Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

de 46 años y originario de Europa del Este

Ebrio con el tráiler y sin poder salir de Urritza

Un camionero se perdió en Imotz y golpeó a un coche aparcado al querer salir - Octuplicó la tasa de alcohol y fue detenido - El martes ya se le había inmovilizado el camión en la a-2 en guadalajara, también por ir ebrio

Jueves, 4 de Enero de 2018 - Actualizado a las 06:15h

La cabeza tractora del camión, a la izquierda, y el coche dañado.

La cabeza tractora del camión, a la izquierda, y el coche dañado.

Galería Noticia

  • La cabeza tractora del camión, a la izquierda, y el coche dañado.

El camionero, de 46 años y originario de Europa del Este, había sido citado el martes para que se presentara ayer mismo en el juzgado de instrucción 1 de Guadalajara para un juicio rápido. Se le había interceptado en Torija, en el kilómetro 75 de la A-2 a las 19.15 horas, cuando conducía ebrio. Y no solo se le citó para la vista, sino que se le precintó e inmovilizó el vehículo pesado que conducía. Pero no se dio por enterado. No acudió al juicio y tampoco respetó la inmovilización de la cabeza tractora que conducía. Lo que al menos sí se sabe que hizo fue seguir bebiendo como un cosaco y conducir sin inmutarse durante decenas de kilómetros. Solo así se entiende que ayer mismo, en la sobremesa, arrojara una tasa de 1,19 y de 1,16 mg de alcohol por litro de aire espirado y por lo tanto octuplicara la tasa legal de alcohol para conductores profesionales (0,15). Además, lo hizo tras haber recorrido al menos 345 kilómetros, que son los que separan Torija de la localidad navarra de Urriza (Imotz), en la Ultzama, donde ayer quedó atascado en plena travesía. Al parecer se había perdido y en las maniobras para salir de allí chocó contra un vehículo de una vecina. Además, quedó cruzado en el camino y tenía peligro de caer en un barranco. Una patrulla de Seguridad Ciudadana de Leitza acudió hasta el lugar. Al comprobar la situación, consultó la matrícula del vehículo y descubrió que el camionero ya la había liado muy gorda en la víspera. Pero que aquello no le sirvió de escarmiento. El equipo de Atestados le sometió a la prueba de alcoholemia y dio la tasa altísima ya citada. Se le arrestó e irá a juicio. Al menos ya no estará en la carretera. Otro conductor de la empresa para la que trabaja acudió hasta allí para retirar el camión. - E.C.

Herramientas de Contenido