Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

El Supremo rebaja dos condenas por una paliza en Tudela

Ya anuló la primera sentencia de la Audiencia por falta de motivación y aplica ahora dilaciones indebidas

Enrique Conde - Miércoles, 3 de Enero de 2018 - Actualizado a las 06:10h

Fachada del Tribunal Supremo en Madrid.

Fachada del Tribunal Supremo en Madrid. (E. Sánchez)

Galería Noticia

  • Fachada del Tribunal Supremo en Madrid.

PAMPLONA- El Tribunal Supremo ha corregido por segunda vez una resolución de la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Navarra en torno al mismo caso, una paliza que propinaron dos individuos a otras dos personas a la salida de una discoteca de Tudela. En esta ocasión, el Tribunal Supremo estima parcialmente el recurso de un condenado, le aplica dilaciones indebidas por la tardanza en el procedimiento y entiende que no se han acreditado las lesiones por deformidad en las víctimas, por lo que rebaja la pena de los dos acusados. Estos son José Miguel Carbonell Mendoza, riojano de 29 años (de 5,5 años de cárcel le reducen a 3,5 años), y a Zakaria Ouldei Tebina, argelino de 25 años (de 3 años y 8 meses le reducen a 2,5 años), ambos vecinos de la capital ribera. Antes, en 2016, el Supremo ya había anulado el primer fallo de este caso de la Sección Segunda por falta de motivación, porque decía que a la resolución le faltaba análisis crítico. La Audiencia enmendó su pronunciamiento y dictó una nueva condena en los mismos términos, pero ahora el Supremo corrige las penas.

Los hechos sucedieron en abril de 2011 cerca de una discoteca de Tudela, donde ambos acusados actuaron conjuntamente en compañía de otros individuos no identificados, la emprendieron a golpes con un joven y luego agredieron también a otro hombre, natural de Valladolid, que había acudido a mediar en la pelea. A este le partieron la mandíbula por dos sitios y le dejaron sin seis dientes. Sus heridas tardaron en curar 180 días, de los que diez estuvo en el hospital y durante 17 estuvo impedido, por lo que se le debe indemnizar con 39.940 euros. Al otro herido, con 21 días de baja, se le aprecian 1.300 euros de indemnización.

LA LESIÓN NO ES DEFORMANTEEl Supremo corrige sin embargo la sentencia en el sentido de que entiende que no se ha dado por acreditado que las lesiones causen deformidad y reduce el delito al de lesiones con medios peligrosos (aplica el artículo 148 del Código Penal en lugar del 150). Dice el Alto Tribunal, respecto a la resolución de la Audiencia navarra, que en este caso “resulta lamentable el laconismo de la sentencia recurrida en el trance de justificar la calificación que impone respecto de las lesiones”, y añade que “la amplísima acrítica transcripción de doctrina jurisprudencial que se limita a trasladar desde un repertorio a la sentencia contrasta con la escueta narración de los resultados lesivos y la prácticamente nula valoración de éstos. Es de preocupar -prosigue- que no se preocupa el juzgador de instancia (la Audiencia) de añadir dato alguno sobre la visibilidad de tales secuelas. Ni concreta la ubicación de las piezas dentarias. Y omite toda referencia a si son subsanables por intervenciones de facultativos. Es decir, nos priva de referencias sobre los datos exigidos como presupuesto fáctico de la valoración que requiere la calificación jurídica de deformidad. En los fundamentos jurídicos se da cuenta la sentencia recurrida del parecer pericial que cuantifica en 4 los puntos por perjuicio estético y alude a la restauración odontológica. Ese informe pericial nos ilustra sobre la ubicación de las piezas (molares y premolares), lo que excluye el dato de la visibilidad inherente al concepto de fealdad como concepto social y convivencial. Sí que añade el análisis forense que el perjuicio estético es ligero y la colocación de implantes es posible para corregir la lesión, por lo que el cuadro lesivo residual acarrea que no proceda calificar la lesión padecida como deformante”. Este análisis hace que se les condene por un delito de lesiones con uso de instrumentos peligrosos. Además de ello, se estima la atenuante de dilaciones indebidas sufridas en el procedimiento, ya que la Fiscalía informó también a favor por la tardanza en dictarse sentencia.

Herramientas de Contenido