Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Mesa de Redacción

Peticiones, decisiones y contradicciones

Por Joseba Santamaria - Jueves, 4 de Enero de 2018 - Actualizado a las 06:15h

En esta semana de ilusión infantil, la política navarra se suma a escribir y publicitar sus propias cartas a los Magos de Oriente. Pide María Chivite (PSN) que los 215 millones de euros que ha logrado recuperar el Gobierno de Barkos con la renovación del Convenio Económico -dinero de todos los navarros y navarras que se había pagado de más durante años- se destine a I+D+i, infraestructuras deportivas, sanitarias, sociales y de educación. Todo perfecto. No sé que hará o podrá hacer el Gobierno de Navarra con ese dinero, pero es seguro que si puede dedicarlo -o al menos una parte del mismo- a esas cosas que pide ahora Chivite, lo hará. En realidad, esa petición se le ocurre a cualquier ciudadano de a pie. De hecho, es el compromiso de los cuatro partidos que sostienen al Gobierno de Barkos. Sin duda, irían a consolidar las políticas de empleo, desarrollo económico, prestaciones públicas y la cohesión social y territorial de Navarra. Al fin y al cabo, esas son las prioridades de la acción política y presupuestaria de este Gobierno. Y pide Ana Beltrán (PP) que los 215 millones se destinen a bajar impuestos. Lógico en alguien que aparece como accionista de una empresa familiar que ha escaqueado a la Hacienda Foral casi 700.000 euros. Ninguna credibilidad. Lo que ambas parecen olvidar es que este Gobierno de Navarra está obligado a cumplir la ley y en el ámbito presupuestario es la normativa que regula el techo de gasto. Lo contrario sería un posible delito de prevaricación. Y esa ley que regula el techo de gasto proviene de la legislación que se desarrolló a partir de la reforma del artículo 135 de la Constitución -aprobado por el PP y UPN y el PSOE en pleno verano, de forma apresurada y a espaldas de la ciudadanía-, para imponer el cumplimiento del déficit y el control de la deuda a los intereses de las personas y desmontar el Estado Social que incluye la propia Constitución. De aquellas decisiones, estas contradicciones. Lecciones pocas. Más aún cuando PSN y PP formaban equipo político con el Gobierno de UPN que negoció a la baja el Convenio Económico perjudicando gravemente los intereses generales de Navarra. Quizá deban reclamarse Chivite y Beltrán a sí mismas.

Herramientas de Contenido