Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

La Ertzaintza busca a otros 2 sospechosos

Internan a dos de los menores implicados en la violación de Barakaldo

Los presuntos agresores se entregaron a la Fiscalía de Menores y fueron enviados al centro de Zumarraga
La Ertzaintza busca a los otros sospechosos: dos hermanos de 17 y 14 años de Bilbao

Itziar Gorospe - Jueves, 4 de Enero de 2018 - Actualizado a las 06:16h

La presunta agresión se produjo en el trastero situado en el número 6.

La presunta agresión se produjo en el trastero situado en el número 6. (Borja Guerrero)

Galería Noticia

  • La presunta agresión se produjo en el trastero situado en el número 6.

donostia- Ya estaban identificados por la Ertzaintza, así que era cuestión de tiempo que procedieran a su detención. Ante esta evidencia, dos de los cuatro presuntos agresores sexuales de una menor en Barakaldo decidieron ayer entregarse por voluntad propia a la Fiscalía de Menores. Lo hicieron alrededor de las 13.15 horas y acompañados de sus madres. Se trata de dos jóvenes que rondan los 17 años, domiciliados en la misma localidad fabril -en concreto, en El Carmen y en Cruces-. Además, la familia de uno ellos es la propietaria del trastero donde presuntamente se consumó la agresión sexual a la menor. Los jóvenes pasaron a disposición judicial a lo largo de la jornada de ayer y fueron internados por orden del juez en el centro de menores Ibaiondo de Zumarraga, el único del País Vasco con nivel I de internamiento para los casos más graves.

Por el momento, la Ertzaintza ha identificado a dos menores más: dos hermanos de 17 y 14 años de Bilbao, que supuestamente estaban también en el habitáculo donde, según denunció la víctima, se produjo la agresión. Estos jóvenes todavía no han optado por seguir los pasos de sus amigos y siguen siendo buscados por agentes de la ertzainetxea de Sestao, que es la que se ha hecho cargo del caso.

Los hechos se remontan a la madrugada del pasado sábado, cuando alrededor de las dos de la mañana, una menor de edad interceptó a una patrulla de la Policía Local de Barakaldo para pedir ayuda, ya que, según explicó a los agentes, había conseguido escapar de un trastero de la zona Urban, donde cuatro chicos la habían agredido sexualmente. Al parecer, la joven también relató que había acudido al citado local acompañando a los chicos, ya que se conocía con alguno de ellos.

Los policías locales llevaron entonces a la menor al Hospital de Cruces, donde se inició el protocolo ante una agresión sexual. Mientras, el caso pasó a manos de la Er-tzaintza, quien abrió una investigación para esclarecer los hechos denunciados. Las pesquisas de los agentes les llevaron hasta los cuatro menores: tres jóvenes que rondan los 17 años y el hermano de uno de ellos, de 14 años.

Según pudo saber este periódico, los más mayores tienen antecedentes policiales por robo con intimidación, mientras que el más pequeño no tiene nada en su historial.

ConmociónLa noticia de una violación grupal conmocionó el pasado sábado a Barakaldo. De hecho, al día siguiente decenas de personas salieron a la calle para repudiar el ataque sexista. Su alcaldesa, Amaia del Campo, exigió entonces que cayera “todo el peso de la ley” sobre los agresores de la menor. Del Campo mostró su “indignación, rabia y rechazo” y deseó la pronta detención de los culpables.

La concentración del domingo fue la primera de las dos que se han celebrado en el municipio. Una vez pasadas las fiestas, la corporación municipal barakaldarra se reunió el martes en Junta de Portavoces, en la que se acordó firmar una nota conjunta para condenar los hechos y mostrar su apoyo a la familia de la víctima. El Consistorio volvió a manifestar su rechazo ante cualquier exhibición de violencia machista y animó a la ciudadanía a sumarse a todos los actos que se convoquen en este sentido.

El mismo martes por la tarde se celebró la segunda de las concentraciones de protesta;una cita en la que participaron unas 250 personas, entre las que se encontraban la diputada de Acción Social, Isabel Sánchez Robles;la directora de Emakunde, Izaskun Landaida, y la presidenta de Clara Campoamor, Blanca Estrella Ruiz. “La Fiscalía tenía que haber instado a que el juez los tuviera detenidos en un centro de menores”, denunció Ruiz, quien consideró que 48 horas es tiempo suficiente para estudiar la situación”. Izaskun Landaida, por su parte, declaró en la concentración de Barakaldo que este tipo de casos entre menores “nos deben hacer pensar en qué tipo de mensajes estamos transmitiendo a nuestros jóvenes”.

Herramientas de Contenido