El corredor navarro de alta velocidad

Arturo Carreño Parras. Exjefe de estación en Altsasu - Miércoles, 3 de Enero de 2018 - Actualizado a las 06:10h

Me ha parecido muy acertada la crónica de DIARIO DE NOTICIAS del 29 de diciembre, en la que la diputada Ione Belarra y Eduardo Santos (Podemos) puntualizan con mucho rigor las necesidades del futuro tren para Navarra y que pasan por adecuar el trazado existente, vallarlo, iniciar la doble vía con el tercer carril y limitar las paradas de trenes de largo recorrido (Alvias, Alaris...) en Altsasu, Pamplona, Tafalla y Tudela. De esta forma y con el menor costo, tendríamos un buen ferrocarril del siglo XXI, vertebrador del territorio y con ancho de vía UIC, comunicando con Zaragoza para el Mediterráneo y con Vitoria-Gasteiz para Europa. Además, el resto de trenes Media Distancia y Cercanías continuarían haciendo su labor en pueblos pequeños y apeaderos, todo esto con un tiempo significativo de menos de 3 horas a Madrid y 4 a Barcelona.

Y puestos a hablar del TAV, señalar que en las obras de la Y vasca, parece ser que ahora no se contempla la vía para las mercancías, cosa curiosa y a su vez sorprendente. En cualquier caso, todo el montante de millones de euros para la vía de mercancías vendrá muy bien para otras muchas necesidades sociales de primer orden.

Y para finalizar, he de decir que también en el Ministerio de Fomento parece que están saliendo personas investigadas o sospechosas de corrupción, tanto en las obras del TAV en la región de Murcia (hace unos meses) como en el caso Lezo (Canal de Isabel II) con algún director general de Adif (administrador de Infraestructuras Ferroviarias).

Ya vale de tanta corrupción y de tanta malversación de caudales públicos, que los investiguen, que los juzguen, que devuelvan lo robado si se demuestra y que los metan a la cárcel. ¡Vale ya de tanta impunidad!

Últimas Noticias Multimedia