Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
“todas las hipótesis sobre la mesa”

Hallan ropa y la mochila del joven Jon Bárcena a orillas de Urrunaga

El joven fue visto con vida por última vez el domingo, un día después de su desaparición
La Ertzaintza mantiene “todas las hipótesis sobre la mesa”
La búsqueda, que suma ya cinco días, se ha reanudado esta mañana

Carlos Mtz. Orduna - Jorge Muñoz - Viernes, 5 de Enero de 2018 - Actualizado a las 06:17h

Chabola próxima al pantano de Urrunaga, donde Jon Bárcena pudo refugiarse. Fotos: Jorge Muñoz

Chabola próxima al pantano de Urrunaga, donde Jon Bárcena pudo refugiarse. (Fotos: Jorge Muñoz)

Galería Noticia

Chabola próxima al pantano de Urrunaga, donde Jon Bárcena pudo refugiarse. Fotos: Jorge MuñozChabola próxima al pantano de Urrunaga, donde Jon Bárcena pudo refugiarse. Fotos: Jorge MuñozLos buzos de la Ertzaintza rastrearon el pantano alavés para tratar de localizar el paradero del joven berriztarra. Fotos: Jorge Muñozpor tierra, agua y aire
  • Flecha Ver anterior
  • Flecha Ver siguiente

legutio- Un amplio operativo de la Ertzaintza compuesto por submarinistas, especialistas en rescate, de la unidad canina y un helicóptero siguió peinando ayer, por segunda jornada consecutiva, el entorno del municipio de Legutio para tratar de dar con el paradero de Jon Bárcena, el joven de 19 años a quien se perdió la pista el pasado sábado 30 tras salir de excursión al monte Gorbea con un grupo de amigos. La búsqueda se centró tanto en las inmediaciones como en el interior del embalse de Urrunaga, en las proximidades del puente de Elosu, donde en las últimas horas han aparecido indicios claros de la presencia del vecino de Berriz un día después de su desaparición.

Se trata de una zona apartada y boscosa que desemboca en una de las lenguas del pantano y a la que sólo puede accederse por un camino de tierra, muy embarrado estos días, después de dejar atrás varios caseríos situados junto a un cruce con la N-240. Varios testigos han apuntado a los investigadores que vieron a Jon solo y “deambulando” por la tarde-noche del domingo en esta zona, donde además se han encontrado distintos efectos personales del joven.

Anteayer, su cartera y unas llaves sobre un pequeño mojón de piedra, lo que unido a estos testimonios motivó la inmediata suspensión del dispositivo de búsqueda en el Gorbea, situado a una quincena de kilómetros. Y ayer, varias prendas de vestir del joven, incluidas sus botas de monte, en diferentes orillas del embalse. Ya por la tarde, la Ertzaintza también localizó la mochila de Jon en la superficie. La investigación ubica también al joven vizcaíno en una pequeña chabola utilizada por pescadores muy cercana a una de las orillas del pantano, en la que pudo cobijarse. Pese al intenso rastreo, tampoco pudo darse ayer con Jon y el operativo quedó suspendido cuando oscureció, sobre las 18.30 horas. Esta mañana a primera hora volverá a reanudarse.

zona acotada El viceconsejero vasco de Seguridad, Josu Zubiaga, dio cuenta poco antes del mediodía e in situde los últimos avances de la búsqueda,junto a la que “en paralelo” se mantiene abierta una investigación a cargo de la Ertzain-etxea de Gasteiz. Dadas las “evidencias” de que el joven ha estado en la zona, ésta ha sido acotada para facilitar su “batida” a cargo de los distintos especialistas, que siguen teniendo como objetivo fundamental “encontrar a Jon y encontrarlo vivo”. La búsqueda “se abrirá a otras zonas” del entorno en función del transcurso de las investigaciones. “Uno de los indicios apuntan a que puede estar en el agua, pero es sólo una de las hipótesis. En base a la investigación y los datos, la búsqueda se centrará en una o varias zonas”, detalló el viceconsejero de Seguridad.

Según informaron fuentes de la Ertzaintza a última hora de la tarde, los responsables del operativo mantendrán esta mañana una reunión en la que decidirán en qué zona se retoma la búsqueda, aunque es muy probable que siga centrada en el entorno del embalse a la vista de las últimas evidencias. Pese a que ya han pasado seis días desde la desaparición, la Ertzaintza mantiene “todas las hipótesis sobre la mesa”, ninguna de las cuales fue descartada al suspenderse ayer de nuevo el operativo. Según enumeró anteayer el propio Zubiaga, “la desaparición puede haber sido voluntaria, puede haberse extraviado, haber tenido un desvanecimiento o estar desorientado”. En cualquier caso, los testigos que lo vieron por última vez el pasado domingo en la zona del embalse “no llegaron a tener contacto con él”, según el viceconsejero. “Puede estar en el agua, en la tierra, vivo... Tenemos un hecho cierto, que está desaparecido”, apuntó Zubiaga

El viceconsejero también alertó sobre la presencia de diferentes bulos y “rumores” en las redes sociales, como que el joven fue visto en alguna localidad cercana a su pueblo o incluso que se había puesto en contacto con su familia, que “en cualquier caso no es cierto”. “No hay fuentes, sino rumores de las redes sociales. Debemos ser muy serios en todos los casos y distinguir cuál es la información contrastada y oficial de lo que son rumores. Lo que sí es cierto es que la investigación de la Ertzaintza está en permanente contacto con la familia, que es la primera a la que se comunica y con la que se contrasta cualquier novedad e indicio”, apuntó el viceconsejero. Zubiaga tampoco quiso aportar detalles sobre los testimonios que los familiares o allegados del joven han aportado a la investigación del caso, como las razones que esgrimió Jon para separarse de sus amigos en el monte al sentirse indispuesto.

giro a los acontecimientos Después de tres días y medio de intensa batida en el parque natural del Gorbea, en la que llegaron a tomar parte hasta 600 personas entre voluntarios y profesionales, el dispositivo para tratar de localizar a Jon se trasladó este pasado miércoles al mediodía al entorno del embalse cuando se confirmó la localización de sus primeros efectos personales. El joven inició la ascensión al monte la víspera de la Nochevieja con unos amigos desde la cantera de Murua, pero en un momento dado optó por dar la vuelta y regresar a la zona donde habían aparcado su vehículo. El grupo que lo acompañaba, que ya no volvió a verle, denunció su desaparición en torno a las 19.00 horas.

En esos primeros días, efectivos de la Ertzaintza y de la DYA, Bomberos de Araba y Bizkaia, Cruz Roja, espeleólogos, guardas forestales y perros de rescate se centraron en las zonas más complicadas del monte ayudados por un amplio grupo de amigos, familiares y aficionados a la montaña, que tuvieron en el polideportivo de Gopegi su base de operaciones. La última pista de Jon, sin embargo, se ubica ahora varios kilómetros al Este de este municipio alavés.

al detalle

Hallazgos. La investigación sitúa al joven Jon Bárcena en el entorno del embalse de Urrunaga, cerca de Legutio y del monte Gorbea, donde sus amigos lo vieron por última vez. Junto a su cartera y sus llaves, allí han sido localizadas también varias prendas suyas, sus botas de monte y su mochila.

Testimonios. Testigos han asegurado a los investigadores que vieron al joven vizcaíno solo y “deambulando” por la zona por la tarde noche del domingo, un día después de que fuese denunciada su desaparición. Sin embargo, “no llegaron a tener contacto con él”, según Josu Zubiaga.

la frase

El viceconsejero de Seguridad remarcó ayer que “todas las hipótesis” sobre la desaparición del joven “están sobre la mesa”.