Editorial de diario de noticias

El mejor año para el empleo

El aumento del empleo y las afiliaciones a la Seguridad Social apuntalan su tendencia al alza en 2017. Navarra se sitúa como la tercera comunidad en la que más baja la cifra de desempleados

Jueves, 4 de Enero de 2018 - Actualizado a las 06:15h

El descenso del paro registrado, según los datos que ayer ofreció el Ministerio de Empleo y la Seguridad Social, en los servicios de empleo en Navarra con una reducción de 4.313 personas durante el pasado año y que sitúa la cifra total de parados en 35.732, confirma la reducción del desempleo en la Comunidad Foral por cuarto año consecutivo, representando un descenso del 10,77% en un año, la mayor caída desde 2005. A este cuarto descenso anual de las personas inscritas en las oficinas del Servicio Navarro de Empleo hay que añadir el cierre del año 2017 con 8.898 afiliados más a la Seguridad Social hasta alcanzar las 274.337 personas inscritas, sellando un buen final de año tanto en el empleo como en el número de las afiliaciones. Dos capítulos muy positivos en un contexto que también presenta dudas en el año que acaba de arrancar, pero en el que se prevé un nuevo tirón en el crecimiento, aunque algo atenuado. Son datos que invitan a ser positivos en cuanto a las cifras conocidas pese a que, una vez más, los números no debieran dibujar un escenario autocomplaciente y satisfactorio. La letra pequeña que acogen los datos atendiendo a las características de la calidad del empleo protagonista en los últimos tiempos de un mercado laboral precario en aspectos como la temporalidad, los salarios bajos o el estancamiento del paro femenino (pese al descenso de 294 desempleadas menos en un mes, un -1,4%) no invitan al triunfalismo y sí a la prudencia y a la consagración de la idea de que aún queda camino por recorrer en una senda de recuperación. No obstante, sigue siendo un hecho que Navarra acumula cuatro años de descensos en el número de parados y que se apunta incrementos anuales también de afiliaciones, indicadores que invitan a estar prudentemente satisfechos respecto a una tendencia que se consolida con el empleo al alza. Y con un dato importante que anima al equilibrio territorial como es que Tudela lidera el descenso del desempleo con un 12,4%. Con todo, aún existen personas y núcleos familiares afectados por la falta de trabajo en este escenario de recuperación tras la prolongada y profunda crisis económica. A ellos y a trabajar por limitar la precariedad y garantizar la estabilidad debieran seguir fortaleciéndose las herramientas para conseguir una regularización del empleo tanto de cantidad como de calidad.

Más sobre Editorial

ir a Editorial »