una de las principales tradiciones musicales

Concierto de Año Nuevo, con ‘aire’ de la tierra

BALUARTE ACOGERÁ HOY EL RECITAL DE LA SINFÓNICA DE NAVARRA, DIRIGIDA PORMiguel Romea, y con el txistulari garikoitz Mendizabal y los gaiteros de pamplona como solistas

Un reportaje de Fernando F. Garayoa. Fotografía Unai Beroiz - Jueves, 4 de Enero de 2018 - Actualizado a las 06:15h

Un momento del ensayo ayer de la Sinfónica de Navarra, dirigida por Miguel Romea y con Garikoitz Mendizabal en el txistu.

Un momento del ensayo ayer de la Sinfónica de Navarra, dirigida por Miguel Romea y con Garikoitz Mendizabal en el txistu.

Galería Noticia

Un momento del ensayo ayer de la Sinfónica de Navarra, dirigida por Miguel Romea y con Garikoitz Mendizabal en el txistu.

La Orquesta Sinfónica de Navarra arranca el año 2018 con una “novedad” que a la par se enmarca dentro de una de las principales tradiciones musicales, el Concierto de Año Nuevo. La cita tendrá lugar hoy, en la sala principal del Auditorio Baluarte, a partir de las 20.00 horas.

Las entradas cuestan 16, 24 y 34 euros y se pueden adquirir a través de los canales habituales: taquilla de Baluarte, www.baluarte.com y en el teléfono 902 15 00 25. Además, también comprar las entradas del programa Baluarte Joven (para titulares del Carné Joven), que cuestan 5, 7 y 10 euros (disponibles únicamente en la taquilla).

Según apuntó ayer Félix Palomero, gerente de la OSN y de la Fundación Baluarte, “habría que retrotraerse muchos años” para buscar algo parecido vinculado a la principal orquesta de Navarra. Una iniciativa que “insiste en el vínculo de la OSN con la sociedad navarra, trasladando esta idea a través de la música y de las efemérides. Y este era un momento estupendo para estar de nuevo con nuestro público, y hacerlo con el mensaje que creemos debe trasladar un Concierto de Año Nuevo, y es que la alegría, la felicidad y la celebración se manifiestan muchas veces, y especialmente en Navarra, a través de la música y la danza”. En cuanto al repertorio, Palomero, que estuvo acompañado en la presentación del concierto por el director Miguel Romea, el txistulari Garikoitz Mendizabal y el gaitero José Luis Fraile, apuntó que “a nadie se le escapa que cuando se habla de Año Nuevo y de música, la memoria nos lleva a los valses y las polkas de Viena”. Lo que sucede es que la OSN, además de estos clásicos, que no faltarán, también recurrirá a ese “acervo musical de Navarra”. Así, “el público escuchará algunas de las piezas clásicas en un concierto de Año Nuevo, incluidas las propinas que no están en el programa de mano, pero también nuestra música;y lo hará con unos artistas con los que nos sentimos muy orgullosos de debutar: los gaiteros de Pamplona y el txistulari Garikoitz Mendizabal”. Incidiendo todavía más en el repertorio del concierto, Palomero destacó también la inclusión de “zarzuela, música de danza o piezas orquestadas para txistu”. En definitiva, “un concierto divertido”.

Por su parte, Garikoitz Mendizabal agradeció vehementemente a la Fundación Baluarte y a Félix Palomero por “tener esta brillante y extraordinaria idea de, aquí, en el País Vasco y Navarra, aunar valses, polkas, zarzuelas, gaita, txistu... Es un cóctel maravilloso que no dejará indiferente a nadie, estoy seguro”. Asimismo, Mendizabal resaltó la “emoción que tengo al poder trabajar por primera vez con el director y amigo Miguel Romea. Nos conocemos desde hace años pero esta será nuestra primera vez, y para mí esto es un regalo grandísimo”. En cuanto a lo que interpretará hoy en Baluarte, el txistulari guipuzcoano apuntó que serán “tres obras que están dentro del proyecto Txistu symphonic,que nació en 2011, se estrenó con la orquesta de Bilbao y en 2012 se grabó con la orquesta de Bratislava”. En concreto serán piezas de José Olaizola, Federico Corto y Xabier Zabala. “Llevo 25 años viniendo a tocar en Sanfermines -remarcó Mendizabal- y es una cita ineludible;por lo tanto, siempre que vengo a Pamplona esta memoria de los Sanfermines me hace pasarlo estupendamente y espero que la gente disfrute hoy igual que lo vamos a hacer nosotros”.

José Luis Fraile, en representación de los gaiteros de Pamplona, no sin cierta emoción, remarcó que, “para los gaiteros, esta puesta de largo con la orquesta supone un reconocimiento importantísimo. Para nosotros significa el final de un camino pero, a su vez, el comienzo de otro en el que la gaita en Navarra tiene un papel primordial como sostén de la música de danza, pero también en cuanto a la manifestación de un modo de entender la música a través de nuestras fiestas. Qué mejor manera de sentirse músico si cuando haces música estás rodeado de un magnífico ambiente como es el de nuestras fiestas populares”. Fraile también quiso nombrar a Txomin Mujika, Iñaki Urkizu, Juanma Saez, “que son los que han realizado los arreglos, fantásticos, que nos darán la oportunidad de mostrar el repertorio musical de la gaita. Volver a tiempos en los que nuestra música estaba sobre la mesa, como en su día hizo Sarasate, es para nosotros motivo de orgullo y satisfacción, y sobre todo hacerlo acompañados por Miguel Romea y nuestro amigo Garikoitz”.

Finalmente, el director Miguel Romea, sobre el que también ha recaído buena parte de la culpa en el diseño del programa, explicó que con este repertorio “buscábamos que muchas personas de la sociedad navarra se sintieran cercanas y que disfrutaran el concierto de verdad. Que tuviéramos música como los valses o el Cascanueces,que se interpretan en esta época, pero, a su vez, que también se interpretaran piezas con las que los navarros pudieran disfrutar como algo suyo”. En este sentido, cuando Romea recibió la propuesta de Palomero, ambos se marcaron como objetivo “buscar un programa equilibrado pero que también tuviera un discurso y un sentido. Esa búsqueda nos llevó a obras de nuestro repertorio, como El Caserío, de Guridi, pero también a otras piezas con las que podíamos aprovechar todo el bagaje inmenso de los gaiteros de Pamplona o de un gran solista como es Garikoitz”. Sin ambages, Romea se mostró especialmente ilusionado con este programa porque, apuntó, “creo que todos los que vengan a este concierto, independientemente de su edad y condición, realmente lo van a disfrutar. Es música que trae esperanza, y esa es la mayor virtud que quizá puede traer cualquier hecho artístico: la posibilidad de que todo vaya bien. Y esa es la esencia que transmite esta música”. En cuanto al nexo común sobre el que ha hilado este ecléctico programa, Romea explicó que “más que lograr que tengan una temática común, nuestra idea de discurso radicaba en mezclar bien los colores;es decir, que aunque no tenga nada que ver una música de Zabala con Strauss, que la mezcla de una sensación musical con la siguiente vaya in crescendo,generando una expectativa. Creo que es una bonita combinación de sonoridades la que se ha conseguido”.

el programa

Solistas. En representación de los gaiteros de Pamplona, Martín Ariztimuño y José Luis Fraile, gaitas;y Julián Goroskieta, tambor. Garikoitz Mendizabal, txistu.

Obras. El programa se dividirá en dos partes, la primera de 50 minutos y la segunda de 45, aproximadamente. En la primera se podrá escuchar obras de Johan Strauss Jr, Ruperto Chapí, Julián Romano (Fantasía sobre rigodones,con armonización de Iñaki Urkizu y con los gaiteros de Pamplona como solistas), José Olaizola (Eztiki, para txistu y orquesta, con orquestación de Pierre Wekstein y con Garikoitz Mendizabal como solista), Jesús Guridi (preludio de El Caserío) y Chaikovsky (Vals de las flores, de El Cascanueces).En la segunda parte sonarán piezas de Reveriano Soutullo y Juan Vert (Intermedio de La leyenda del beso), Nicolás García (Vals de ejecución, con armonización de Juanma Saez y con los gaiteros de Pamplona como solistas), Johan Strauss Jr., Xabier Zabala (Iribarrea, con Garikoitz Mendizabal), Federico Corto y Joaquín Larregla (¡Viva Navarra!).Aunque no figuran en el programa, a buen seguro que sonarán los clásicos de un concierto de año nuevo.

etiquetas: baluarte, año nuevo, osn

Más sobre Cultura

ir a Cultura »