produciéndose un nuevo descenso, en este caso de 294 desempleadas menos en un mes (un -1,4%), y en 15.462 hombres, con un aumento del 5,5% (805 parados más con respecto al mes anterior). Por tanto, el aumento mensual del paro responde exclusivamente al incremento del número de desempleados.

Sin embargo, a pesar de que en los últimos meses se ha dado un mayor descenso del paro entre las mujeres, si se analiza la variación anual se confirma que tras los años más graves de la crisis en los que la distribución fue similar (se produjo una “igualdad a la baja”), se ha vuelto a una distribución más desequilibrada del desempleo. Así, el número de desempleados desciende anualmente en un -14,2% mientras que el descenso para las mujeres, aunque positivo, resulta menor, un -7,9%. De esta forma, la proporción de las mujeres desempleadas con respecto al total del paro es actualmente del 56,7% cuando a finales de 2009 llegó a ser del 49%, es decir, casi diez puntos por encima.

Por Grupos de Edad, se produce de nuevo un descenso mensual del desempleo en el primer intervalo de edad, es decir, en los menores de 25 años. Dicho descenso es del -4,3% (143 jóvenes desempleados menos).

En cuanto al resto de intervalos, se dan las siguientes variaciones. El número de personas desempleadas de entre 25 y 34 aumentan respecto a noviembre un 1,7% (109 más), las personas desempleadas de 35 a 44 años se incrementan un 3,4% (294 más). Por su parte, el desempleo entre las personas de 45 a 54 crece en un mes un 2,8% (235 más). Por último, el colectivo de personas desempleadas mayores de 55 años se incrementa en 16 personas (un 0,2%).

De esta forma, los jóvenes desempleados y desempleadas menores de 25 años son 3.195 (un 8,9% del total), las personas desempleadas de 25 a 34 años representan el 18,6% del total del desempleo (6.639), los parados y paradas de entre 35 y 44 años suponen el 25% (8.936), los parados y paradas de entre 45 y 54 representan el 24,2% (8.648 personas). Por último, el peso del colectivo de personas desempleadas de 55 o más años supone el 23,3% del total del paro, se trata de 8.314 personas.

En cuanto a la variación anual, se produce un descenso generalizado del paro registrado, aunque con diferente intensidad. Los jóvenes desempleados/as, menores de 25 años, descienden un -13,8% (511 menos), el grupo de entre 25 y 34 años experimenta un descenso del -14,5% (1.127 menos), el descenso anual de las personas desempleadas de 35 y 44 es del -12,9% (1.327 menos). Por su parte, las personas desempleadas de entre 45 y 54 años descienden en un año un -11,1% (270 menos) mientras que el descenso de aquellas de más de 55 años lo hace un -3,1% (270 menos).

Por otra parte, es preciso seguir teniendo en consideración uno de los problemas más graves derivados de la crisis por todo lo que conlleva, el desempleo de larga duración. Los datos correspondientes al mes de diciembre indican que del total de las personas registradas como desempleadas, el 38,1% son desempleadas de larga duración, es decir, casi cuatro de cada diez personas llevan en paro un año o más. Se trata exactamente de 13.611 personas, de las cuales, un 64% (8.711) son mayores de 45 años y un 38,2% son mayores de 55 años (5.195 personas).

Por otra parte, respecto al nivel de estudios, siete de cada diez personas desempleadas siguen sin contar con una formación superior a la primera etapa de secundaria;suponen el 70,9% del total (25.350 personas). Por su parte, el desempleo de las personas con formación universitaria es del 10% del total (3.558 personas). En cuanto a la población desempleada con estudios universitarios conviene significar que siete de cada diez siguen siendo mujeres (un 70,6%).

Según la nacionalidad de la persona desempleada, el 81,1% de las personas desempleadas en Navarra son personas con nacionalidad española y, por tanto, el 18,9% tienen nacionalidad extranjera, un 12,3% extracomunitaria y un 6,6% de la Unión Europea. Cabe añadir, como referencia cuantitativa, que el peso de la población extranjera potencialmente activa en Navarra, es decir, de 16 a 64 años, es del 10,6%. Por tanto, el peso en el desempleo de la población extranjera resulta superior, aspecto relacionado con la mayor incidencia del paro en el colectivo.

Por último, por sectores económicos, teniendo en cuenta la variación mensual, el principal foco u origen del aumento del desempleo en términos absolutos ha sido el sector servicios. De esta forma, en dicho sector el aumento mensual del desempleo se cifra en 320 personas, un 1,4%. La variación mensual en el resto de sectores ha sido la siguiente: Se ha producido un descenso mensual de 9 personas desempleadas procedentes del sector primario (un -0,4% más), un incremento del 3,5% del desempleo procedente de la industria (171 personas desempleadas más), un incremento del 6,9% de personas desempleadas provenientes del sector de la construcción (142 más). Por último, estos aumentos se han compensado con el descenso del número de personas desempleadas sin empleo anterior (113 menos en un mes, un -3,6%).

En términos anuales, resulta positivo que el paro haya disminuido en todos los sectores y que lo haya hecho de manera más notable en la construcción y la industria. Los descensos han sido los siguientes: en el sector primario se ha dado una bajada anual del desempleo del -7,1% (163 personas desempleadas menos), en la industria un -11,9% (685 menos), en la construcción un -21,8% (611 menos) y en el sector servicios un -9,9% (2.564 menos).

Conviene añadir que el paro del sector de Servicios sigue representando aproximadamente un 65% del total del desempleo (exactamente un 65,4%) mientras que el desempleo procedente de la industria es del 14,1%, siendo del 6,1% el derivado de la construcción y del 6% el del sector primario. Por su parte, también ha descendido anualmente el paro para quien no tenía un empleo anterior, un -8,8% (290 personas menos);este colectivo representa el 8,4% del total del desempleo.

Por último, del análisis de la evolución del desempleo por subsectores económicos hay que destacar como principal foco del aumento mensual del desempleo, dentro del sector servicios, las actividades denominadas como actividades relacionadas con el empleo con 592 personas desempleadas más. Este hecho suele ser habitual en el mes de diciembre. En este sentido hay que tener en cuenta que esta categoría está conformada por las actividades de las agencias de colocación, las actividades de las empresas de trabajo temporal y la denominada otra provisión de recursos humanos.

Muy alejadas de esta categoría se encuentran otras como las actividades de construcción especializada (93 personas desempleadas más en un mes), la Administración Pública con 45 personas paradas más, la industria de la alimentación (45 más), la construcción de edificios (43 más) o la fabricación de vehículos de motor con 40 desempleados más.

Los aumentos se han compensado con el descenso del desempleo en otras actividades como los servicios a edificios y actividades de jardinería con 47 personas desempleadas menos en un mes, la asistencia en establecimientos residenciales (47 menos), los servicios de comidas y bebidas (48 menos), el comercio al por menor (60 menos) o las actividades sanitarias (106 menos).

Respecto a la variación anual del desempleo, en la mayoría de las ramas de actividad se ha producido un descenso anual del paro. En todo caso cabe destacar las siguientes:

Comercio al por menor con 342 personas desempleadas menos en un año, las actividades de construcción especializada (315 menos), los servicios de comidas y bebidas (289 menos), Construcción de edificios (266 menos), Administración pública (264 menos), Servicios a edificios y actividades de jardinería (196 menos), el comercio al por mayor e intermediarios del comercio (148 menos), la industria de la alimentación (134 menos), la agricultura, ganadería y servicios relacionados con las mismas (128 menos), el transporte terrestre y por tubería (108 menos), las actividades relacionadas con el empleo (106 menos), Educación (104 menos) y las actividades deportivas, recreativas y de entretenimiento (97 menos).

En contraposición, de las pocas actividades en las que aumenta el desempleo cabe señalar el leve incremento del paro en las denominadas otras industrias manufactureras con 15 personas desempleadas más en un año, otros servicios personales con 14 más, las actividades de descontaminación y otros servicios de gestión de residuos (7 más) y la reparación e instalación de maquinaria y equipo con 6 personas paradas más en un año.