Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

La decisión del Supremo de mantener en prisión a Junqueras espolea el acuerdo entre los independentistas

Miguel Aizpuru - Sábado, 6 de Enero de 2018 - Actualizado a las 06:15h

Las entidades soberanistas se concrentaron el jueves en la plaza de Sant Vicenç dels Horts, municipio en el que Oriol Junqueras fue alcalde.

Las entidades soberanistas se concrentaron el jueves en la plaza de Sant Vicenç dels Horts, municipio en el que Oriol Junqueras fue alcalde. (Foto: Efe)

Galería Noticia

Las entidades soberanistas se concrentaron el jueves en la plaza de Sant Vicenç dels Horts, municipio en el que Oriol Junqueras fue alcalde.

Pamplona- Tal y como se esperaba, el Tribunal Supremo rechazó el recurso de Oriol Junqueras, que continuará en prisión hasta nuevo aviso. Los magistrados del Tribunal Supremo, Francisco Monterde, Alberto Jorge Barreiro y Miguel Colmenero, rechazaron ayer por unanimidad la puesta en libertad del vicepresident destituido, ya que sostienen que hay indicios de que ha cometido delitos de rebelión, sedición y malversación y que existe un riesgo relevante de reiteración delictiva al no existir constancia de que el vicepresident cesado tenga la intención de abandonar la vía unilateral, a pesar de su llamamiento a la “bilateralidad”.

El Supremo asegura que no se trata de impedir que Junqueras defienda su proyecto político, “sino de evitar que lo haga de la misma forma” que hasta ahora. “No existe en la actualidad ningún dato que permita entender que la intención del recurrente sea prescindir de la posibilidad de ocupar el mismo o similar lugar político al que le permitió, por el poder político del que disponía, ejecutar los actos delictivos que se le imputan”, precisan los magistrados en su resolución.

Ante esta nueva decisión judicial, las formaciones independentistas mostraron ayer una mayor unidad que en los últimos días y dejaron entrever que el acuerdo entre JuntsxCat, ERC y la CUP podría estar cercano, más si cabe después de las reuniones que republicanos y anticapitalistas han mantenido con Puigdemont en Bruselas en las últimas horas. El tiempo corre -el Parlament inicia su andadura el día 17- y los contactos se intensifican para iniciar la legislatura con un frente soberanista que haga valer su mayoría parlamentaria.

Como ya ha ocurrido en anteriores ocasiones a lo largo del procés, han vuelto a ser los tribunales españoles los que han ejercido de resorte para reforzar la unidad entre los independentistas, ahora más centrados que nunca en materializar un nuevo Govern y alejar el fantasma de la repetición de elecciones, que en ningún caso les conviene. Ahora, JuntsxCat y Esquerra se ciñen a un único plan con una clara consigna: restituir a Carles Puigdemont al frente de la Generalitat. La incógnita es cómo lo harán.

Los dirigentes de ERC se muestran muy confiados en que los soberanistas pronto llegarán a un pacto y aseguran que ya solo contemplan la opción de investir a Puigdemont. “Habrá acuerdo y habrá Gobierno”, zanjó el diputado Joan Tardà. En declaraciones a Cuatro, defendió que los partidos independentistas “no van a traicionar el mandato democrático recibido” el 21-D. En cuanto al debate de los últimos días acerca de que Junqueras fuese investido como plan B, Tardà negó que exista un candidato alternativo. “Nuestro presidente se llama Puigdemont y nuestro vicepresidente se llama Junqueras”.

Sergi Sabrià, portavoz de Esquerra, incidió en esa idea al asegurar que “solo hay un plan”, que consiste en que el president cesado revalide su cargo. “Puigdemont es el ganador de las elecciones”, afirmó en una entrevista en Radio Euskadi. Sabrià cree que es necesario llegar pronto a un acuerdo para iniciar la legislatura: “Somos conscientes de que hay que tener un Gobierno cuanto antes, recuperar las instituciones y acabar con el 155”, resumió.

En JuntsxCat también se han puesto las pilas con la negociación y el propio Carles Puigdemont mantiene contactos permanentes en Bruselas con representantes de Esquerra con vistas a la constitución del Parlament. Además, el miércoles se trasladó a la capital belga una delegación de la CUP, que se reunió con el president destituido con el objetivo de ir desbrozando el inicio de la legislatura y cuestionarle acerca de sus intenciones de cara a la investidura. Por tanto, todo apunta a que el proceso de conversaciones se encuentra ya encarrilado.

GOBIERNO “MIXTO”Una posible solución la propuso ayer el secretario general de la ANC, Enric Blanes, que en una entrevista enOnda Vasca abordó la posibilidad de constituir un Govern con consejeros “sin cartera” en el exilio y otros “en el interior” al frente de departamentos concretos. Blanes reconoce que no sería un Ejecutivo al uso, pero cree que “las circunstancias son tan anómalas que pueden exigir soluciones singulares”.

Desde el PNV, su presidente, Andoni Ortuzar, consideró que la decisión dificulta la convivencia en Cataluña y la solución del conflicto catalán.