Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Buscan en Legutio al joven desaparecido en el Gorbea

El dispositivo de búsqueda abandona el parque tras hallarse la cartera y las llaves cerca del pantano

Jueves, 4 de Enero de 2018 - Actualizado a las 06:15h

vitoria- Los buzos de la Brigada Móvil de la Ertzaintza dragan desde ayer el pantano alavés de Legutio en busca de alguna pista sobre el paradero de Jon Bárcena, el joven de Berriz en paradero desconocido desde el sábado.

El hallazgo de su cartera y de las llaves de casa, entre otras de sus pertenencias (fue a última hora del martes), han trasladado su búsqueda del parque natural de Gorbea hacia la zona del embalse de Urrunaga. De momento, la Er-tzaintza y Emergencias del Gobierno vasco han trasladado el dispositivo al citado pantano.

De hecho, y aunque ayer se reanudaron los trabajos de rastreo en el entorno del Gorbea, a media mañana el Gobierno vasco dio la orden de suspender las labores de búsqueda al “tener indicios” de que Jon no se encontraba “en el área geográfica del Gorbea”, según detalló el viceconsejero de Seguridad, Josu Zubiaga.

Lo cierto es que el caso ha dado un giro de 180 grados y ha dejado de ser considerada como una desaparición para ser “estrictamente una investigación policial”. La Ertzaintza, por el momento, tiene abiertas diversas líneas de investigación. Los agentes centran ahora la búsqueda en los pantanos del sistema del Zadorra próximos al lugar en el que han aparecido los efectos del joven berriztarra;incluso los profesionales han recorrido con lanchas las aguas del embalse de Urrunaga.

complicacionesLas condiciones metereológicas no ayudan en las labores de dragado del pantano y, según la Ertzaintza, esperan poder hallar en el agua alguna pista sobre el paradero del joven.

Las pertenencias del joven fueron encontradas el martes a última hora de la tarde a 17 kilómetros del aparcamiento de Murua, donde el 30 de diciembre dejaron el coche antes de iniciar la ascensión al monte con su cuadrilla de amigos. Sin embargo, según relatan los compañeros de expedición, el joven se encontró indispuesto y, a unos 15 minutos, decidió darse la vuelta con la intención de regresar al aparcamiento. Cuatro horas más tarde, los amigos regresaron al aparcamiento y Jon ya no estaba ahí. Desde entonces se mantiene activado un dispositivo de rastreo en el Gorbea que ayer fue suspendido. Lo que sucedió durante algo más de cuatro horas es todo un misterio que tendrán que desvelar. - S. Atutxa