Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
Imponen entre 2 y 3,5 años de cárcel

Condenados por robar en Valtierra un camión con una tonelada de hachís oculta en latas de aceitunas

Enrique Conde - Sábado, 6 de Enero de 2018 - Actualizado a las 06:15h

Paquetes de hachís y arena embotados en aceitunas en la carga que fue interceptada en 2015 en Valtierra.

Paquetes de hachís y arena embotados en aceitunas en la carga que fue interceptada en 2015 en Valtierra.

Galería Noticia

  • Paquetes de hachís y arena embotados en aceitunas en la carga que fue interceptada en 2015 en Valtierra.

pamplona- Dos vecinos de la provincia de Barcelona, José Antonio G.C., de 36 años y con antecedentes por lo que se le aplica reincidencia, y Farid Z.A., de 30, han sido condenados a penas de tres años y medio y a dos años de cárcel, respectivamente, después de que en enero de 2015 robaran un camión que había sido obligado a desviarse de su trayecto hasta la estación de servicio de la AP-15 en Valtierra. Ambos pasaron ya seis meses encarcelados por estos hechos. En el asalto intervinieron varios desconocidos, que haciéndose pasar por policías, amordazaron al chófer del tráiler tras desviarle a la gasolinera y lo dejaron maniatado. Fue entonces cuando los dos acusados se hicieron con el camión, que transportaba más de una tonelada de resina de hachís oculta en latas de aceituna. La droga habría alcanzado en el mercado un valor de 1,6 millones de euros. Los acusados condujeron 82 kilómetros hasta Pinseque, en Zaragoza, donde la Guardia Civil, tras ser alertada por el camionero al liberarse de las ataduras, interceptó a los acusados.

En el juicio solo se acusaba a un procesado más, un camionero barcelonés que se desplazó con su propio camión hasta un punto de encuentro en Zaragoza que había pactado con uno de los condenados para enganchar allí el semirremolque. Este tercer hombre resulta absuelto al desconocer realmente la finalidad del trabajo que se le había encomendado y la carga que iba a transportar y que, debido a que la Guardia Civil frustró la actuación, no llegó ni a transportar. El resto de la banda que intervino en el robo no ha podido ser localizado. La Audiencia también absuelve a José Antonio G.C. y a Farid Z.A. de los delitos contra la salud pública y de detención ilegal que le imputaba la Fiscalía y por los que reclamaba para ambos 13,5 años de cárcel.

el remolque iba precintadoLa Audiencia declara probado que varios desconocidos encargaron a una empresa de transportes de Guadalajara que efectuase un transporte de una carga de 14 toneladas hasta Orly (Francia) debiendo recoger el semirremolque que contenía la carga en la localidad de Cabanillas (Guadalajara) y desconociendo la empresa las características del porte. Sobre las 12.30 horas del 12 de enero el chófer enganchó la carga, que estaba precintada, al camión e inició el viaje por la AP-15 hacia Pamplona. Por su parte, el acusado José Antonio G.C. recibió de una tercera persona no identificada el encargo de apoderarse del camión y trasladarlos hasta Barcelona y, tras aceptar el encargo, contactó con el otro acusado. Este puso el vehículo para desplazarse a Guadalajara, donde en un principio iban a robar el camión, pero su plan cambió ya que fueron informados de que el tráiler se detendría en la estación de servicio de Valtierra.

FINGIERON SER POLICÍAs ANTIDROGAEn efecto, a las 4 de la tarde, cuatro desconocidos que circulaban detrás del camión en un VW Golf negro se situaron en paralelo al mismo y colocaron una señal luminosa azul, de vehículo prioritario, como las que usan los coches policiales, para indicarle al camionero que se detuviera. Una vez que este paró el tráiler, salieron del Golf tres encapuchados que se hicieron pasar por policías antidroga y le llegaron a exhibir una placa y una pistola al chófer. Luego le trasladaron hasta un paraje alejado, la ataron las piernas y las manos por detrás de la espalda, lo amordazaron con un trapo y le quitaron el móvil. Lo dejaron allí abandonado hasta que a los 15 minutos el camionero pudo deshacerse de las cuerdas.

Mientras ello ocurría con los ocupantes del VW Golf, los acusados ya se encontraban estacionados en la gasolinera y al ver bajarse al camionero tomaron el vehículo y se dirigieron con el mismo hacia Zaragoza. El tribunal considera que los acusados son autores de un delito de robo con intimidación, puesto que el acto de apoderarse del camión se desarrolló por la fuerza y sin consentimiento del conductor. Es cierto, dice la Audiencia, que no ha quedado probado que los acusados ocuparan el vehículo que hizo parar al camión, pero la intimidación ejercida para que el camión se detuviera “es razonable considerar que debió ser conocida por los mismos previamente y, en todo caso, es indudable que fue apreciada y asumida en el momento de apoderarse del camíon, dado que si estaban allí hubieron de observar la actuación de los desconocidos que provocaron que el camión se detuviera”.

no cometen tráfico de drogasSobre el delito de tráfico de drogas, la Audiencia añade que les absuelve ya que no hay pruebas de que tuvieran conocimiento del contenido de la carga. “El semirremolque estaba precintado, no tenía acceso al mismo, y si bien la sustracción del camión revela el conocimiento de que contenía efectos de cierto valor, ello no permite deducir que tenía que conocer con precisión qué efectos contenía”, dice el tribunal. La Sala dice por último que de las diligencias no se puede deducir que los acusados conocieran la carga de origen, que fue portada desde Cádiz, y que ellos ni han estado en esa provincia ni de los estudios de GPS y móviles se puede desprender que tuvieran conocimiento de la baliza de seguimiento del remolque ni siquiera había huellas de los mismos ni en la baliza ni en los objetos que se transportaban.

Herramientas de Contenido