Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

La nevada del siglo en Elizondo

El mayor temporal desde 1985 afectó a baztan al completo y causó problemas de telefonía y suministro eléctrico

Un reportaje de Lander Santamaría. Fotografía Juan Mari Ondikol - Domingo, 7 de Enero de 2018 - Actualizado a las 06:15h

La mayor nevada que se recuerda en el Valle de Baztan superó de largo la registrada hace hoy 33 años, el día 7 de enero de 1985, causó problemas pero no daños personales.

La mayor nevada que se recuerda en el Valle de Baztan superó de largo la registrada hace hoy 33 años, el día 7 de enero de 1985, causó problemas pero no daños personales.

Galería Noticia

La mayor nevada que se recuerda en el Valle de Baztan superó de largo la registrada hace hoy 33 años, el día 7 de enero de 1985, causó problemas pero no daños personales.La plaza de los Fueros casi desierta, como casi todo Elizondo.Turismo y fotografía, a mal tiempo buena cara junto al río Bidasoa.

Una copiosa nevada de las que, como se suele decir, no recordaban “ni los más viejos del lugar” descargó desde primera hora de la mañana y durante todo el día de ayer en Baztan, cubriendo todo el valle de una gruesa capa de nieve aunque por fortuna sin que se registraran accidentes ni daños personales. A la hora de cerrar esta información, el puerto de Belate se encontraba cerrado al tráfico, igual que otros pasos de la red secundaria de carreteras, la N-121-B estaba cortada por la caída de un árbol a la calzada, había reventado un tubo de carga de la central hidroeléctrica del barrio de Baigorri en Irurita y otros barrios rurales carecían de luz y teléfono y se encontraban incomunicados además de que seguía nevando con intensidad.

La nieve empezó a caer a primera hora de la mañana, primero tímidamente hasta cesar y luego con fuerte intensidad y en gruesos copos que rápidamente cuajaron en calles y plazas y limitando la circulación de vehículos a su mínima expresión. Las consecuencias de la nevada se dejaron sentir de inmediato, con interrupción total de la red de telefonía móvil en muchos casos y cortes continuos en el suministro eléctrico con los consiguientes problemas, ya que afectaron en algunos casos al funcionamiento de las calderas de gas natural.

El barrio de Beartzun que se comparte entre Elizondo y Elbete está incomunicado, sin suministro eléctrico y sin acceso a la red telefónica

En Irurita reventó un tubo de carga de 1 m de diámetro a una central hidroeléctrica de Iberdrola, y s

Una de las incidencias más espectaculares, aunque muy probablemente por causas ajenas a la tormenta de nieve, se produjo en el paraje Baigorri, en Irurita, donde reventó una tubería de carga a una central hidroeléctrica de Iberdrola de un diámetro exterior aproximado al metro, lo que provocó una brutal salida de agua a la carretera NA-1740 que conduce a Eugi por Artesiaga. La rotura, que por suerte no afectó al caserío Gontxea que está muy próximo, se atribuye al mal estado del material que tiene más de un siglo de existencia, y obligó a intervenir a efectivos de Bomberos de Navarra del parque de Oronoz Mugairi y a personal de la compañía eléctrica, y el agua que por la rotura salió a la calzada obligaba a circular a los vehículos con extremada precaución.

En el barrio de Beartzun que comparten Elizondo y Elbete, todas las casas se encontraban sin luz a consecuencia de la caída de un cable de alta tensión en el paraje de Agozpe cercano a las instalaciones de Baztan Park Abentura. La llegada del atardecer y la oscuridad obligaron a suspender hasta hoy los trabajos de reparación y los vecinos siguieron sin suministro eléctrico, además de que tampoco disponían de teléfono y estaban incomunicados por carretera.

La nevada superó con creces la que se produjo hace 33 años, precisamente un día antes del 7 de enero de 1985, que fue la mayor en mucho tiempo. El peligro que se cierne y se teme es la predicción de lluvias, muy intensas la próxima semana, que podrían originar un rápido deshielo y consiguiente crecida de los ríos.