Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Esparza desprecia el acuerdo del Convenio tras los años de sobrepago y demoras de UPN

Sigue defendiendo al Estado y dice que Navarra “no tenía razón” cuando decidió no pagar 93 millones para iniciar las negociaciones Ridiculiza la aportación, un 23% menor que con su partido gobernando

A. Irisarri Oskar Montero - Viernes, 5 de Enero de 2018 - Actualizado a las 06:15h

Javier Esparza, presidente de UPN, ayer durante la rueda de prensa en la que valoró lo hecho en 2017.

Javier Esparza, presidente de UPN, ayer durante la rueda de prensa en la que valoró lo hecho en 2017.

Galería Noticia

Javier Esparza, presidente de UPN, ayer durante la rueda de prensa en la que valoró lo hecho en 2017.

pamplona- Era lógico pensar que UPN iba a hacer un balance apocalíptico del año 2017. Lleva haciéndolo desde hace tres años. Pero imaginar un ataque tan furibundo contra el Gobierno foral que acaba de firmar una histórica actualización del Convenio Económico que beneficia a toda Navarra supera los cánones del propio partido regionalista.

Javier Esparza comenzó 2018 tal y como cerró 2017: recluyéndose en una oposición histérica con la que apretar las filas entre los suyos, pero siendo incapaz de hacer un análisis crítico sobre un año clave en la legislatura. Se vio con sus declaraciones sobre la reciente actualización del Convenio Económico que ha conseguido el Gobierno de Navarra frente al Ejecutivo del PP, y por el que se pagará un 23% menos por las cargas no asumidas y retornarán 215 millones a las arcas forales. Sus palabras redondearon el perfil camaleónico que ha mantenido Esparza en todo el proceso de negociaciones, en el que UPN ha pasado de aliado del Estado a ridiculizar directamente al Gobierno foral.

En enero de 2017, Esparza censuró que el Gobierno foral no pagase los 613 millones que pedía Madrid. Luego, conforme vio que sus maniobras en Madrid eran inútiles y que el Ejecutivo foral se acercaba a un acuerdo beneficioso para Navarra, el dirigente regionalista corrigió su postura y dijo que el acuerdo tendría que cerrarse en 450 millones. Y ayer concluyó su jugada arrogándose un “apoyo discreto desde el punto de vista político” que nunca ha existido y ridiculizando el fruto del trabajo de todo un año por parte de funcionarios de la Hacienda Foral.

“Histórico no es, porque es algo que se firma cada seis o siete años. Histórico es que Osasuna gane la Liga”, dijo, banalizando un logro que permitirá a Navarra cuadrar cuentas sin hacer recortes. Además, Esparza volvió a defender que Navarra “no tenía razón” cuando decidió no pagar los 613 millones que pedía Madrid (se hizo en base al artículo 63.2 de la Ley del Convenio) y se burló de que la cantidad final “está fuera de la horquilla”, volviendo a decir que con UPN se cerró la aportación en 485 millones y no en 510 como ahora. Algo que es cuanto menos inexacto, ya que Esparza se olvida que a los 485 millones de los que presume en 2010 hay que sumarles los 30 del impuesto de hidrocarburos que ya están incluidos en la reciente actualización.