asegura que está "lleno de mentiras"

Trump intenta frenar un libro que le define como presidente caótico y bufón que gobierna por impulsos

El libro ‘Fuego y furia’, de Charles Harder, asegura que Melania lloró el día que ganó las elecciones

Viernes, 5 de Enero de 2018 - Actualizado a las 06:15h

Donald Trump brinda durante una cena en Japón.

Donald Trump brinda durante una cena en Japón. (Archivo)

Galería Noticia

Donald Trump brinda durante una cena en Japón.El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y su mujer, Melania Trump.Donald Trump, durante un mitin.

WASHINGTON- Un abogado del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, reclamó ayer que se cancele inmediatamente la publicación y difusión del libro sobre su presidencia que rechaza que su objetivo fuera llegar a la Casa Blanca.

El letrado Charles Harder pidió al autor de Fuego y Furia, Michael Wolff, y a su editorial que “cesen y desistan de cualquier publicación, revelación o diseminación” del nuevo libro, según informaron medios locales.

El libro, del que este jueves se divulgaron algunos extractos en la revista New York Magazine, recoge que el objetivo de Trump no era llegar a ser presidente e imponerse a la candidata demócrata Hillary Clinton, sino potenciar su marca. Y es que, a pesar del alto ego que caracteriza al empresario, éste daba por segura su derrota sólo un día antes de la inesperada victoria. Melania lloraba y, por una vez, Trump callaba. Según el testimonio recogido de su hijo mayor, el actual presidente se quedó “helado como un fantasma” cuando se enteró de la derrota de su adversaria.

Parecía que había logrado un sueño, pero no. El día de su investidura no fue bueno para ningún miembro del clan Trump. El libro sostiene que mantuvo su enfado durante toda la jornada, sobre todo por el boicot que recibió por parte de los famosos que no acudieron al acto de investidura. ¿Y quién pagó el mal humor del recién nombrado presidente? Su mujer Melania, que estuvo al borde de las lágrimas, según publica el libro. Claro quedó en el ya famoso vídeo en el que Melania sonríe a su marido cuando éste la mira para ponerse seria cuando Trump se dio la vuelta.

Ni siquiera una vez investido presidente, pareció seguir preso: no procesaba información, no leía y ni siquiera ojeaba los informes. “Era un niño grande que abroncaba al servicio por tocar su cepillo de dientes y se quedaba paralizado ante asuntos complejos”, sostiene.

problemas en la casa blancaSu nueva morada también disgustó a Trump, que se refugió desde el primer día en su habitación, separado siempre de Melania, que tardó meses en tomar como residencia la Casa Blanca. Dos televisores más, una cerradura en la puerta, no retirar del suelo sus camisas o que él mismo abriría su cama y decidiría cuándo limpiarían su habitación. “Tenía miedo a un posible envenenamiento”, escribe el autor.

En todas las casas cuecen habas, y a Trump le crecían los enanos. No sólo Melania y su hijo Marron le causaban problemas, sino que su propio equipo de Gobierno también causaba dolores de cabeza al presidente. Un día llegó a comentar en voz alta los defectos de su círculo íntimo: “Bannon era desleal (sin mencionar que vestía como una mierda);Priebus, un débil (sin mencionar que era bajito, un enano);Kushner, un adulador”, indica la obra.

En los primeros meses, nadie dominaba la Casa Blanca y sus colaboradores más cercanos se odiaban. Trump no destacaba por sus conocimientos ni su sangre fría, sino por sus caprichos e incontinencia verbal en Twitter. La subjefa de gabinete Walsh le describe en el libro como “un niño cuyos deseos había que adivinar. Incapaz de disciplinarse. No sabía poner orden ni prioridades”. “Para muchos no era más que un semianalfabeto. Confiaba en su propia experiencia, aunque fuera irrelevante, más que en nadie más. Respondía instintivamente, arremetiendo y actuando según sus tripas”.

Y llegaron las puertas giratorias también a Washington. El primer impulso de Trump fue escoger a su yerno, sin ninguna experiencia política y cuyo valor era ser el marido de su hija Ivanka, que tiene un inmenso poder en la Casa Blanca y, sobre todo, sobre su padre, de quien es asesora.

Además, una descripción que aparece en el libro ha desatado un verdadero tormento ya que aparecen detalles de caos e infantilismo en la Casa Blanca, una información que Trump niega pero ante el mundo ha vuelto a emerger la imagen de un presidente caótico y bufón que gobierna por impulsos.

Wolff asegura que su libro está basado en más de 200 entrevistas con el presidente y su círculo político, y según fuentes citadas por The Washington Post, en los primeros meses de la presidencia de Trump se le podía ver vagando por el ala oeste de la Casa Blanca sin escolta o escondido en la oficina de Bannon.

TRUMP: "TODO MENTIRA" El presidente de EEUU, Donald Trump, aseguró hoy que el polémico libro está "lleno de mentiras".

"Fire and Fury" está "lleno de mentiras, tergiversaciones y fuentes que no existen", aseguró Trump en su cuenta de Twitter, en la que también precisa que nunca habló con su autor, el periodista Michael Wolff, por el libro.

"En realidad lo rechacé muchas veces", añadió, al asegurar que nunca autorizó el acceso de Wolff a la Casa Blanca.

En el libro, basado en entrevistas con altos funcionarios de la Casa Blanca, se asegura que el objetivo de Trump no era llegar a ser presidente e imponerse a la candidata demócrata Hillary Clinton, sino potenciar su marca;y detalla el caos en el Ala Oeste durante los primeros meses en el Gobierno del mandatario.

"¡Mira el pasado de este tipo y observa lo que le sucede a él y a 'Sloppy' (poco riguroso) Steve!", aseguró Trump en Twitter en alusión a su exasesor Steve Bannon, con el que se ha enfrentado por haber criticado a su hijo en el libro.

Bannon, considerado el principal enlace de Trump con el movimiento populista que le impulsó al poder, perdió el favor del presidente después de que el pasado miércoles salieran a la luz unas declaraciones en las que calificaba de "traición" la reunión con rusos que mantuvo en 2016 Donald Trump Jr..

El presidente de EEUU insinuó que la publicación del polémico libro intenta ocultar su buena gestión económica,

"Los medios (que publican) noticias falsas apenas mencionan el hecho de que el Mercado de Valores acaba de marcar un Nuevo Récord y que el negocio en EEUU está en auge...¡pero la gente lo sabe!", tuiteó.

Por último, Trump se preguntó: ¿Te imaginas si "O" (en referencia a su antecesor Barack Obama) fuera presidente y tuviese estos números? ¡sería la historia más grande del mundo! (El índice de la Bolsa) Dow (Jones) está ahora por encima de 25.000 (puntos)".

"Estamos investigando numerosos comentarios falsos y sin base que ha hecho usted sobre el señor Trump", informó el abogado del presidente al autor de la obra.

La portavoz de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders, no quiso aclarar ayer si el equipo legal del presidente planeaba demandar al autor del libro o a la editorial, aunque afirmó que esperaba que la obra no se publicara.

"Este libro es una completa fantasía, lleno de cotilleo propio de los tabloides" y de "alegaciones falsas y fraudulentas", aseguró Sanders en su conferencia de prensa diaria.

los datos

La Comisión de Asesoría Presidencial. La Casa Blanca disolvió el miércoles la polémica Comisión de Asesoría Presidencial sobre la Integridad Electoral instaurada en mayo por Trump, para investigar el fraude electoral en el país. “A pesar de las pruebas sustanciales de fraude electoral, muchos estados han rechazado ofrecer información de máxima importancia para la investigación en cuestión a esta comisión”, señaló la Casa Blanca.

Prohíben los móviles en la Casa Blanca. Los funcionarios de la Casa Blanca no podrán usar sus móviles personales en el Ala Oeste desde la próxima semana por motivos de seguridad. Una medida que parece estar dirigida a contener las filtraciones a la prensa de información comprometedora sobre el Gobierno.

etiquetas: trump, libro