Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

pago de un canon a partir del martes

El peaje de la N-I dejará 25.000 euros diarios

Los camiones de más de 3,5 toneladas pagarán un canon a partir del martes por circular por esta vía
Los transportistas, resignados tras el “fracaso de la huelga”, se encomiendan a una improbable resolución judicial que paralice esta medida

Mikel Mujika | Itxaso Mitxitorena | Gorka Estrada - Domingo, 7 de Enero de 2018 - Actualizado a las 06:15h

Varios camiones pasan bajo el arco situado en Andoain, uno de los tres que identificará y cobrará a los vehículos pesados que utilicen esta vía desde el martes.

Varios camiones pasan bajo el arco situado en Andoain, uno de los tres que identificará y cobrará a los vehículos pesados que utilicen esta vía desde el martes. (GORKA ESTRADA)

Galería Noticia

  • Varios camiones pasan bajo el arco situado en Andoain, uno de los tres que identificará y cobrará a los vehículos pesados que utilicen esta vía desde el martes.

pamplona- Se acabaron las pruebas y también el debate, aunque los transportistas no descartan nuevas movilizaciones en Gipuzkoa. El peaje para camiones de la N-I y la A-15 es ya una realidad y comenzará a hacer caja pasado mañana: el martes, día 9, a las 00.00 horas. Si se cumplen las previsiones de la Diputación de Gipuzkoa, el sistema de pago free flow (sin barrera) dejará una media de 25.000 euros diarios en las arcas de Bidegi, la sociedad pública que gestiona las autopistas de Gipuzkoa.

El dinero recaudado será empleado para el mantenimiento y mejora de la N-I, una vía por la que a diario circulan 12.000 camiones y otros más de 30.000 vehículos ligeros y de transporte de pasajeros que no tendrán que rascarse el bolsillo. Los arcos instalados en tres puntos de la vía (Etzegarate, Andoain e Irun) serán los encargados de distinguir qué vehículos pagan (camiones de más de 3,5 toneladas) y cuáles no, sin que nadie tenga que detener su marcha ni alterar su velocidad.

Es una medida para recaudar dinero. Nadie lo niega y está basada, según defiende el Gobierno foral, en que los guipuzcoanos no pueden hacer frente solos al coste de una vía que se sitúa en el eje europeo y del que se beneficia todo el tráfico que está de paso. “Justicia social”, asegura el Ejecutivo foral.

Desde 2003, año en que se completó el desdoblamiento del tramo guipuzcoano con la construcción de los cuatro carriles en el puerto de Etzegarate (Idiazabal), solo el mantenimiento ordinario de esta vía le ha costado a las arcas forales un total de 100 millones de euros.

Con este peaje para camiones, se calcula que se obtendrán unos 90 millones de euros en los próximos quince años;seis al año, una vez descontados los gastos de gestión y operatividad del sistema.

El peaje es el fruto de un amplio acuerdo político tras muchos años de esfuerzos y dos intentos frustrados. Finalmente recibió el visto bueno del parlamento guipuzcoano en diciembre de 2016. Hace ya más de un año, con 28 votos a favor y 17 abstenciones. Aunque la fórmula actual, con tres arcos, es fruto de un acuerdo entre el PNV, el PSE y el PP, lo cierto es que todos los partidos representados en las Juntas Generales de Gipuzkoa avalan la implantación de un canon a los vehículos pesados en esta vía.

a la espera del tsjpvSolo queda una incógnita por resolver, de carácter judicial, pero la Diputación de Gipuzkoa confía en que el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV) se pronuncie en contra del recurso presentado por las asociaciones de transportistas españoles contra este peaje. Es la única “esperanza” que le queda a los profesiones del transporte, después de las protestas efectuadas durante años para impedir la implantación de esta medida. Se espera que el tribunal se pronuncie en breve, aunque parece improbable que eche atrás el canon, que cuenta con el visto bueno de la Comisión Europea.

El sector del transporte se ha quedado solo en sus reivindicaciones. Y además, la huelga convocada esta semana, entre el martes y el viernes, no ha tenido gran incidencia. Fue convocado por la Comisión Nacional del Transporte de Mercancías, donde se integran las diferentes asociaciones empresariales territoriales. Pero su efecto ha quedado diluido por dos factores. En primer lugar, el escaso seguimiento que ha tenido en los transportistas extranjeros, que según los cálculos de la Diputación representan casi la mitad del tráfico pesado diario por el territorio.

Y en segundo lugar, porque las asociaciones Guitrans e Hiru, que representan a unos 2.800 transportistas locales, no secundaron este paro por considerar que llega tarde y que además supone, de facto, hacer un boicot a las más de 21.000 empresas de Gipuzkoa, que a su vez son clientes de los transportistas. La Diputación de Gipuzkoa, con los datos de tráfico recabados estos días, no ha dudado en calificar de “fracaso” el paro.

Herramientas de Contenido